Enlaces accesibilidad

Ernesto Naranjo, pupilo de John Galliano, causa sensación

Por
Alta costura rápida. Así defie Ernesto Naranjo su trabajo.

“Los ingleses saben venderse muy bien y yo también quiero hacerlo”, dice Ernesto Naranjo, una de las novedades que ha habido en el calendario de MBFWM. “Soy español pero mi trayectoria se ha desarrollado fuera. Ahora quiero retomar mis raíces, que quizá están un tanto distorsionadas con lo que he vivido y aprendido fuera, y lo que pretendo es empujar mi marca en España y después fuera, pero haciéndola desde mi pequeño taller de Sevilla. ¡Quiero que se me conozca por el made in Spain”.

Naranjo, que trabaja en un pequeño taller de Sevilla, apuesta por sus raíces. noticias

Ha presentado su colección en primicia en Madrid y en febrero la llevará a Londres. Cuenta, acelerado, que está saltando de la capital británica a París. Su vida es intensa desde que su carrera despegó. Estuvo en EGO en febrero de 2014 y luego se instaló para estudiar en Saint Martins. Se ha curtido en casas como Balmain y Maison Margiela, donde ha trabajado codo con codo con John Galliano. “Hablo mucho con él, ha madurado mucho y ha cambiado aunque conserva la misma ilusión por su trabajo. Me dice que haga lo que me gusta, que apueste por lo que quiera hacer y no siga las tendencias”.

El negro es protagonista junto a verde, rojo y lila.

Naranjo revela que no tiene pantalones vaqueros ni camisetas en su armario. Es un dandi del XXI que ama la moda. Su colección, claro está, tiene referencias de alto nivel. “Hay guiños a la alta costura por todo lo que he aprendido con Galliano en Margiela pero están también mis raíces andaluzas. Por eso hay madroños en algunas prendas y hago vestidos en pico que me recuerdan a los pañuelos que se ponen las señoras, pero los hago con tejidos sportwear, como algodones, organdí de poliéster… Es una costura más rápida”.

Naranjo ha sido una de las sensaciones del calendario.

Sus estilo es arquitectónico y sus patrones simétricos, “pero se adaptan muy bien al cuerpo de la mujer”. Le gusta la dualidad de colores pero en esta colección vemos alegres rojos, verdes y lilas que comparten paleta con el negro. “No me gustan los estampados, ni los bordados, me gusta más el estilo monocolor”. Asegura que su trabajo tiene un punto de locura y basta con echar un vistazo a su cuenta de Instagram para darse cuenta.

Naranjo estuvo arropado por sus seguidores y por alguien muy especial, el modisto Petro Valverde. "Sus padres me lo enviaron al taller siendo un chaval y enseguida supe que tenía algo especial", dice el maestro. 

Noticias

anterior siguiente