Enlaces accesibilidad

Polonia detiene a un directivo de la empresa china Huawei acusándolo de espionaje

  • El directivo de la multinacional de telefonía podría ser castigado con diez años de cárcel.
  • También ha sido detenido un funcionario polaco de los servicios de seguridad de Polonia

Por
El stand de Huawei en un congreso de telefonía en Las Vegas
El stand de Huawei en un congreso de telefonía en Las Vegas REUTERS

El Gobierno de China ha declarado estar "muy preocupado" por la detención de un directivo de la empresa tecnológica china, Huawei, en Polonia, a quien se le ha acusado de espionaje y se le ha aplicado prisión preventiva. La prensa polaca le ha identificado como Weijinga W. y deberá afrontar una acusación, penada, hasta diez años de cárcel.

En el marco de la misma operación, también se ha detenido a un funcionario polaco de los servicios de seguridad estatales, identificado como Piotr D., que había trabajado en la empresa de telefonía Orange. Piotr D. ha sido acusado de espionaje contra la República y permanece en prisión preventiva.

Huawei, fundada en 1987, se ha convertido en el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones y es uno de los mayores fabricantes de teléfonos móviles.Las oficinas de Huawei y Orange en Varsovia han sido registradas por miembros de la agencia de contrainteligencia y seguridad nacional polacas.

Trato justo y legítimos intereses

Una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha declarado a Efe que Pekín ha solicitado un "trato justo acorde con la ley y la protección efectiva de las partes", así como de los "legítimos intereses". Desde Huawei han aseguraron que la empresa cumple con todas las leyes y regulaciones de Polonia.

No es el primer acto acusatorio contra Huawei. El pasado 1 de diciembre, Meng Wanzhou, directora ejecutiva de la empresa de telefonía china, fue arrestada en Canadá, a petición de Estados Unidos. El motivo: haber violado, supuestamente, las sanciones impuestas por Washington contra IránMeng Wanzhou fue finalmente puesta en libertad bajo fianza, a la espera de que las autoridades estadounidenses presenten una petición formal de extradición. En caso de no hacerlo, la hija del fundador de Huawei quedaría en libertad de forma automática.

Peligro para la seguridad nacional

La detención de Wanzhou inició un conflicto diplomático entre China, Canadá y EEUU, que se agravó con el arresto, en territorio chino, de dos ciudadanos canadienses: Michael Kovrig y Michael Spavor. Ambos fueron acusados por el gobierno de Pekin de presunta implicación en actividades que pondrían en peligro su seguridad nacional.

En enero de 2018, un grupo de legisladores republicanos estadounidenses propusieron un plan para prohibir al Gobierno de Washington que firmara contratos con Huawei y ZTE, alegando la posibilidad de espionaje por China.Varios países han mostrado sus reservas respecto a la expansión de Huawei y su participación en la creación de las redes mundiales de 5G. Sospechas que Pekín considera infundadas. El pasado mes de septiembre, el Gobierno australiano vetó a Huawei y a ZTE (otra gran empresa de telecomunicaciones china) a participar en la red nacional de quinta generación australiana, aduciendo "razones de seguridad" y la "dependencia" de ambas empresas del Ejecutivo pequinés.

Noticias

anterior siguiente