Enlaces accesibilidad

La nave OSIRIS-REx de la NASA despide 2018 batiendo récords

  • El asteroide Bennu se va a convertir en el cuerpo más pequeño que se haya orbitado por una nave espacial
  • Además, dicha órbita será la más cercana de un cuerpo planetario descrita por un artefacto fabricado por el ser humano

Por
Representación de la sonda OSIRIS-REx sobre el asteroide Bennu.
Representación de la sonda OSIRIS-REx sobre el asteroide Bennu. NASA

La nave OSIRIS-REx de la NASA tiene prevista una inserción orbital alrededor del asteroide Bennu este 31 de diciembre que batirá sendos récords en la historia de las misiones espaciales.

Así, Bennu se va a convertir en el cuerpo más pequeño que se haya orbitado por una nave espacial. Además, dicha órbita será la más cercana de un cuerpo planetario descrita por un artefacto fabricado por el ser humano (apenas a 1,25 kilómetros de la superficie), según la cuenta en Twitter de la misión.

La imagen de arriba muestra imágenes tomadas por el instrumento MapCam durante la primera pasada de esta nave sobre el polo norte de Bennu, el pasado 4 de diciembre.

Las imágenes fueron capturadas cuando la nave espacial se dirigía hacia Bennu, poco antes de su enfoque más cercano del polo del asteroide. A medida que el asteroide gira y se hace más grande en el campo de visión, el alcance del centro de Bennu se reduce de aproximadamente 11,4 a 9,3 kilómetros.

Recogida de muestras

Este primer paso fue uno de los cinco sobrevuelos de los polos y el ecuador de Bennu que OSIRIS-REx realizó durante su Estudio Preliminar del asteroide. Ya en su aproximación, la nave detectó agua en el asteroide, aunque su objetivo final será recoger muestras del suelo y traerlas a la Tierra para su estudio.

Noticias

anterior siguiente