Enlaces accesibilidad

Todo listo para el lanzamiento de BepiColombo, la tercera y más puntera misión a Mercurio

  • El proyecto de la Agencia Espacial Europea despegará el 20 de octubre con tecnología un 85% novedosa
  • Es la primera misión europa al planeta más cercano al Sol y menos explorado del Sistema Solar

Por
El viaje de BepiColombo hasta Mercurio durará 7,2 años.
El viaje de BepiColombo hasta Mercurio durará 7,2 años. ESA

Mercurio es el gran desconocido del Sistema Solar y sobre el mismo hay más preguntas que respuestas, por eso es importante la próxima misión a este planeta, BepiColombo, que despegará el 20 de octubre con tecnología puntera y específica, en un 85% totalmente novedosa.

Así lo han señalado en rueda de prensa representantes de la Agencia Espacial Europea (ESA), responsable de BepiColombo junto a la agencia espacial japonesa JAXA, que, después de dos décadas de trabajo, lanzarán esta "compleja misión" desde la Guayana Francesa.

El despegue, en un cohete Ariane 5, está previsto el día 20 a las 3:45 horas peninsular -a las 22:45 horas del día 19 en Guayana Francesa- y el viaje hasta el "misterioso planeta" durará 7,2 años.

BepiColombo es la primera misión europea a Mercurio -aunque en ella existe cooperación internacional, la participación europea es mayor- y será la tercera al planeta más cercano al Sol: la primera fue Mariner 10 de la NASA -en los 70- y la segunda Messenger, también de la agencia espacial estadounidense y que orbitó el planeta desde 2011 hasta que agotó su combustible en abril de 2015.

Estas dos misiones, sobre todo Messenger, fueron importantes para avanzar en el conocimiento del planeta menos explorado del Sistema Solar, ha señalado Mauro Casale, jefe de desarrollo del segmento de tierra científico de BepiColombo, quien ha afirmado que la nueva misión quiere resolver las preguntas que las otras dejaron abiertas.

Diferentes análisis

Así, BepiColombo analizará la estructura interna de Mercurio y la generación del campo magnético, así como los fenómenos químicos de la superficie, como el hielo que se encuentra en los cráteres de los polos, en permanente sombra y donde se pueden alcanzar los 180 grados bajo cero -en Mercurio también se sobrepasan los 400 grados-.

Precisamente estas temperaturas extremas es lo que hacen de esta misión una de las más complejas de la ESA: según Casale, BepiColombo está equipada con tecnología específica, como una protección multicapa especial o una pintura, con la que se conseguirá salvaguardar sus instrumentos, tanto durante el largo viaje como cuando sus módulos estén posicionados en la órbita de Mercurio.

El nombre de la misión procede del profesor italiano Giuseppe 'Bepi' Colombo, que tuvo un papel esencial en la misión Mariner 10 de la NASA, y esta consta de dos orbitadores independientes, el Orbitador Planetario de Mercurio (MPO, por sus siglas en inglés) y suministrado por la ESA y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio (MMO), suministrado por la agencia espacial japonesa, JAXA.

Ambos serán lanzados conjuntamente y llegarán a su destino gracias al Módulo de Transferencia de Mercurio (MMT), que los propulsará en un viaje que durará más de siete años (una vez se separen del MMT, será el orbitador europeo el que se encargue de la propulsión final hasta Mercurio y la nave japonesa será la primera en desprenderse para ir a su órbita).

La larga duración se debe a que el viaje a Mercurio, si el objetivo es posicionar los módulos en la órbita del planeta, no puede ser directo; estos necesitan hacer una serie de complejas maniobras de frenado tanto durante el trayecto como en la fase final de inserción en la órbita del planeta, ha explicado Santa Martínez, coordinadora del procesamiento científico y archivo de la ESA. El objetivo es que los módulos se adapten a la órbita de Mercurio y lleguen a la misma a una velocidad similar a la del planeta.

Ayuda gravitatoria de tres planetas

Entre otros, BepiColombo llevará a cabo 18 órbitas alrededor del Sol y, para ir reduciendo su velocidad, en el viaje se ayudará de la gravedad de tres planetas en un total de nueve sobrevuelos -uno a la Tierra, dos a Venus y seis a Mercurio-, ha resumido Martínez. Además, tiene un sistema de propulsión eléctrica que aporta cuatro kilómetros por segundo de frenado. La misión, con paneles solares, incluye además unas "selficámaras" que usará para sacar imágenes en la fase de crucero.

BepiColombo, que acumula varios retrasos, ahora está lista para ser lanzada y cuando llegue a Mercurio su fase científica, que comenzará en 2026, durará un año, prorrogable otro; todos los datos científicos se procesarán y archivarán en la sede de la ESA en Villanueva de la Cañada (ESAC) y la antena de Cebreros, en Ávila, será la receptora principal -recibirá y enviará señal a BepiColombo-.

80 compañías de 12 países

Han colaborado más de 80 compañías de 12 países, también España, que ha participado en el desarrollo de componentes electrónicos, antenas de baja ganancia o en componentes para el control térmico.

BepiColombo, con un coste estimado de 2.400 millones de euros, terminará con la colisión de sus módulos en Mercurio.

Noticias

anterior siguiente