Enlaces accesibilidad

Airbnb compartirá con la Agencia Tributaria los datos de los anfitriones desde 2018

  • La plataforma implementará una herramienta al partir del 1 de enero que facilitará los trámites
  • Ha abierto una línea directa gratuita para aquellos que quieran obtener información fiscal adicional

Por
Una mujer busca un apartamento turístico en Barcelona en la plataforma Airbnb
Una mujer busca un apartamento turístico en Barcelona en la plataforma Airbnb AFP / JAVIER SORIANO

Airbnb, plataforma de alquileres privados vacacionales, ha anunciado este lunes que compartirá con la Agencia Tributaria a partir del próximo 1 de enero la información que tenga disponible sobre las transacciones de los anfitriones desde 2018.

Según el director de Políticas Públicas de Airbnb, Patrick Robinson, la ley en España está cambiando y la compañía quiere trabajar con los anfitriones para ayudarles a contribuir en la parte que les corresponde y hacer que el proceso del impuesto sobre la renta sea simple para todos.

Por ello, ha implementado una herramienta -accesible de manera individual por cada anfitrión desde su perfil- para que sea fácil proporcionar la información que las autoridades fiscales requieren y que incluyen los ingresos de los anfitriones y detalles de sus anuncios, como el nombre y la dirección.

Airbnb se alía con Aedaf y Pwc

Airbnb se ha aliado con la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) para ayudar a los anfitriones con sus obligaciones fiscales, y con PricewaterhouseCoopers (PwC), para proporcionar una guía de impuestos, además de abrir una línea directa gratuita para aquellos que quieran obtener información fiscal adicional.

Airbnb llegó la semana pasada a un acuerdo de colaboración en Estonia que permite a los anfitriones informar automáticamente de sus ingresos a las autoridades fiscales de ese país con solo hacer clic a un botón.

A principios del mes pasado, la compañía también respaldó las propuestas en Dinamarca que ofrecen incentivos fiscales a los anfitriones que se anuncien en plataformas que compartan con el Gobierno información básica sobre cuestiones fiscales. Asimismo, desde 2016, Airbnb informa en Irlanda sobre los ingresos generados por los anfitriones a efectos fiscales.

Los anfitriones se quedan con hasta 97 céntimos de cada euro del precio por compartir su espacio, ha explicado la plataforma, para recalcar que, a medida que continúa creciendo, quiere ser un buen socio para las comunidades y seguir trabajando junto con las autoridades fiscales en Europa.

Noticias

anterior siguiente