Enlaces accesibilidad

Videojuegos | Análisis

'Far Cry: New Dawn' regresa al Edén para empezar 'casi' de cero

  • Continuación de la historia iniciada en Far Cry 5, Ubisoft recicla los mismos escenarios con nuevas tramas y personajes

Por
Captura de una partida del nuevo 'Far Cry: New Dawn' de Ubisoft
Captura de una partida del nuevo 'Far Cry: New Dawn' de Ubisoft UBISOFT

¿Cómo sería el mundo después del apocalipsis? Ubisoft responde a esta pregunta con Far Cry: New Dawn, duodécima entrega de la saga, que, pese a ser una continuación directa de la historia que iniciaron con Far Cry 5, puede entenderse y disfrutarse como un juego completamente independiente.

En la misma línea que sus antecesores, un shooter en primera persona de mundo abierto, el juego desarrollado por la división canadiense de Ubisoft se sube al carro de los escenarios posapocalípticos con viejos y nuevos personajes que competirán por el control de un universo completamente nuevo construido sobre viejos escenarios.

En Far Cry: New Dawn, cruzaremos la frontera hacia un mundo sin ley en el que nos pondremos en la piel de un capitán de seguridad del equipo del experto en levantar comunidades Thomas Rush que llega a Montana para salvar y hacer prosperar un nuevo grupo.

Uno de los escenarios posapocalípticos de 'Far Cry: New Dawn'
Uno de los escenarios posapocalípticos de 'Far Cry: New Dawn

Uno de los escenarios posapocalípticos de 'Far Cry: New Dawn' UBISOFT

Regreso a Hope y choque generacional

El condado de Hope vuelve a ser el escenario de esta nueva entrega que continúa la historia 17 años después del desenlace de Far Cry 5. Tras el apocalíptico final de Joseph Seed, regresamos a los mismos escenarios, ahora dominados por una naturaleza rosa fosforito, después de un invierno nuclear.

Este nuevo mundo pivota sobre tres comunidades y dos generaciones. De un lado, Porsperity, un asentamiento autosostenido liderado por Kym Rye y su hija Carmina al que tendremos que ayudar a prosperar y librarse de la amenaza de Los Salteadores. De otro, el grupo capitaneado por las gemelas Mickey y Lou que domina el mundo bajo un reinado de violencia y graffiti. Y, en medio, Nuevo Edén, lo que queda de la secta supremacista Puerta de Edén que conocimos en el juego anterior, que ha dado la espalda a la sociedad para vivir en armonía con la naturaleza.

Esta mezcla de personajes que sobrevivieron al apocalipsis con otros que nacieron después de él muestra todas las caras que el ser humano puede adoptar ante una situación límite como esta y articula el hilo narrativo del juego para conectar y ofrecer contexto sobre el pasado y el presente del condado de Hope.

Recupera combustible y recursos

Nuestra tarea principal en Far Cry: New Dawn, dejando a un lado un puñado de misiones secundarias, consiste en rescatar especialistas para convencerlos de que se trasladen a Prosperity y recuperar recursos y etanol de manos de Los Salteadores para hacer que la comunidad crezca y prospere.

En esta labor nos acompañará un nutrido grupo de pistoleros que podremos ir reclutando, e uno en uno, a lo largo de la partida. Además, gracias a las opciones online multijugador y siempre que dispongamos de una cuenta de Ubisoft, también podremos conectarnos con un amigo en modo cooperación para que nos ayude a resolver nuestras misiones.

En cuanto al arsenal de armas de que dispondremos, destacan como novedad los lanzasierras de fabricación casera, aunque también tendremos a nuestra disposición las pistolas, fusiles y armamento de mayor calibre al que ya estamos acostumbrados.

Lo mismo ocurre con los medios de transporte, que nos permitirán trasladarnos por todo el mapa por tierra, mar y aire.

Además, por primera vez en la saga, el juego cuenta con misiones en otras zonas de EE.UU. fuera del mapa establecido a las que nos dará acceso el piloto Roger Cadoret a cambio de un buen cargamento de etanol.

Un momento de acción de 'Far Cry: New Dawn'

Un momento de acción de 'Far Cry: New Dawn' UBISOFT

Para repetidores y recién llegados

Sin perder la esencia de escenarios espectaculares a las que nos tiene acostumbrados Far Cry, quizás éste New Dawn peca de cierto exceso visual que, al acomodarse en una estética colorida y underground, termina por resultar irrelevante. Sin embargo, el juego ofrece escenarios distintos que, de vez en cuando, nos harán salir de ese universo rosa que inunda la pantalla.

Más allá de la historia principal, lo importante en Far Cry es la acción. Fiel a esta filosofía, esta nueva entrega ofrece momentos de tensión y violencia trepidantes tanto si te enfrentas a Los Salteadores como si decides salir a cazar. No obstante, el mapa también está salpicado de algunos puzles simples que sirven para hacer avanzar el argumento y funcionan como contrapunto.

En esta ocasión, los enemigos están catalogados por niveles de dificultad y, tras derrotarlos, podrás enfrentarte a ellos de nuevo. La recompensa será cada vez más alta, pero vencerlos será también más complicado.

Por último, entre las misiones secundarias destaca una caza del tesoro fotográfica. El juego propone viajar con un álbum de fotos del antiguo Hope para superponer esas instantáneas a los escenarios actuales. Un regalo para aquellos que jugaron a Far Cry 5.

Conclusión

En resumen, Far Cry: New Dawn no destaca por su historia. Cualquier aficionado al género posapocalítico -ya sea en cine, televisión o videojuegos- se moverá en terreno conocido. Sin embargo, no cabe duda de que estamos ante un videojuego que ofrece bastantes horas de acción y entretenimiento sin complejos.

La narración puede entenderse de manera independiente; pero, al mismo tiempo, se asienta sobre una base que conecta con Far Cry 5. Y, tal vez, esta conexión ha supuesto un lastre creativo en cuanto a la potencia visual de sus escenarios, que se limitan a mantener el nivel de entregas anteriores.

Ahora bien, visto en perspectiva, Far Cry: New Dawn sirve para concluir algunas tramas que quedaron abiertas en el pasado del condado de Hope y, al mismo tiempo, podría funcionar como un puente hacia un nuevo e impactante universo en Far Cry 6.

Noticias

anterior siguiente