Enlaces accesibilidad

El coste laboral por trabajador subió un 0,9% al cierre de 2018, su mayor incremento de los últimos tres años

  • La jornada semanal media pactada (si se considera conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial) fue de 34,2 horas
  • El número de vacantes era de 91.101, si bien la mayoría no tenía vacantes porque no necesitaban trabajadores adicionales

Por
Varios trabajadores de la industria cárnica en una imagen de archivo
Varios trabajadores de la industria cárnica en una imagen de archivo. EFE/Mariam A. Montesinos

El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) aumentó el 0,9% en el cuarto trimestre de 2018 respecto a un año antes y se situó en 2.692,52 euros por trabajador y mes, por lo que marca el mayor incremento para este periodo en los últimos tres años, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este aumento interanual, el coste laboral encadena seis trimestres consecutivos en positivo. La del último trimestre de 2018 ha sido la segunda mayor subida desde finales de 2015, solo superada por la experimentada en el tercer trimestre de 2018, cuando el coste laboral se disparó un 1,9% y registró su mayor alza interanual en cinco años, según señala Europa Press.

El coste laboral se compone del coste salarial -que comprende todas las remuneraciones (salarios, horas extraordinarias, pagos atrasados...), tanto en metálico como en especie y medidos en términos brutos- y de los otros costes -que incluyen cotizaciones obligatorias, percepciones no salariales (como son las indemnizaciones por fin de contrato y la ropa de trabajo) y subvenciones y bonificaciones-.

Según el INE, el coste salarial subió un 0,9% y alcanzó los 2.039,01 euros de media y los otros costes crecieron el 0,7%, hasta los 653,51 euros por trabajador y mes.

14 horas - Los salarios suben pero pierden poder adquisitivo

La construcción registra la mayor subida del coste laboral total

Por sectores, la construcción registra la mayor subida del coste laboral total (un 2,1%), debido al aumento del coste salarial total. Por encima de la media de este trimestre se sitúa también el aumento en los servicios (1%) y por debajo, la industria (0,2%) al caer el coste salarial total como consecuencia de la disminución de los pagos extraordinarios.

Por actividades económicas, el suministro de energía, las actividades financieras e información y comunicaciones son las que presentan los costes laborales más elevados, con 5.985,8 euros, 4.989,6 euros y 3.916,8 euros por trabajador y mes, respectivamente, mientras que los menores corresponden a la hostelería (1.636,9 euros), otros servicios (1.802 euros) y actividades administrativas (1.841,7 euros).

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron País Vasco (3.211 euros por trabajador y mes), Madrid (3.164,6 euros), Navarra (2.985,7 euros) y Cataluña (2.880,3 euros), mientras que los más bajos se dieron en Extremadura (2.223,8 euros), Canarias (2.305,7 euros), Andalucía (2.335,50) y Comunitat Valenciana (2.371,07).

Diferencias entre los empleos a tiempo completo y a tiempo parcial

Asimismo, durante el cuarto trimestre de 2018 la jornada semanal media pactada (si se considera conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial) fue de 34,2 horas, de las que se perdieron 5,1 horas a la semana (3,5 de ellas por vacaciones y fiestas disfrutadas). Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada se reduce a 29,3 horas efectivas de trabajo.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 5,52 euros por hora. Eso sí, mientras que el coste por hora de los primeros es de 16,81 euros, el de los segundos es 11,29 euros. En cualquier caso, este es el nivel más alto de coste por hora en ambos casos desde principios de 2008, cuando ofrece datos el INE.

En cuanto a tiempo de trabajo, los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplican las horas de trabajo efectivo realizadas por los trabajadores a tiempo parcial (33,1 horas semanales, frente a 17,5 horas).

Nueve de cada diez vacantes, en el sector servicios

La estadística se fija también en el número de vacantes, que fue de 91.101 en el cuarto trimestre de 2018. El 88,7% de estos puestos de trabajo que no se habían ocupado se encuentra en el sector servicios, el 7,2% en la industria y el 4,1% en la construcción.

Las comunidades autónomas con mayor número de vacantes en el cuarto trimestre fueron la Comunidad de Madrid (23.776), Cataluña (17.936) y Andalucía (9.878): juntas concentran más de la mitad del total. Por su parte, La Rioja (613), Illes Balears (687) y Cantabria (969) fueron las regiones con menos vacantes.

Eso sí, la mayoría de las unidades preguntadas -el 93,2% según los datos del INE- contestaron que no tenían vacantes porque no necesitaban trabajadores adicionales y solo un 5% no habían incorporado a más trabajadores por su elevado coste de contratación.

Noticias

anterior siguiente