Enlaces accesibilidad

Suecia

El Partido Socialdemócrata y fuerzas de centroderecha llegan a un acuerdo y ponen fin al bloqueo de Gobierno en Suecia

  • El acuerdo, que aisla a la ultraderecha, debe ser ratificado por los órganos de decisión de los respectivos partidos este fin de semana
  • El país nórdico está gobernado por un Ejecutivo en funciones desde septiembre tras unas ajustadas elecciones 

Por
El primer ministro en funciones sueco y líder del Partido Socialdemócrata, Stefan Löfven.
El primer ministro en funciones sueco y líder del Partido Socialdemócrata, Stefan Löfven. REUTERS/Francois Lenoir/File Photo

El Partido Socialdemócrata y tres fuerzas de centroderecha han confirmado este viernes un acuerdo para apoyar un Gobierno rojiverde en Suecia que pondría fin al bloqueo político surgido tras las reñidas elecciones legislativas de septiembre.

El acuerdo, que debe ser ratificado por los órganos de decisión de los respectivos partidos este fin de semana, implica que el socialdemócrata Stefan Löfven -actual primer ministro en funciones- podría gobernar cuatro años más en minoría con los ecologistas y dejaría sin influencia a la ultraderecha, tercera fuerza y aislada por el resto de partidos.

Los cuatro partidos suman 167 de los 349 escaños del Riksdag (Parlamento sueco), por lo que Löfven -que debe ser nominado oficialmente candidato el lunes- necesitará previsiblemente que el Partido de Izquierda, apoyo externo en la anterior legislatura, no vote en su contra. En el acuerdo se destaca sin embargo expresamente que los excomunistas quedarán "fuera de cualquier influencia sobre la dirección política de Suecia en el próximo mandato".

Estancamiento de cinco meses

Löfven ejerce de primer ministro en funciones desde septiembredespués de perder una moción de censura presentada contra él por la oposición tras unas elecciones que ganó su partido por un escaño de diferencia sobre el segundo. Logró 144 escaños por 143 de la llamada Alianza -conservadores, centristas, liberales y democristianos- y 62 del ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), con el que nadie quiere pactar.

Tras la formación de la nueva Cámara, tanto Löfven como el líder conservador, Ulf Kristersson, fueron rechazados en sendas votaciones por el Parlamento como candidatos para formar Gobierno.

Ahora el presidente del Parlamento sueco, Andreas Norlén, se reunirá el lunes con los líderes políticos y previsiblemente nombrará a Löfven candidato a primer ministro en la que será la tercera votación desde septiembre. Se trata de la penúltima oportunidad que tiene el Parlamento sueco para votar un candidato a primer ministro antes de convocar unas elecciones extraordinarias, algo que no ocurre desde 1958.

Acuerdos en materia económica y fiscal

El cambio en el panorama político sueco se debe, según han afirmado los principales actores, como la líder del Partido Centrista, Annie Lööf, a los avances logrados en los últimos días en varias áreas y por la especial situación política en Suecia.

"No es nuestra solución preferida, pero es la mejor posible en una situación difícil", ha señalado en rueda de prensa Lööf, quien debe someter la cuestión mañana al denominado consejo consultivo del partido, máximo órgano. Lööf ha recordado que para gobernar en solitario la Alianza necesitaría el apoyo del SD y que este no sería gratuito.

Por su parte, Löfven ha declarado en un comunicado que "los socialdemócratas consideramos que el acuerdo entre nuestros partidos defendería la democracia y haría avanzar a Suecia mediante reformas necesarias", y ha recordado que hay en marcha "procesos democráticos" en el seno de las fuerzas implicadas con respecto al pacto.

El acuerdo establece una colaboración presupuestaria entre los cuatro partidos, renovable cada año, y reformas en el mercado laboral, el régimen de alquiler de vivienda y la política fiscal.

El Partido Liberal, que tiene 22 escaños por 31 de los centristas, celebrará también un consejo extraordinario el domingo para votar el acuerdo.

Noticias

anterior siguiente