Enlaces accesibilidad

Mas pide que se recomponga la unidad soberanista en Cataluña

  • El expresident de la Generalitat opina que "no tiene que haber elecciones en Cataluña"
  • Mas, Ortega, Homs y Rigau comparecen esta mañana ante el Tribunal de Cuentas por el 9N

Por
Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Artur Mas: "Nos quieren arruinar personalmente"

El expresidente de la Generalitat Artur Mas afirma que "no tiene que haber elecciones en Cataluña" y ha urgido a las fuerzas soberanistas a "recomponer la unidad y la mayoría" a favor de la independencia, para "cumplir el mandato" de las urnas.

Este martes ERC impidió que JxCat aplicase la vía de la desobediencia al Tribunal Supremo para contabilizar el voto delegado de sus cuatro diputados suspendidos y, en consecuencia, los independentistas perdieron la mayoría en el Parlament, al no poder sumar más de 65 votos sobre un total de 135 escaños.

Entrevistado en RNE, Mas apunta que, pese a la fractura entre los socios del Govern, "no tiene que haber elecciones en Cataluña; al revés, se tiene que recomponer la unidad y la mayoría a favor del proceso soberanista, porque ese es el mandato de la gente" que salió de las urnas el 21D.

Mas se ha desmarcado del llamamiento de Torra, a los Comités de Defensa de la República (CDR): "Yo no lo habría hecho así", ha dicho el expresident, cuya forma de ejercer el cargo era "distinta" y no acudía a las manifestaciones independentistas para preservar su rol institucional.

Ante el Tribunal de Cuentas

El expresident Mas comparece esta mañana, junto a los exconsellers Joana Ortega, Francesc Homs e Irene Rigau, ante el Tribunal de Cuentas, por fondos presuntamente malversados en la consulta del 9 de noviembre de 2014. La Fiscalía le acusa de usar 5 millones de euros de dinero público. Mas ha recordado que los cuatro ya fueron condenados por la vía penal y el delito de malversación "cayó" durante el proceso.

En su opinión, algunos "están intentando ver si nos pueden arruinar personalmente desde el punto de vista económico", en una "venganza" por haber organizado el 9N. Añade que "se está forzando el Estado de derecho hasta límites insospechados", por lo que está determinado a "llegar a las más altas instancias europeas" para revisar el caso.

Noticias

anterior siguiente