Enlaces accesibilidad

Ghosn dimite como presidente de Renault antes de ser cesado y la empresa nombra una nueva cúpula

  • La compañía nombra a Jean-Dominique Senard como presidente y a Thierry Bolloré como director general

Por
El presidente y consejero delegado de la alianza automovilística franco-nipona Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, en una imagen de archivo
El presidente y consejero delegado de la alianza automovilística franco-nipona Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, en una imagen de archivo. Johannes EISELE / AFP

Carlos Ghosnencarcelado en Japón desde hace más de dos meses por diversas irregularidades fiscales, ha presentado su dimisión como presidente de Renault este jueves, horas antes de que el consejo del grupo francés se reuniera para destituirlo y nombrar un nuevo equipo directivo.

El nuevo presidente de la compañía francesa es Jean-Dominique Senard, hasta ahora responsable del fabricante de neumáticos Michelin. Junto a él estará Thierry Bolloré, quien como director general y responsable ejecutivo de la compañía supervisará la actividad diaria de Renault.

En un comunicado, recogido por Efe, el Consejo de Administración ha explicado que pone en manos de Senard la "plena responsabilidad del pilotaje de la Alianza (Renault-Nissan-Mitsubishi) por cuenta de Renault, en coordinación con el director general".

De esta manera, el presidente deberá ser el "interlocutor principal con el socio japonés y los otros socios para cualquier conversación sobre la organización y la evolución de la Alianza" y presentar al consejo las proposiciones que surjan en su seno.

El reto "esencial" de la alianza con Nissan y Mitsubishi

En una primera declaración a la prensa en la sede de la compañía, Senard ha subrayado que la alianza con Nissan y Mitsubishi es "esencial" y se ha comprometido a que las relaciones sean "lo más armoniosas posibles" y a trabajar para restablecer la confianza y recuperar la "serenidad" tras los "acontecimientos extraordinarios" recientes.

El primer reto de la nueva cúpula de Renault será restablecer la confianza con Nissan, ya que la crisis generada por la detención de Ghosn ha puesto en evidencia las fricciones entre los socios de la alianza que constituyen junto a Mitsubishi, según señala Efe.

Los japoneses asumen con dificultad la situación actual en la que Renault es su primer accionista destacado, con un 43% del capital, mientras que Nissan tiene únicamente un 15% de las acciones de Renault y sin derecho de voto. El principal accionista de Renault es el Estado francés, que tiene un 15,01% y un 22% de los derechos de voto.

Ghosn, acusado de varios delitos económicos

Ghosn era el presidente y consejero delegado de la alianza automovilística que conforman Renault, Nissan y Mitsubishi cuando fue arrestado en Japón. Poco después, las compañías Nissan y Mitsubishi cesaron al ejecutivo francés, pero no así Renault, que nombró una dirección provisional y que mantuvo a Ghosn al frente de la compañía.

El directivo está acusado de comunicar a los supervisores nipones de unos ingresos menores de los que realmente percibió. En concreto, está acusado de publicar una compensación económica por su responsabilidad al frente de Nissan de menos de la mitad de los 77 millones de euros que recibió durante cinco años desde 2010.

Además, la Fiscalía también acusa a Ghosn, a Nissan y al exdirector representante del fabricante Greg Kelly de no haber declarado parte de las compensaciones recibidas por el máximo responsable de la empresa entre marzo de 2015 y marzo de 2018.

Nissan y Mitsubishi han concluido, tras una investigación interna, que el directivo cobró de forma irregular 7,82 millones de euros de una joint venture creada para explorar las posibles sinergias entre las dos firmas.

Noticias

anterior siguiente