Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Christian Simmon, la aguja que transforma el dolor en belleza

Por
Renaissance es el título del nuevo trabajo de Christian Simmon.

Un teatro, una luz cenital que cae sobre un piano y unas manos que acarician las teclas, las mismas manos que han hecho la colección que va pasando por el escenario, acompañada, además, por la voz del compositor, cantante y diseñador Christian Simmon. Es la primera vez que presenta un trabajo fuera de Ifema. Las dos anteriores las mostró en EGO y ahora sube un escalón en su carrera y se estrena en OFF buscando un nuevo cauce para expresarse. 

Del cuerpo desnudo a la coraza.

"Christian Simmon no es una marca de ropa, es un mundo propio, y en Ifema me veía limitado porque no podía explotar al 100% mi universo, ¡necesitaba otro espacio!", revela. Y en ese otro espacio ha podido contar lo que lleva dentro, lo que ha pasado y lo que quiere tener. "Tras la última colección hice un parón de tres meses para hacer una restructuración y de ahí surgió la idea de renacimiento, de renacer sin olvidar el pasado y lo aprendido..."

El desfile está dividido en tres partes que hablan de la vulnerabilidad, la aceptación y ese volver a nacer. Las primeras piezas son el origen inicial de la colección. Van hechas en tul transparente cosido a mano que representa la pureza, lo virginal. "La idea es quitarse capas, desprenderte de lo negativo para empezar de nuevo. Quería mucha transparencia pero que no fuera vulgar", dice. Una de sus referencias ha sido la obra de Botticelli y la primera modelo se inspira en su famosa Venus. "El volante del vestido es el cabello que le cae por el cuerpo", revela.  

A medida que avanza el desfile aumenta la intensidad de la colección. Entra en punto en mohair hecho a mano, prendas que simbolizan las corazas y armazones "porque todos, aunque no queramos, tendemos a protegernos". Luego hay tejidos más sofisticados que hacen guiños a 'La Primavera' de Botticelli y se usa una paleta de color más llamativa y también negro, un tono que en esta colección tiene una connotación historicista que Simmon actualiza con códigos del siglo XXI. 

Simmon trabaja las transparencias huyendo de la vulgaridad.

En esa mirada al pasado el diseñador hace guiños a sus dos famosos tocayos: Christian Dior y Christian Lacroix. Lo vemos prendas más atrevidas, a veces con volúmenes agrandados, que contrastan con la sobriedad anterior. Igual que los generosos escotes que recuerdan a los que usaban las damas del Renacimiento. "El objetivo es crear un nuevo fondo de armario con nuevos clásicos que hacen guiños a formas del pasado”. Ese pasado que renace y esa mujer que se transforma se materializan en la modelo que abre y cierra el desfile. "Es una metáfora del ave fénix. La mujer deja la virginidad del principio y renace como una diosa". 

Renacer, un concepto que Chistian Simmon trabaja en su colección

Hay diseñadores que hacen ropa, otros que crean moda y otros que se expresan o cuentan historias. Christian Simmon no es un diseñador al uso. Es un artista y, como ha quedado claro, un narrador de historias. Cada colección es un relato en el que refleja su complejo interior. Ahora está en el proceso de quitarse capas, de olvidar la escuela, guardar los apuntes y crecer. Morir como alumno y renacer como creador. Para ello tiene que trabajar duro y seguir creciendo. Ahora en OFF se mide con talentios como García Madrid, Jesús Lorenzo y Juanjo Oliva. La competencia es feroz. Aunque, como ha dicho, la suya no es una marca de moda. Quizá en su universo propio no exista esa rivalidad.

Noticias

anterior siguiente