Enlaces accesibilidad

El Parlamento griego ratifica el cambio de nombre de Macedonia

  • La Antigua República Yugoslava de Macedonia pasa a llamarse Macedonia del Norte por mayoría absoluta
  • La oposición rechaza el texto y se reserva el derecho a vetar la entrada de Macedonia del Norte a la UE si llega al Gobierno

Por
Alexis Tsipras celebra el cambio de nombre de Macedonia
Alexis Tsipras celebra el cambio de nombre de Macedonia. AFP / ANGELOS TZORTZINIS

El Parlamento griego ha ratificado este viernes por mayoría absoluta el cambio de nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia, que pasa ahora a llamarse Macedonia del Norte. 

El denominado Acuerdo de Prespa ha salido adelante con el respaldo de 153 de los 300 diputados de la Cámara, de los que 145 proceden de las filas del partido gubernamental, el izquierdista Syriza; los restantes ocho son parlamentarios independientes, del centro o disidentes de las filas del exsocio de Gobierno, los nacionalistas Griegos Independientes.

El uso de este nuevo nombre es vinculante para todos los países y organismos internacionales, incluidos el más de centenar de naciones que llamaban a esta antigua república yugoslava simplemente Macedonia.

El acuerdo firmado a orillas del lago fronterizo de Prespa en junio del año pasado contempla además que el gentilicio y la lengua sean el macedonio, una cuestión que había suscitado más críticas entre la oposición, que ha acusado al Gobierno de haber hecho demasiadas concesiones ante Skopje, ya que estos términos no incluyen ningún complemento geográfico. 

El parlamento de Macedonia aprueba el cambio de nombre de su país

La oposición, en contra del acuerdo

El primer ministro, Alexis Tsipras, ha vuelto a defender el acuerdo, que, según ha dicho, constituye el punto de partida de una nueva era de estabilidad y progreso en los Balcanes. Tsipras ha acusado a la oposición de no respaldar el Acuerdo de Prespa por intereses partidistas, y no tanto por estar en contra del compromiso en sí.

En ese contexto, el primer ministro ha acusado a la conservadora Nueva Democracia de "hipocresía" y ha afirmado que "su problema no es el acuerdo, sino Syriza", el partido de Tsipras, y que por ello optó por asumir una retórica extremista. El líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, ha dicho por su parte que el acuerdo es un "error" y ha afirmado que si gana las elecciones se reservará el derecho de vetar la entrada de Macedonia del Norte en la Unión Europea, a la vista de que no puede cancelar el acuerdo en sí mismo.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Tsipras salva una cuestión de confianza presentada por Syriza

La recta final del debate ha estado acompañada de una nueva manifestación nacionalista en la plaza de Syntagma, a los pies del Parlamento, si bien la concentración, que se ha celebrado en medio de una intensa lluvia, no ha superado el medio centenar de personas.

El jueves por la tarde se habían concentrado en ese mismo lugar unas 3.000 personas, y el domingo unas 60.000. Las protestas se dirigen contra el uso de un nombre que consideran exclusivo de una región en el norte de Grecia y patrimonio exclusivo del helenismo.

Noticias

anterior siguiente