Enlaces accesibilidad

ERC toma ventaja respecto a JxCat y ganaría las elecciones en Cataluña, según el CIS catalán

  • El barómetro del Centre d'Estudis de Opinió confirma que el partido de Torra y Puigdemont pierde apoyos frente a ERC y CUP
  • ERC ganaría con 36-38 diputados y sacaría hasta 15 a JxCat; Cs dejaría de ser la primera fuerza en Cataluña

Por
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), y su vicepresidente, Pere Aragonés (i).
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), y su vicepresidente, Pere Aragonés (i). EFE

Si se celebraran ahora elecciones en Cataluña, los independentistas volverían a ser mayoría en el Parlament, pero Esquerra Republicana de Catalunya aumentaría su ventaja sobre Junts per Catalunya, la que sigue siendo hoy en día la marca política de Carles Puigdemont. Lograrían entre 36 y 38 diputados, por delante de quien ganó las últimas elecciones autonómicas, Ciudadanos. Mientras, JxCat perdería casi diez escaños respecto a las elecciones del pasado diciembre.

Así se desprende de una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat que ha presentado este viernes el director del ente, Jordi Argelaguet. ERC acumularía un espectacular crecimiento de hasta siete escaños desde sus actuales 31 diputados, y desbancaría a Cs como primera fuerza política en Cataluña, ya que la formación de Inés Arrimadas perdería el mismo número de diputados, pasando de sus actuales 36 a 29-30, según este sondeo.

En términos de estimación de voto, se traduce en que el partido de Oriol Junqueras y Pere Aragonés pasaría subiría hasta el 25,1% de los votos, casi cuatro puntos más que lo que obtuvo en las elecciones del 21-D hace casi un año, y que Cs perdería su 25,35% actual hasta un 21,4%.

También es relevante la caída sin freno de JxCat, que se hunde en votos hasta quedar casi igualado con el PSC (14,8%) aunque beneficiado en escaños, con entre 23 y 24 escaños. Son 10-11 diputados menos que los actuales, en un declive demoscópico continuado desde que se celebraron las elecciones que apearía a la formación de Quim Torra de ser el referente político del independentismo, con unos republicanos que le aventajarían en más de diez puntos porcentuales.

Los exconvergentes serían los grandes perdedores políticos del soberanismo, ya que la CUP estaría cerca de triplicar su presencia parlamentaria. El CEO atribuye en este barómetro a los antisistema 10-11 escaños frente a los cuatro actuales, resultado de duplicar en menos de un año sus votos, de 4,4% al 8,5% de este sondeo. 

La CUP haría posible mantener la mayoría independentista

Es JxCat, el partido que sustenta al actual presidente de la Generalitat, es el que pierde más respecto al barómetro de opinión política del pasado mes de julio. Aun así, las fuerzas independentistas revalidarían la mayoría absoluta en el Parlament y podrían ampliarla gracias a la subida de la CUP. El barómetro del CEO da al independentismo una horquilla de 69-73 diputados en la cámara, por encima de los 68 que marcan la mayoría absoluta y los 70 que tienen ahora.

La encuesta se realizó entre el 20 de octubre y el 12 de noviembre, en un contexto en el que la Fiscalía pidió penas de cárcel de hasta 25 años para los dirigentes soberanistas. La muestra es de 1.500 personas y con un margen de error +-2,53.

El sondeo también afirma que el PSC tendría entre 17 y 18 escaños (14,5% de los votos), Catalunya en Comú entre 12 y 13 y el PPC quedaría último con 2-3. Es decir, los socialistas sumarían un diputado a los que tienen ahora, los 'comunes' ganarían entre cuatro y cinco y los 'populares' siguen perdiendo músculo y podrían perder uno o dos de sus cuatro diputados.

Con este reparto de escaños que asigna el equivalente catalán del CIS, los partidos constitucionalistas perderían peso en el Parlament debido al retroceso de Ciudadanos y del PPC.

En cuanto a las elecciones generales, ERC también ganaría en Cataluña, por lo que los 'comunes' dejarían de ser la primera fuerza. En estos comicios, los republicanos obtendrían 14-15 diputados en el Congreso, mientras que las confluencias, la fuerza más votada en las generales de 2015 y 2016, serían segundos con 10-11 escaños.

Los partidarios de la independencia crecen sin llegar al 50%

La encuesta también refleja que el 47,2% de los catalanes desean que Cataluña sea un Estado independiente, medio punto más que en la anterior oleada del barómetro, lo que rompe la tendencia a la baja registrada en los últimos meses, a rebufo del aniversario del referéndum del 1 de octubre. 

Mientras, el 43,2% de los catalanes se opone a la independencia, un 1,7% menos que en la última oleada, también alterando la tendencia registrada en lo que va de 2018. No obstante, este porcentaje es similar al de octubre de 2017 (43,7%).

Cuando se pregunta a los encuestados respecto a la relación política de Cataluña respecto al conjunto de España, el 38,9% afirma que debería ser un Estado independiente (similar a la última oleada), para el 22,1% debería ser un Estado dentro de una España federal (-0,3% respecto a julio), para el 24% debería seguir siendo una comunidad autónoma dentro de España (-1,5%), y para el 5,9%, una región de España (-1,9%).

En cuanto al sentimiento de pertenencia identitaria, la postura mayoritaria es la de quienes afirman sentirse tan españoles como catalanes (33,1), seguido del 28,2% de los encuestados que solo se sienten catalanes. A continuación, un 21,6% se sienten más catalanes que españoles, el 5,1% afirma sentirse únicamente español, y el 4,9% afirma sentirse más español que catalán.

Junqueras, el político mejor valorado; Torra suspende

En cuanto a los liderazgos políticos, el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión preventiva, es el político mejor valorado por los catalanes, con una puntuación de 5,97 sobre diez, mientras que suspenden el presidente catalán, Quim Torra, y su antecesor, Carles Puigdemont.

El segundo político mejor valorado es también republicano, la dirigente Marta Rovira, huida en Suiza, con una puntuación de 5,16, seguida de la diputada de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament Elisenda Alamany, con un 5,04, y el diputado de la CUP Carles Riera, con un 5,01.

Estos cuatro líderes políticos son los únicos que aprueban, ya que el resto suspenden, entre ellos, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que obtiene un 4,59, y el actual presidente, Quim Torra, con un 4,34.

También suspende el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, valorado por los catalanes con 3,95 sobre diez. Entre los líderes peor valorados por los catalanes se sitúan la líder de Ciudadanos en Cataluña y portavoz nacional, Inés Arrimadas, con una nota de 2,19, y el presidente del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, con 1,47 puntos.

Noticias

anterior siguiente