Enlaces accesibilidad

Economía

El FMI rebaja las previsiones de crecimiento para España y reclama reformas fiscales y laborales

  • Reduce la previsión de crecimiento de la economía en dos décimas, al 2,5%, para 2018 y la mantiene en el 2,2% para 2019
  • Pide mejorar la recaudación del IVA, subir tasas medioambientales, y profundizar en la reforma de las pensiones 

Por
La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en una imagen de archivo. EFE/Alfredo Aldai

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha moderado en dos décimas, hasta el 2,5%, la previsión de crecimiento para España en 2018 y mantiene las expectativas para el próximo ejercicio en el 2,2%, según ha informado este miércoles el organismo, que recomienda al Gobierno español reformas fiscales, laborales y profundizar en la reforma de las pensiones el mismo día que Bruselas ha advertido que el Presupuesto español para 2019 está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal.

La economía española, señala el FMI en un comunicado, continúa "recuperando el terreno perdido en la crisis" pero la recuperación "está madurando" y prevé que a partir de 2019, en el medio plazo, el crecimiento se seguirá moderando hasta una tasa potencial del 1,75%.

En relación a algunos de los nuevos impuestos introducidos por el Ejecutivo español para 2019, el organismo expresa sus reservas sobre los resultados que puedan lograr, particularmente la tasa a los servicios digitales y a las transacciones financieras, mientras que alerta sobre los posibles efectos negativos que la subida del 22% del salario mínimo puede tener en las oportunidades de empleo juvenil y los trabajadores menos cualificados.

La previsión de crecimiento que hace el FMI para 2018 es una décima inferior a lo previsto por el Gobierno, lo que según el el organismo se explica por el debilitamiento de las fuerzas cíclicas y un entorno externo menos propicio.

El organismo rebaja así las expectativas para España en relación a la anterior previsión del 2,7% publicada hace un mes y medio, tras enviar una misión a España a comienzos de octubre, que ya supuso una rebaja de una décima con respecto a sus proyecciones previas, alegando igualmente un empeoramiento del entorno exterior y un debilitamiento de la demanda interna.

Reformas fiscales y laborales

Entre otras medidas fiscales, el organismo recomienda al Ejecutivo español que identifique medidas para mejorar la recaudación del IVA, "reducir las ineficiencias del sistema tributario" y estudiar un aumento de los impuestos ambientales, además de buscar "una mejor eficiencia del gasto público".. 

En relación al mercado laboral, el organismo considera que la tasa de desempleo ha mejorado de forma notable, al haberse reducido al 14,6%, pero ve que persisten desafíos importantes como el desempleo juvenil , la proporción de contratos temporales y el empleo involuntario a tiempo parcial que señala, siguen siendo los más altos de la UE.

En este aspecto, recomienda mejorar la eficacia de las políticas activas de empleo, fortaleciendo la capacidad de los servicios públicos para mejorar la empleabilidad de los jóvenes y los parados de larga duración, además de evaluaciones periódicas de las políticas que ya existen.

España, según el FMI también debería reducir "la segmentación del mercado laboral", hacer los contratos indefinidos más atractivos para los empleadores y "reducir los obstáculos administrativos y legales que aumentan el costo de dichos contratos".

También pide profundizar en la aplicación de la reforma de las pensiones que entró en vigor en 2013, que elevaba la edad de jubilación a los 67 años desde 2027, y al mismo tiempo plantea que se exploren posibles reformas del sistema para "equilibrar su sostenibilidad y su aceptabilidad social". 

Advierte de un mayor déficit en 2019 sin nuevos presupuestos 

En cuanto a las previsiones macroeconómicas del organismo sobre el déficit, lo eleva hasta el 2,8% sobre el PIB para 2018 y advierte de que si el Gobierno no logra sacar adelante sus presupuestos y se prolongan los actuales, el déficit podría quedar en el 2,4% en 2019, cuatro décimas más de lo presupuestado.

Esa previsión del déficit para 2019 ya incluye las medidas anunciadas por el gobierno sobre el impuesto sobre la renta, la subida del salario mínimo y el incremento de las pensiones, por lo que el FMI ve "crítico" tomar medidas adicionales para mejorar el balance incluso aunque no se aprueben los nuevos presupuestos.

Igualmente, advierte de que la deuda pública sigue suponiendo un "riesgo", por lo que urge a tomar medidas ahora que la economía está creciendo aún a buen ritmo y antes de que se encarezca el coste de la deuda y aumente la presión por en envejecimiento de la población.

"No debe retrasarse más la reanudación de la consolidación del déficit primario estructural en al menos el 0,5% anual del PIB (...) hasta que se alcance un equilibrio estructural fiscal y la deuda se encuentre en una clara trayectoria descendente", recomienda.

Posibles consecuencias del Brexit y la crisis catalana

El FMI advierte además de que el proteccionismo internacional y un Brexit sin acuerdo podrían afectar al comercio, lo que perjudicaría las exportaciones e inversiones de España, al tiempo que "la incertidumbre política en países clave de la zona euro" podría aumentar los rendimientos de la deuda española.

En el ámbito interno, la "prolongada incertidumbre" relacionada con Cataluña podría socavar la confianza y lastrar la inversión, según el FMI, que urge a aprovechar "al máximo" las buenas condiciones económicas para reducir más rápidamente el alto nivel de deuda pública y las grandes necesidades de financiación.

"De lo contrario, habrá poco espacio para contrarrestar de manera proactiva las consecuencias adversas de las futuras crisis en la economía", según el organismo internacional, que aboga por preservar y mejorar las reformas pasadas, especialmente para atajar el desempleo y la pobreza juveniles.

 

Noticias

anterior siguiente