Enlaces accesibilidad

Estados Unidos no logra la mayoría necesaria para que la ONU condene a Hamás

  • Era la última gran apuesta de la embajadora estadounidense, Nikki Haley, que abandonará su cargo a finales de año
  • Hamás dice que la "fallida" resolución de condena es una bofetada a EE.UU.

Por
La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley. Don EMMERT / AFP

Estados Unidos no ha logrado este jueves reunir la mayoría necesaria para sacar adelante en la Asamblea General de la ONU una resolución condenando por primera vez al movimiento islamista palestino Hamás.

El texto ha obtenido 87 votos a favor, 57 en contra y 33 abstenciones, por lo que no ha recibido el apoyo de dos tercios de la cámara que se requería.

Los países árabes habían solicitado al inicio de la sesión esa mayoría cualificada y la Asamblea General aprobó su petición en una apretada votación (75 a favor, 72 en contra y 26 abstenciones).

Pese a no salir adelante, la iniciativa estadounidense logró un importante apoyo, que contrasta con el tradicional aislamiento que Washington ha vivido en la ONU en casi todo lo relacionado con el conflicto de Oriente Medio.

EE.UU., que ha criticado repetidamente que la Asamblea se pronuncie a menudo contra Israel pero no lo haya hecho nunca contra Hamás, tuvo el apoyo de muchos de sus aliados, de los países de la Unión Europea (UE) y de numerosas naciones latinoamericanas.

Última gran apuesta de la embajadora estadounidense, Nikki Haley

Mientras, los países árabes rechazaron en bloque el texto, al que también se opusieron China y Rusia.

La resolución era la última gran apuesta de la embajadora estadounidense, Nikki Haley, que abandonará su cargo a finales de año y que siempre ha tenido entre sus prioridades defender a Israel ante lo que considera un "doble rasero" en su contra por parte de Naciones Unidas.

Al presentar el texto, Haley denunció este jueves las acciones "terroristas" de Hamás y subrayó que la Asamblea tenía una oportunidad clara para rechazarlas.

Según la diplomática, "no hay nada más antisemita" que no condenar un "terrorismo" contra Israel que no se dudaría en condenar si ocurriese en cualquier otro lugar.

El texto estadounidense criticaba a Hamás "por lanzar repetidamente cohetes hacia Israel y por incitar a la violencia, poniendo a los civiles en riesgo" y exigía a la milicia que ponga fin a "todas las actividades violentas y acciones provocadoras", incluido el uso de cometas incendiarias contra territorio israelí.

El Grupo Árabe, que pidió el voto en contra de la resolución, defendía que el texto buscaba tapar las violaciones por parte de Israel de la legislación internacional y de numerosas decisiones de Naciones Unidas.

Hamás es considerado un grupo terrorista por EE.UU., la UE y otros países, pero no por la ONU

Hamás dice que la "fallida" resolución de condena es una bofetada a EE.UU.

Tras conocer la noticia, el movimiento islamista Hamás y las facciones palestinas han calificado de "bofetada" a Estados Unidos la "fallida" resolución.

"El fracaso de la declaración de EE.UU. en las Naciones Unidas es una bofetada a la administración estadounidense y una confirmación de la legitimidad de la resistencia y un gran apoyo político para el pueblo palestino y la causa palestina", ha dicho el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri.

"La decisión estadounidense de criminalizar la lucha palestina no ha pasado, lo que es un éxito para la causa palestina", ha valorado Munir al Jaghoub, el portavoz del partido nacionalista Al Fatah del presidente palestino Mahmud Abás.

El Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) y la Yihad Islámica también han calificado la votación de "bofetada".

"El fracaso del proyecto de resolución estadounidense es una bofetada a la administración estadounidense. Este fracaso es una victoria de la justicia internacional y la legitimidad de la resistencia palestina", ha declarado en Gaza Talal Abu Zarifa del FDLP.

La Yihad Islámica ha añadido además que "como es habitual, están difundiendo mentiras en el escenario internacional".

El pasado mes el jefe político de Hamás, Ismail Haniye, pidió en una carta a la ONU que reconociera el derecho a la resistencia armada de los palestinos y legitime al grupo como "movimiento de liberación nacional" contra la ocupación israelí.
 

Noticias

anterior siguiente