Enlaces accesibilidad

Los muertos en carretera vuelven a caer tras dos años de subidas

  • La DGT ha contabilizado 1.180 fallecidos en vías interurbanas a lo largo de 2018, frente a los 1.198 de 2017
  • El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, avisa de que "no es para tirar las campanas al vuelo"

Por
En 2018 murieron 1.180 personas en la carretera, 18 menos que en 2017

Los muertos en accidentes de tráfico ocurridos en vías interurbanas han vuelto a caer este año tras dos años consecutivos de subidas, según los datos que ha ofrecido este jueves la Dirección General de Tráfico, que ha contabilizado 1.180 fallecidos en las carreteras, 18 menos que los 1.198 de 2017.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha avisado en la presentación del balance anual sobre la siniestralidad del tráfico de que "no es para tirar las campanas al vuelo", aunque la reducción supone un descenso del 1,5%, teniendo en cuenta que se contabilizan las víctimas mortales registradas en las 24 horas siguientes al accidente y solo en la vías interurbanas.

Así, habrá que esperar a mediados de año, cuando se conozcan los fallecidos en vías urbanas y se elaboren los datos consolidados (víctimas mortales a 30 días del accidente, durante la hospitalización), para comprobar si en ese cómputo global 2018 rompe la tendencia de los últimos cuatro años, en los que se han producido subidas de la mortalidad.

El número de desplazamientos se ha incrementado un 2% en 2018 y el parque móvil ha crecido un 3%, al tiempo que también aumentaba el parque de conductores. En este sentido, el ministro ha subrayado que, dada la reducción del número de muertos, disminuir la siniestralidad depende de "la conducta de cada persona que se pone al volante de un vehículo".

Más muertes en las autopistas

De hecho, el ministro también ha indicado que han subido los fallecidos en autopista de 280 en 2017 a 303 el año pasado, según los datos de la Dirección General de Tráfico. Los hombres son "más imprudentes", según Grande-Marlaska, que ha desgranado que el 80% de los fallecidos son varones y el 20% son mujeres.

El titular de Interior ha subrayado que han bajado el número de muertos entre los ciclistas y los motoristas, aunque se ha incrementado un 40% el número de peatones fallecidos, tanto en autovías como en carreteras convencionales.

Grande-Marlaska ha insistido en el uso del cinturón de seguridad en los vehículos y en la utilización de casco en los motoristas, pero ha matizado que no es estadísticamente muy representativo: solo ocho motoristas muertos no llevaban casco.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha insistido en que los datos de accidentes nunca son buenos solo son "malos o menos malos", pero espera que "marquen un cambio de tendencia que se consolide en este 2019".

Nuevas medidas

Sin embargo, las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y de conductores han instado a aprobar medidas urgentes para reducir la siniestralidad. La asociación de víctimas DIA, por ejmplo, ha advertido de que el descenso de la mortalidad puede quedarse en un "espejismo" cuando más adelante se revisen los datos definitivos de fallecimientos y ha denunciado la "inmovilidad" de la DGT.

El Club de Automovilistas RACE, por su parte, coincide en reclamar una plan urgente de inversión en infraestructuras, pero apuesta también por incentivos para renovar el parque automovilístico.

En su comparecencia, Grande-Marlaska ha recordado que se impondrán nuevos límite de velocidad, de 90 kilómetros por hora en las carreteras convencionalesa partir del 29 de enero, y la limitación de 30 kilómetros por hora en ciudad.

Asimismo, ha anunciado una regulación de los vehículos de movilidad personal, que incluyen los patinetes eléctricos, en este primer semestre. Se modificará tanto el reglamento de circulación como el reglamento de vehículos y se tendrá en cuenta su potencia y velocidad.

Noticias

anterior siguiente