Enlaces accesibilidad

La borrasca Gabriel se aleja tras dejar fuertes vientos y grandes olas en todo el litoral cantábrico

  • En gran parte de la Península se registran lluvias y chubascos, más intensos en el norte
  • Una nueva borrasca llega este miércoles y dejará lluvias que serán persistentes en Galicia

Por
La borrasca Gabriel deja fuertes vientos y oleaje en el litoral cantábrico

La borrasca Gabriel, que mantiene en alerta este miércoles a 25 provincias del norte y el este peninsular, ha dejado fuertes vientos y oleaje, y se aleja ya hacia el interior de Europa, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Después de esta borrasca, vendrá otra procedente del Atlántico que dejará viento, mar, lluvia y nieve que afectará durante los próximos días y, al menos lo que queda de semana, a gran parte de la Península y a las zonas marítimo-costeras, especialmente en las vertientes atlántica y Cantábrica.

La borrasca aún está lejos en el Atlántico pero está avanzando hacia Europa y se profundizará y ampliará su tamaño, de modo que abarcará prácticamente todo el oeste europeo durante los próximos días. La Aemet señala que el centro de la borrasca se situará "muy probablemente" en el norte del mar Cantábrico el viernes y que a partir del sábado empezará a avanzar hacia el este y se irá debilitando. 

La racha máxima de viento que ha dejado Gabriel se ha alcanzado este martes en la estación meteorológica de Estaca de Bares (A Coruña), con 146 kilómetros por hora, seguida de Cabo Busto (Asturias), de 121 kilómetros por hora, y de La Pobla de Benifassà-Fredes (Castellón), de 118 kilómetros.

Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, ha explicado que los 146 kilómetros por hora alcanzados en Estaca de Bares es un dato "serio" que no hay que menospreciar, pues a partir de 120 kilómetros por hora "ya se considera una racha huracanada".

Precipitaciones hoy en casi todo el país, con fuertes vientos en el norte

Lluvia y riesgo de aludes 

El primero de los frentes de la nueva borrasca que seguirá a Gabriel entrará este mismo miércoles por el noroeste de la Península y dejará precipitaciones persistentes y localmente fuertes en áreas de Galicia a partir de la tarde-noche.

Después, el jueves y el viernes estas precipitaciones se extenderán a toda la vertiente atlántica y a la cantábrica, y persistirán también el sábado y el domingo en el área cantábrica y en Pirineos.

La cota de nieve al principio será alta y esto provocará el deshielo de la nieve que hay actualmente, pero con el paso de la borrasca, podrá nevar en cotas relativamente bajas el viernes y bajas y muy bajas el sábado. Durante este episodio se acumularán cantidades "importantes" de nieve en las zonas de montaña del norte de España.

De momento, ya este miércoles se ha ampliado la alerta amarilla por riesgo de aludes en el pirineo oscense.

Viento en amplias zonas de la Península

Otro de los fenómenos más significativos de este temporal será el viento que soplará del oeste pero que el sábado girará a norte, con rachas fuertes o muy fuertes durante el episodio en amplias zonas de la Península así como en el área mediterránea. El viernes se producirán los vientos más intensos en el noroeste de la Península.

Respecto al estado de la mar, en la costa de Galicia el viento de componente oeste podría alcanzar el viernes fuerza 9 y provocará olas de 7 a 8 metros que incluso podrían superar los 8 metros en el litoral oeste de La Coruña y Pontevedra. En las costas del Cantábrico se prevé oleaje de fuerza 8 o 9 con olas de 6 a 7 metros de altura.

El sábado la mar seguirá en muy mal estado en el Cantábrico pero los fenómenos costeros irán disminuyendo al final del día. En cuanto a las costas del Mediterráneo se espera viento del oeste y suroeste fuerza 7 a 8 y olas de 3 a 4 metros especialmente el viernes y sábado.

A partir del sábado por la tarde y durante el domingo, el viento girará a norte y noroeste fuerza 7 a 8 y el temporal marítimo ya sólo afectaría a zonas costeras del norte y sur de Cataluña y a Baleares.

Noticias

anterior siguiente