Enlaces accesibilidad

'Brexit'

El Gobierno británico reconoce que el 'Brexit' perjudicará a la economía de Reino Unido

  • El coste de la salida de la UE sería un 3,9 % del PIB en 15 años con acuerdo, y el 9 % sin acuerdo
  • El Banco de Inglaterra pronostica el hundimiento de la libra y una caída del PIB del 8% si no hay pacto

Por
La primera ministra británica, Theresa May, abandona el número 10 de Downing Street para acudir a la sesión de control en el Parlamento en Londres (Reino Unido). EFE/Rick Findler
La primera ministra británica, Theresa May, abandona el número 10 de Downing Street para acudir a la sesión de control en el Parlamento en Londres (Reino Unido). EFE/Rick Findler

Con o sin acuerdo, el Brexit perjudicará a la economía de Reino Unido. Así lo ha reconocido este miércoles el Gobierno que lidera Theresa May, que, en un intento por demostrar las bondades del acuerdo alcanzado con Bruselas para abandonar de forma ordenada la Unión Europea, ha admitido que la economía caería al menos un 3,9 % en 15 años, si se ratifica ese pacto, mientras que si la salida fuera abrupta y sin acuerdo, alcanzaría el 9 %.

Los datos figuran en un informe elaborado por los ministerios del Tesoro, Empresa y para la salida de la Unión Europea que se ha hecho público coincidiendo con la gira de Theresa May por el país para intentar convencer al Parlamento y a la opinión pública sobre los beneficios del pacto que ha negociado con Bruselas, a dos semanas de que la Cámara de los Comunes vote si apoya o rechaza el texto. 

Aunque el estudio no supone una previsión, los ministerios del Tesoro, Empresa y para la salida de la UE, entre otros, aseguran que la economía se resentirá en todos los escenarios posibles cuando el Reino Unido abandone la UE el próximo 29 de marzo. Con todo, Downing Street prevé que la economía siga creciendo a largo plazo.

Este análisis no muestra que vayamos a ser más pobres en el futuro de lo que lo somos hoy

Durante la sesión en los Comunes de este miércoles, May ha afirmado que el análisis demuestra que el acuerdo "es el que mejor protegerá el empleo y la economía", y ha negado que el país vaya a empobrecerse."Este análisis no muestra que vayamos a ser más pobres en el futuro de lo que lo somos hoy, no lo dice; lo que muestra es que estaremos mejor con este acuerdo", ha declarado May, respondiendo a una pregunta del líder laborista, Jeremy Corbyn

Este, por su parte, ha reiterado que su partido no apoyará el texto acordado con Bruselas: "No es difícil que sea el mejor acuerdo si se trata del único acuerdo", ha dicho Corbyn en medio de las risas de los diputados británicos. 

14 horas - Londres reconoce el impacto del 'Brexit' en la economía británica

Londres tendrá que pedir un préstamo

Los ministerios analizan en el informe el impacto del Brexit, comparado con la pertenencia a la Unión Europea, en los escenarios hipotéticos de no acuerdo, una pertenencia al Espacio Económico Europeo similar a al de Noruega, un pacto de libre comercio al estilo de Canadá y un acuerdo similar al conseguido por el Gobierno.

El llamado Análisis económico a largo plazo señala que, en el mejor de los casos -si el acuerdo pactado por el Ejecutivo asegurara un comercio sin fricciones y los niveles actuales de inmigración- la pérdida económica sería de un 0,6 %.

Con un Brexit sin acuerdo y sin inmigración neta comunitaria, el impacto sería de ese 9,3 % en 15 años, mientras que con un pacto parecido al de May sería del 3,9 % o de solo un 2,5 % si se lograra un comercio sin barreras. Con una pertenencia al EEE, la reducción agregada del PIB sería del 1,4 %, y del 4,9 % con un acuerdo de libre comercio tipo Canadá, siempre que los niveles de inmigración se mantuvieran estables, o de un 6,7 % si la inmigración neta fuera "cero".

El informe también indica que, en caso de ausencia de un pacto bilateral, el Estado británico podría verse forzado a pedir prestados 119.000 millones de libras (134.900 millones de euros) adicionales de aquí a 2035. Esa cantidad se reduciría a unos 26.600 millones (o 30.160 millones de euros) en caso de salir de la UE con un acuerdo similar al negociado por May, que contempla la eventual firma de un pacto de libre comercio británico-comunitario.

En caso de no acuerdo, las regiones británicas más perjudicadas serían el noreste y el noroeste ingleses, el condado central de West Midlands e Irlanda del Norte, mientras que el pacto propuesto por el Gobierno repartiría más el impacto con un mayor efecto en Londres. El ministro de Economía, Philip Hammond, ha puntualizado antes de la publicación del documento que, aunque en todos los casos el país será "económicamente más pobre", el plan del Gobierno "minimizará" el daño.

El Banco de Inglaterra estima una caída del 8 % sin acuerdo

También este jueves, el Banco de Inglaterra ha publicado las pruebas de estrés sobre el sistema financiero británico, que incluyen sus escenarios para la salida de la Unión Europea: según sus estimaciones, un Brexit sin acuerdo y sin periodo de transición provocaría una depreciación de la libra de hasta un 25 % y dispararía la inflación al 6,5 %.

El informe del banco central británico no hace ninguna estimación del impacto del acuerdo cerrado entre Londres y Bruselas, puesto que no detalla la futura relación comercial, sino que establece diversos escenarios. En el más duro de ellos, que corresponde a una salida desordenada, esto es, sin acuerdo, el producto interior bruto nacional caería alrededor de un 8 % sobre el nivel actual de aquí a 2023, el desempleo subiría al 7,5 % y el precio de la vivienda bajaría en torno al 30 %.

Por el contrario, en el caso de que Reino Unido consiga una asociación económica "estrecha" con la Unión Europea, el PIB aumentaría un 1,75 % en los próximos cinco años respecto a la actualidad, y se reduciría en cambio un 0,75 % si esa relación fuera "menos estrecha", apunta la entidad.

Comparado con la situación de la economía en mayo de 2016 -antes de que en junio se celebrara el referéndum del Brexit-, el PIB nacional se reduciría entre un 1,25 y un 3,75 %, con un aumento de la inflación más significativo en caso de una relación comercial "menos estrecha".

Pese a todo, los siete principales bancos del Reino Unido han superado el test de solvencia ante el eventual escenario económico adverso y el gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, ha garantizado que la entidad tomará "los pasos necesarios" para estabilizar la economía "cualquiera que sea la senda que tome el Brexit".

Noticias

anterior siguiente