Enlaces accesibilidad

Reino Unido | Drones

Descartados como sospechosos los dos detenidos por el uso de drones que colapsó el aeropuerto de Gatwick

  • Las autoridades han informado de que los arrestados han colaborado con la investigación y han sido puestos en libertad sin cargos
  • La investigación de los hechos sigue en curso y han solicitado la colaboración ciudadana

Por
 El aeropuerto de Gatwick retoma la normalidad en uno de los findes de semana más concurridos del año.
El aeropuerto de Gatwick retoma la normalidad en uno de los findes de semana más concurridos del año. REUTERS/Peter Nicholls

La policía británica ha puesto en libertad sin cargos a los dos detenidos sospechosos por el uso de drones no tripulados que obligaron al cierre en dos ocasiones del aeropuerto de Gatwcik en Londres y que afectó a más de 140,000 viajeros.

El agente responsable de la investigación Jason Tingley ha señalado este domingo que los dos arrestados, un hombre de 47 años y una mujer de 54, han "cooperado" con el cuerpo y "ya no son sospechosos" del incidente de Gatwick.

"Es importante recordar que cuando alguien es arrestado en un esfuerzo por avanzar en la investigación no quiere decir que sean culpables", ha afirmado Tingley, que ha subrayado que la policía de Sussex no buscó identificarles públicamente.

Sin embargo, varios medios británicos han publicado este domingo los nombres y apellidos de los dos detenidos, así como fotografías personales.

Colaboración ciudadana

La policía ha señalado que la investigación continúa para encontrar a los responsables del manejo de los drones que obligaron a cerrar el segundo aeropuerto del Reino Unido durante más de un día.

El agente ha pedido la colaboración ciudadana sobre cualquier sospecha o información que pueda servir para esclarecer lo sucedido.

El primero de estos vehículos a motor se avistó cerca de la pista de Gatwick el pasado miércoles 19 de diciembre a las 21.30 hora local, momento en el que el aeropuerto suspendió toda actividad.

La medida de seguridad se alargó hasta el viernes 21 de diciembre a las 06.00, aunque con numerosas cancelaciones y retrasos en los vuelos programados y un nuevo cierre de poco más de hora y media a las 17.10.

Las autoridades aeroportuarias, que han trabajado estrechamente con la policía y con el Ejercito británico para solventar el incidente, han contabilizado en 1.000 los vuelos afectados y en más 140.000 los pasajeros.

 

Noticias

anterior siguiente