Enlaces accesibilidad

Entregan 139.000 firmas en el Congreso para que los barcos de las ONG sigan rescatando migrantes

Por
Los barcos de rescate Aita Mari y Open Arms continuan bloqueados a pesar de las protestas

Casi 150.000 firmas han presentado este jueves en el Congreso de los Diputados las ONG Proactiva Open Arms y Salvamento  Marítimo Humanitario. Con ellas pretenden que el Gobierno permita la salida al mar de sus barcos de rescate Aita Mari y Open Arms que llevan desde enero bloqueados por el Ministerio de Fomento en los puertos de Bilbao y Barcelona "por temas administrativos que hemos alegado las dos organizaciones", explica en el Canal 24 horas de TVE Óscar Camps, presidente de Proactiva Open Arms, a las puertas del Congreso. 

La Capitanía Marítima de Barcelona denegó el permiso al Open Arms para salir al Mediterráneo el 14 de enero. A los pocos días, lo hizo con el Aita Mari. Según el Gobierno, la organización incumplió la normativa internacional que obliga a desembarcar a los rescatados en el puerto seguro más cercano. Por eso, se denegaron los despachos hasta que no se "garantice que existe un acuerdo para el desembarco de los auxiliados con las autoridades responsables de las zonas" en cuestión, es decir, Italia, Malta y Libia.

Sólo en el mes de enero han muerto más de 200 personas ahogadas en el Mediterráneo. El último informe de ACNUR sobre refugiados y migrantes que trataban de llegar a Europa a través del mar, calcula que cada día seis personas pierden la vida intentando llegar a nuestras costas.

Una cuestionada falta administrativa

"Este tema administrativo puede alargarse durante mucho tiempo, así que hemos decidido solicitar que nos dejen zarpar, que liberen estos dos barcos, y lo hemos hecho recogiendo más de 150.000 firmas en dos semanas y queremos pasar de las 300.000", declara Camps ante las cámaras de TVE. 

"En el Mediterráneo central, las personas que huyen de Libia, evidentemente huyen de la persecución, de la esclavitud, de la muerte, de la extorsión", explica este activista de los derechos humanos antes de recordar que se trata de un tema "denunciado por Naciones Unidas y la misma Unión Europea". El presidente de Proactiva Open Arms se lamenta de que, a pesar de estas denuncias "estamos financiando a grupos militares libios para que retengan por la fuerza y contra su voluntad a estas personas e, incluso, las dejen morir en el mar". 

Por su parte, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos alega que "el cierre de puertos en la zona en la que pretenden operar y la negativa de las organizaciones a desembarcar en Libia hace que estos barcos se vean forzados a venir a España —su país de bandera— y que el salvamento se convierta en un transporte de personas", a las que se pone en peligro, asegura el ministro. Y añade que "no tienen certificados para el transporte de un elevado número de personas a bordo".

14 horas - Más de 139.000 firmas piden el desbloqueo del Open Arms y el Aita Mari

Cambios en la política migratoria

El presidente de Proactiva Open Arms asegura que "es mucho más duro entablar un diálogo con políticos que apenas salen del despacho (...) que estar en el mar intentando sacar a madres y niños del agua". 

Camps se muestra extrañado porque "el mismo ministro de Fomento [refiriéndose a José Luis Ábalos] quería firmar un convenio para tener este barco colaborando con Salvamento Marítimo en el sur de España". Y continúa explicando que, lo que en un principio parecía una política migratoria centrada en los derechos humanos, es ahora una política incomprensible: "Se siguen haciendo devoluciones en caliente, pagamos a Marruecos para que las concertinas las pongan ellos y bloqueamos a los barcos humanitarios en el puerto por un tema administrativo". 

Algo que el ministro Ábalos niega por considerar que el Ejecutivo "mantiene su compromiso para auxiliar a los migrantes" que se encuentran en sus aguas. "El Gobierno está comprometido con los Derechos Humanos y la legalidad, las dos condiciones de la política migratoria", añade.

Camino de las 300.000 firmas

“Estas firmas son la prueba de que la sociedad española no quiere dejar de mirar lo que estáis haciendo en nuestro mar, no quiere que nadie se ahogue por las decisiones de unos pocos políticos en Europa”, han recalcado desde la otra ONG, Salvamento Marítimo Humanitario.

La petición de firmas para conseguir el desbloqueo de los dos barcos de rescate se ha publicado en la plataforma 'Change.org'. En ella se puede leer lo siguiente: "9 personas mueren al día ahogadas en el Mediterráneo desde que empezamos el año. 203 en menos de un mes, todas ellas ahogadas tras huir del infierno de Libia. Estas son cifras oficiales, los cuerpos recuperados o cifras basadas en los testimonios de supervivientes, pero hay barcas que se hunden sin testigos, vidas que se pierden y nadie las ve. Sabemos que hay muchas más vidas en el fondo del mar..."

La web lleva, en el momento de redactar esta información, 164.801 adhesiones. Y concluye con este mensaje: "Tenemos que gritarle al Gobierno que somos miles de ciudadanos y ciudadanas los que queremos ayudar a estas personas a quienes su Gobierno está dejando abandonadas. Tu firma les hará ver que no nos representan. Porque somos un pueblo justo y digno que no quiere dejar morir a nadie en el mar".

Presentación del barco de rescate humanitario

Presentación del barco de rescate humanitario "Aita Mari", el 28 de septiembre de 2018, en el puerto de Guetaria, Guipúzcoa. EFE/JUAN HERRERO

50.000 rescatados y 777 ahogados

Casi 50.000 inmigrantes que viajaban en 2.338 pateras fueron rescatados en 2018 por Salvamento Marítimo, ha detallado el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, en el Senado. Un dato que queda ensombrecido al sumar los 777 migrantes que fallecieron en nuestras costas durante el mismo periodo, según el informe anual de ACNUR.

"Un país que a través de sus servicios de rescate salva en 2018 a casi 50.000 personas es un país que tiene un alto sentido de la solidaridad, no hay ninguna duda de eso", ha dicho Saura, en respuesta al diputado de Bildu Jon Iñarritu, quien ha cuestionado el funcionamiento del sistema de salvamento y ha preguntado si el Gobierno va a reforzar este servicio ante el drama migratorio en el Mediterráneo.

Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento de la Cámara Alta, el secretario de Estado ha explicado los distintos convenios con Marruecos y ha detallado que de los 49.688 inmigrantes rescatados el pasado año, 9.717 lo fueron en aguas marroquíes en una zona que por convenios internacionales España tiene asignada para actuar.

Noticias

anterior siguiente