Enlaces accesibilidad

Los obispos españoles reconocen su "silencio cómplice" ante la pederastia durante años

  • El secretario general de la Conferencia Episcopal lo enmarca en una "inacción de toda la sociedad" ante estos delitos
  • Celaá y los obispos se reunirán el 3 de diciembre para debatir la reforma educativa, que afecta a la asignatura de Religión

Por
Los obispos españoles reconocen su "silencio cómplice" ante la pederastia durante años

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha admitido que durante años la Iglesia ha guardado un "silencio cómplice" ante los casos de pederastia en el seno de esta institución, que ha enmarcado en un contexto de "inacción de toda la sociedad española" ante estos delitos.

"Es verdad que la Iglesia está obligada a un testimonio más coherente que nadie, pero esto no exime al resto de asumir su cuota de responsabilidad en esta cultura común compartida de silencio", ha considerado Gil Tamayo, sacerdote y portavoz de los obispos españoles, en una entrevista con Efe concedida una semana antes de concluir su mandato como secretario general de la Conferencia Episcopal.

El también portavoz de los obispos españoles ha considerado que la "inacción" de la Iglesia ha sido la misma que la de toda la sociedad española. "Compartíamos esa cultura y ahora nos percatamos de que ha sido un silencio cómplice".

"Ahora hay una condena justa de la sociedad, pero hemos convivido hasta hace no mucho tiempo con una dejación social con estas cuestiones igual que se ha convivido, desgraciadamente, con la violencia contra la mujer", ha comparado.

La Iglesia, "criminalizada" por la pederastia

Tras reconocer la responsabilidad y el silencio de la Iglesia ante la pederastia, Gil Tamayo ha aseverado que en España existe una campaña "intencionalizada" para desacreditar a esta institución y en la que no se duda, incluso, en instrumentalizar a las víctimas y convertir su testimonio en un espectáculo.

En su opinión, se está "criminalizando" a la Iglesia mediante una campaña mediática y política con el objetivo de "desacreditar a una institución que puede levantar la voz ante otras cuestiones e interesa callarla".

Tampoco está de acuerdo con que las penas o el castigo que impone la Iglesia a los pederastas sean "leves". "Las penas han sido más leves por parte del Estado, que las prescribe" y que deja a las víctimas sin posibilidad de defenderse, ha dicho.

El secretario general de la CEE ha reconocido que aún no se pueden cuantificar los casos de abusos sexuales a menores, aunque se está trabajando para "prevenir, curar, reparar y castigar", con la intención clara de "acabar con la pederastia en las filas" de la Iglesia.

Reunión con Celaá para debatir la reforma educativa

Por otra parte, el portavoz del episcopado ha avanzado que el nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal se reunirá el próximo 3 de diciembre con la ministra de Educación, Isabel Celaá, para debatir los cambios en la clase de Religión que prepara el Gobierno dentro de su reforma educativa.

Según la propuesta del Gobierno para reformar la ley de Educación (la LOE), la Religión ya no sería materia de oferta obligatoria en 1º y 2º de Bachillerato ni su calificación contará en la nota media de acceso a la Universidad.

La reunión se producirá tras la carta que los obispos españoles enviaron a Celaá tras conocer el contenido de esta propuesta de reforma. En dicha misiva, Gil Tamayo trasladó la sorpresa de los obispos al conocer estos cambios que afectan a la asignatura de Religió a través de los medios y que "la CEE no haya sido llamada a dar su opinión" a pesar de que -recuerda el portavoz episcopal- el 70 % de los alumnos escoge la clase de Religión.

Gil Tamayo ha lamentado que desde hace años la Educación ha dependido de las alternancias políticas y ha criticado la actual etapa de gobierno socialista como "prepotente" y restrictiva en lo que concierne al pacto educativo. 

El aún portavoz de la Conferencia Episcopal Española ha defendido también la permanencia de los colegios que segregan por sexo y ha recordado que el Tribunal Constitucional ha calificado de legítima la existencia de estos centros. "Hay que dejar las ideologizaciones fuera y aprender la ecología de lo humano, y la ecología de lo humano es diferenciada por naturaleza", considera.

Gil Tamayo será ordenado obispo de Ávila el próximo 15 de diciembre, responsabilidad para la que ha sido nombrado por el papa Francisco tras la renuncia de Jesús García Burillo.

Noticias

anterior siguiente