Enlaces accesibilidad

La tormenta Usman deja 126 muertos y 30.000 desplazados en Filipinas

  • Más de 58.000 personas se han instalado en centros de acogida
  • El gobierno filipino ha declarado el estado de calamidad en Caramines del Sur

Por
Imagen de viviendas inundadas en Caramines del Sur (Filipinas) por el paso de la tormenta Usman.
Imagen de viviendas inundadas en Caramines del Sur (Filipinas) por el paso de la tormenta Usman. EFE/EPA/REY BANIQUET/PPD HANDOUT

Las autoridades de Filipinas han elevado este sábado a 126 el número de personas fallecidas y situaron en 26 las desaparecidas por los efectos de la tormenta Usman a su paso por el país antes de fin de año.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres (NDRRMC, sigla en inglés), que cifró en 122 el número de víctimas el pasado jueves, atribuyó la mayoría de las muertes a las inundaciones y corrimientos de tierra.

El NDRRMC, el organismo filipino que coordina la información durante las catástrofes, situó la cifra de desplazados en 300.000 personas y en 60 los heridos.

Estado de calamidad en Camarines del Sur

Del total de afectados, 58.000 filipinos se encuentran una semana después de la tormenta atendidos en centros de acogida instalados en las regiones central y septentrional del país, las más afectadas.

La depresión tropical Usman tocó tierra el pasado 29 de diciembre en el centro del país. Las autoridades declararon el estado de calamidad en Camarines del Sur, una provincia de la región de Bicol, situada en el sureste de Luzón, cuya capital es Pili y que cuenta con una población de casi dos millones de habitantes.

Filipinas recibe entre 15 y 20 tifones todos los años durante la estación lluviosa o del monzón, que comienza por lo general en mayo o junio y concluye en noviembre o diciembre.

Noticias

anterior siguiente