Enlaces accesibilidad

Los Picapiedra regresan para recordarnos los errores de la sociedad actual

  • Una aguda sátira social en uno de los cómics más ácidos y divertidos de los últimos años
  • Sus creadores son  el guionista Mark Russell y el dibujante Steve Pugh

Por
Fragmento de una portada de 'Los Picapiedra'

Desde 1960 hasta 1966 Los Picapiedra (The Flintstonesse convirtió en el mejor reflejo de la sociedad americana. Una serie de animación que, bajo su aspecto infantil, escondía una sátira de la sociedad de su tiempo, a través del humor más absurdo. De esa forma trataba temas tan serios como las relaciones de pareja, los conflictos laborales, el consumismo, la ludopatía... e incluso la política. Más de 60 años después, ese estilo de humor ha sido recogido por otras series que, según sus propios creadores, se inspiran en Los Picapiedra, como Los Simpson o Padre de Familia

Ahora Los Picapiedra vuelven en las páginas de un cómic que se ha convertido en una de las mayores sorpresas de los últimos años. Y es que Pedro, Pablo y compañía llegan a las viñetas con su mismo estilo ácido y sus mismas armas, el humor y la reflexión, para recordarnos los errores que seguimos cometiendo como sociedad. Y, como siempre, con la intención de reírnos de nosotros mismos para ver si así despertamos de nuestro letargo e intentamos dejar de cometer esos errores, una y otra vez

Los Picapiedra (ECC Comics) es uno de los mejores cómics de este 2018 que estamos a punto de despedir. Una serie que ha sido reconocida con las nominaciones a los Premios Eisner en las categorías de mejor serie limitada, mejor publicación de humor y mejor guionista. Que es un reflejo de nuestras virtudes y miserias; y que ECC ha recogido en un único e imprescindible volumen.

Viñeta de 'Los Picapiedra'

La dura vida en Piedradura

Como en la famosa serie de televisión de Hannah Barbera, el cómic cuenta las peripecias de dos familias del pueblo de Piedradura: Los Picapiedra (Pedro, Vilma, Pebbles y Dino) y los Mármol (Pablo, Betty y Bam-Bam). Pedro y Pablo trabajan en la cantera dirigida por el Señor Rajuela y son aficionados a jugar al boliche (la versión primitiva de los bolos).

Y el pueblo tiene los últimos avances técnicos en dinoaparatos, desde la Motocabra 3000 (una cabra que corta el césped) hasta el abrelatas (un pajarraco con un gran pico), o un moderno lavaplatos (un pulpo con malas pulgas). Sin olvidar los dinosaurios que son usados como máquinas en la cantera.

Pero el cómic también presenta sutiles diferencias. Por ejemplo, Pedro y Pablo Picapiedra son veteranos de una guerra (la del paleolítico, contra la gente de los árboles), que es una clara alusión a la Guerra del Vietnam (A la que los autores critican directamente). Además, Vilma es una artista que llega a exponer sus cuadros

Viñeta de 'Los Picapiedra'

Y, siempre con una acertadísima ironía, el cómic plantea temas tan interesantes como el consumismo, la religión, la adopción, el matrimonio, la política, las relaciones interpersonales, la explotación laboral, la inmigración, el racismo, la economía, la avaricia y la codicia, la especulación inmobiliaria... Así, en sus páginas, asistimos al nacimiento de la religión y la política. E incluso somos testigos del primer intento de matrimonio homosexual.

Sin olvidar que también presenciamos momentos tan interesantes como el embarazo de Vilma, la adopción del pequeño Bam-Bam o la llegada de Dino a la familia. Sin olvidar que descubriremos el significado de la expresión ¡Yabba Dabba Doo! y por qué Pedro lleva una corbata azul (ambas cosas os sorprenderán).

En fin, un cómic que, bajo esa apariencia de parodia, tiene un potente mensaje solidario; que nos invita a conocer mejor a la gente que nos rodea; y que es uno de los más divertidos de los últimos años

Viñeta de 'Los Picapiedra'

Los autores

Un tebeo escrito por un guionista muy especial, Mark Russell (Prez, Superman, Exit Stage Left: The Snagglepuss Chronicles) al que le encanta introducir en sus historias temas sociales actuales, que potencia con un humor muy inteligente y actual, que ha heredado de publicaciones como la revista MAD.

Los estupendos dibujos, que mezclan el realismo con la caricatura, son de Steve Pugh (Animal Man, La Cosa del Pantano). Con un sorprendente estilo que que combina estupendamente con la sátira de Russell.

Diseño de los personajes de Los picapiedra de Amanda Conner

Por cierto, que la actualización de los personajes, en su traslación al cómic ha sido obra de la gran dibujante Amanda Conner, famosa por su trabajo en series como Harley Quinn y Power Gil (también publicadas por ECC)

Una gran serie que no deja de sorprendernos en cada una de sus páginas. Con un montón de chistes, tanto literarios como visuales, que se integran con una sorprendente fluidez en el absurdo relato de las peripecias de Pedro Picapiedra, Pablo Mármol y el resto de esos inolvidables personajes. Un absurdo que no deja de ser el de nuestras propias vidas.

Portada de 'Los Picapiedra'

Noticias

anterior siguiente