Enlaces accesibilidad

El ciclón Idai deja al menos 417 muertos y más de un millón de niños afectados en Mozambique

  • Muchas áreas aún no son accesibles y se teme que el número de muertos y víctimas sea mucho más elevado
  • Las inundaciones y el hacinamiento de los refugios puede provocar riesgo de cólera, malaria y diarrea

Por
Un niño es salvado del ciclón Idai, en Mozambique, en un improvisado barco
Un niño es salvado del ciclón Idai, en Mozambique, en un improvisado barco REUTERS SIPHIWE SIBEKO / REUTERS

El ciclón Idai ha arrasado Mozambique dejando, al menos, 417 muertos,según ha informado el ministro de Tierra y Medio Ambiente de Mozambique y un millón de niños afectados, según Unicef

El ciclón azotó la ciudad portuaria mozambiqueña de Beira con vientos de hasta 170 km por hora y se desplazó tierra adentro hacia Zimbabwe y Malawi, arrollando edificios y poniendo la vida de millones de personas en riesgo. La situación de la zona afectada segue siendo crítica.

"Estamos en una carrera contra el tiempo para ayudar y proteger a los niños en las zonas devastadas por el desastre de Mozambique", ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, al final de una visita a Beira, una de las áreas más afectadas por el ciclón Adai.

Grave peligro de contraer malaria y cólera

Según las estimaciones iniciales del gobierno mozambiqueño, 1,8 millones de personas en todo el país, incluidos 900,000 niños, se han visto afectadas por el ciclón que ha azotado el país. Sin embargo, muchas áreas aún no son accesibles Unicef y sus socios en el terreno saben que las cifras finales pueden ser mucho más elevadas. "Las agencias de ayuda apenas están comenzando a ver la magnitud del daño", ha comentado la directora ejecutiva de Unicef.

Una familia salvada del ciclón espera ayuda

Una familia salvada del ciclón espera ayuda EFE TIAGO PETINGA / EFE

Aldeas enteras han sido sumergidas, los edificios han sido arrasados ​​y las escuelas y los centros de salud, destruidos. Mientras continúan las operaciones de búsqueda y rescate, Unicef, Cruz Roja y las oenegés que están trabajando en la zona aseguran que es fundamental tomar las medidas necesarias para prevenir la propagación de enfermedades transmitidas por el agua e impedir que este desastre se convierta en una gran catástrofe.

A Unicef le preocupa que las inundaciones, combinadas con las condiciones de hacinamiento en los refugios, la falta de higiene, el agua estancada y las fuentes de agua infectadas, les pongan en riesgo de contraer enfermedades como el cólera, la malaria y la diarrea.

Padres y madres buscan desesperados a sus hijos 

Las evaluaciones iniciales en Beira indican que más de 2,600 colegios han sido destruidos, 39 centros de salud afectados y, al menos 11.000 casas han resultado totalmente devastadas. "Esto tendrá graves consecuencias en la educación de los niños, el acceso a los servicios de salud y el bienestar mental", ha dichoHenrietta Fore, la representante de Unicef.

"Estamos particularmente preocupados por la seguridad y el bienestar de las mujeres y los niños que todavía esperan ser rescatados o están abarrotados en refugios temporales y en riesgo de violencia y abuso", ha dicho Henrietta Fore. "También nos preocupan los niños que quedaron huérfanos por el ciclón o se separaron de sus padres en el caos que siguió".

Muchos de los niños y las niñas no acompañados pasarán por una situación traumática

Las emisoras de radio en Mozambique alientan a los padres y las madres que han perdido a sus hijos e hijas para que llamen al Gobierno o a organismos de ayuda humanitaria. Save the Children es una las organizaciones que están recibiendo llamadas de padres “desesperados”. "Algunas personas afectadas nos han contactado ya por teléfono, pero tememos que representen solo la punta del iceberg", asegura la responsable del equipo de emergencias de Save the Children en Mozambique, Machiel Pouw. “Esta tormenta ha desgarrado a las familias. Muchos de los niños y las niñas no acompañados pasarán por una situación traumática: algunos han visto cómo las inundaciones arrasaron a su madre o su padre, o han perdido a sus hermanos".

Los organismos de ayuda humanitaria tratan de encontrar a los niños perdidos

Los organismos de ayuda humanitaria tratan de encontrar a los niños perdidos EFE DENIS ONYODI / CICR

Un equipo de la organización ha hallado a cuatro niños huérfanos en uno de los campamentos y está determinando si hay familiares que se puedan encargar de ellos. La entidad está trabajando en coordinación con el Gobierno y con otras organizaciones para reunir a las familias a través de una plataforma online liderada por la Cruz Roja. En ella se están registrando los nombres de las personas desaparecidas.

Las personas están traumatizadas, están de luto y no han encontrado los cuerpos de sus seres queridos

También hay niños y niñas desaparecidos y separados de sus padres y madres en Zimbabue, país que también se encuentra devastado por las inundaciones. Se calcula que solo en el municipio de Kopa hay unas 250 personas desaparecidas. "Las personas están traumatizadas, están de luto y no han encontrado los cuerpos de sus seres queridos", ha contado la responsable del programa de educación de Save the Children en Zimbabue, Shepherd Zvidzai.

Alrededor de 36 áreas de Zimbabue permanecen completamente aisladas. Según el Gobierno, más de 450 personas están desaparecidas; 163 heridas; 4.313 desplazados y algunos de ellos se encuentran ahora en asentamientos temporales.

Cruz Roja Española sobre el terreno

Alrededor de 15.000 personas afectadas por el ciclón Idai dispondrán de agua potable gracias a los 300 bidones, las cinco plantas potabilizadoras y los dos vehículos sobre el terreno que Cruz Roja Española va a enviar al país. Así lo ha declarado Íñigo Vila, jefe de Emergencias de Cruz Roja Española, que además de esta Unidad de Respuesta de Emergencia (ERU, por sus siglas en inglés) desplazará a seis delegados de Agua y Saneamiento al país que se unirán a los cuatro trabajadores fijos de Cruz Roja en Mozambique y a otros tres delegados que trabajan en tareas de coordinación y evaluación desde que se inició la emergencia.

El ciclón Idai ha causado, al menos, 417 muertos

Vista aérea de los daños causados por las inundaciones después de que el ciclón Idai tocara tierra en la provincia de Sofala, Mozambique Central. EPA EMIDIO JOZINE / EPA

Según Vila, la ERU está diseñada para proporcionar 225.000 litros de agua potable al día. "Los estándares internacionales establecen un consumo mínimo de 15 litros diarios por persona, por lo que calculamos que podremos ayudar a unas 15.000 personas diarias", explicó.

La ERU comprende diversas líneas completas de producción de agua potable (elementos de captación, material de saneamiento, depósitos y dispositivos de almacenamiento y vehículos para el transporte). Según Carlos Ortega, jefe del equipo de Agua y Saneamiento que se desplazará a Beira, "nuestro primer paso una vez allí, será localizar una fuente de agua, no importa si está contaminada, para empezar a producir. Nuestro delegado sobre el terreno está identificando las principales zonas de actuación, aunque una vez allí también tendremos que decidir sobre el reparto. A veces se podrá distribuir el agua en el mismo lugar de la potabilización y otras veces habrá que trasladarla a los asentamientos de desplazados", ha explicado.

Noticias

anterior siguiente