Enlaces accesibilidad

Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, pero el 90% se puede prevenir

  • Hay que evitar factores de riesgo como el alcohol y tabaco, el estrés, la hipertensión o el colesterol
  • Cada año 120.000 españoles sufren esta enfermedad, que supone la primera causa de muerte en mujeres
  • Este lunes 29 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus

Por
En los últimos 15 años, el número de pacientes atendidos en hospitales del SNS por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40%.
En los últimos 15 años, el número de pacientes atendidos en hospitales del SNS por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40%. THINKSTOCK

Cada año unos 120.000 españoles sufren un ictus, una enfermedad cerebrovascular que afecta a una de cada seis personas a lo largo de toda su vida, pero que en la mayoría de los casos (el 90%) se puede prevenir evitando factores de riesgo como el consumo de alcohol y tabaco, el estrés, la hipertensión o el colesterol.

Con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra este lunes 29 de octubre, el presidente de la asociación Freno al ICTUS, Julio Agredano, ha subrayado la importancia de saber cómo identificar los síntomas de esta patología para actuar rápidamente y limitar así los daños que pueda provocar.

Estos síntomas, que generalmente aparecen de manera "brusca e inesperada" son: dificultades para hablar o entender, pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo y alteración de la simetría facial, así como problemas de visión y dolor de cabeza muy intenso. "El riesgo es que la mayor parte de la gente, ante estos síntomas, lo que hace es tumbarse en la cama" y no actúa, con el riesgo que esto supone, ha advertido Agredano.

Así, desde Protección Civil insisten en la importancia de llamar al 112 en el momento en el que se identifique cualquiera de estos síntomas, porque la urgencia en atender al afectado es determinante para su recuperación.

Si un paciente que ha sufrido un ictus es atendido por un neurólogo en las primeras horas, la probabilidad de fallecer o quedar con un discapacidad grave puede reducirse a la mitad. Además, en los últimos años se han introducido nuevas medidas terapéuticas, como la trombólisis o la trombectomía mecánica que, administradas en las primeras horas, aumentan la probabilidad de recuperación neurológica.

Primera causa de muerte en mujeres

Desde la Sociedad Española de Neurología (SEN) destacan que el ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en la población general. Además, es la primera causa de discapacidad en adultos y, en la mitad de los casos, deja secuelas.

Sin embargo, el 90% de los casos se pueden prevenir con hábitos de vida saludables (prevención de obesidad, abandono del tabaco, consumo moderado de alcohol, ejercicio físico) y un control de factores de riesgo como la hipertensión o el colesterol.

Entre el 15% y el 20% de los casos tienen lugar en personas menores de 40 años.

La edad es otro factor de riesgo, ya que la incidencia del ictus aumenta a partir de los 60-65 años, aunque puede aparecer a cualquier edad y, de hecho, entre el 15% y el 20% tienen lugar en personas menores de 40 años. El 50% de las personas que sufran un ictus tendrá secuelas discapacitantes o fallecerá por esta causa.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud estima que el número de casos anuales de ictus se incrementará un 27% en los próximos 25 años.

Actualmente, más de 330.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional por haber padecido un ictus. Además, cada año, más de 27.000 personas mueren en España por sufrir una enfermedad cardiovascular.

Octava causa de hospitalización

Sin embargo, aunque en los últimos años se registra una tendencia a la baja en la mortalidad gracias a los trabajos de prevención, detección precoz y mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria, las enfermedades cerebrovasculares son las causantes del 8% del total de defunciones en hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por otra parte, en los últimos 15 años, el número de pacientes atendidos en hospitales del SNS por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40%, lo que ha hecho que este tipo de dolencias sean ya la octava causa de hospitalización. En el caso concreto del ictus, es responsable de entre el 3% y el 6% del gasto total sanitario.

Noticias

anterior siguiente