Enlaces accesibilidad

Cataluña

Borràs se escuda en que los trabajadores ponen lazos amarillos en edificios públicos para no retirarlos

  • La consellera de Cultura de la Generalitat acusa a la Junta Electoral de falta de neutralidad
  • Laura Borràs defiende que los lazos amarillos no son un símbolo político, sino un símbolo "transversal" de denuncia

Por
Borràs: "Hay muchos trabajadores que ponen lazos amarillos"

La consellera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borràs, ha defendido la decisión del presidente catalán, Quim Torra, de desoír la orden de la Junta Electoral y mantener los lazos amarillos en la fachada de la Generalitat, porque "el periodo electoral no ha empezado", y son "los trabajadores" los que colocan estos símbolos en el espacio público. la Junta no está siendo neutra y se trata de un símbolo "transversal, de denuncia" y no político. 

En una entrevista en La Noche en 24 Horas, Borràs ha acusado a la Junta, que ha fallado tras una denuncia de Ciudadanos, de falta de neutralidad y ha asegurado que, aunque la Generalitat analiza todos los informes que recibe, Torra está obedeciendo a lo aprobado en el Parlament catalán, que rechazó retirar los lazos.

Preguntada por la presencia de estos símbolos en edificios públicos, la consellera y número dos de JxCat a las elecciones ha dicho que son espacios "neutrales" donde se manifiesta el sentir de distintos colectivos: "Hay muchos trabajadores que ponen esos lazos".

Solo una consejería retira los lazos amarillos después de que Torra desoyera por segunda vez a la JEC

Acusa a la Junta de falta de neutralidad

Borràs se ha preguntado "por qué molestan extraordinariamente y por qué estamos en este nivel de presión" por parte de la Junta Electoral: "La Junta casi se está revelando como una Junta inquisitorial central, la composición no tiene mucha neutralidad por ella misma", ha dicho, para criticar que haya ordenado la retirada de lo que dice "defiende la prisión injusta y el exilio político" de los políticos caalanes juzgados por el proceso independentista en Cataluña. 

La Junta casi se está revelando como una Junta inquisitorial central

Sobre el informe solicitado al Síndic Greuges, Borràs ha afirmado que el Govern "verá cómo se procede" una vez que se pronuncie sobre el dictamen de la Junta. "Lo único que pretende este símbolo es recordar la situación de injusticia que viven nuestros compañeros, el amarillo solo es un símbolo de solidaridad", ha zanjado. 

Noticias

anterior siguiente