Enlaces accesibilidad

El Gobierno recurrirá la apertura de embajadas catalanas en los próximos días

  • Josep Borrell apuesta por "el diálogo dentro del marco constitucional" con Cataluña
  • La portavoz del Govern, Elsa Artadi: "Seguimos adelante"
  • Borrell a Junqueras: "Un referéndum de secesión no está amparado por la ley europea ni internacional"

Por
 Josep Borrell en el Nueva Economía Forum
Josep Borrell en el Nueva Economía Forum EFE/MARISCAL

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado este martes que "en los próximos días" recurrirá ante la Justicia la reapertura de las embajadas catalanas en el exterior "por un problema de procedimiento". "La decisión está tomada y los servicios jurídicos están trabajando para hacerlo bien", ha explicado el ministro al ser preguntado en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Para Borrell, la cuestión es que la Generalitat de Cataluña "no ha cumplido los procedimientos legales en vigor" a la hora de reabrir las oficinas de representación en el extranjero, por lo que "no nos queda más remedio que hacerlo así". La Generalitat debería haber comunicado al Gobierno esta reapertura con tiempo suficiente para que Exteriores emitiese un informe sobre si la oficina se ajusta a los fines y objetivos de la política exterior española.

La Generalitat aprobó en junio un decreto para reabrir las delegaciones de Acción Exterior cerradas al aplicarse el artículo 155: las de Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia. Sólo la de Bruselas ha permanecido abierta desde que en octubre de 2017 el gobierno de Mariano Rajoy decretase el cierre de estas oficinas.

La "amenaza grave" de la pérdida de la integridad territorial

Durante el desayuno informativo, el ministro Borrell ha destacado que "España es un país que tiene una amenaza muy grave que es la pérdida de su integridad territorial" y la posibilidad de ver "amputado el 20 por ciento de su PIB", lo que, a su vez, tiene consecuencias en el exterior que deben ser atajadas por el Gobierno con explicaciones a mandatarios, organismos y sociedad.

No obstante, ha subrayado que la posición del Gobierno frente a Cataluña es la de "intentar bajar la insoportable tensión y hacer todo lo que puede para volver a una vía de diálogo político" por medio de la "distensión y el diálogo dentro el marco constitucional".

La respuesta del Govern

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha afirmado que el ejecutivo catalán seguirá con el plan de reapertura de las delegaciones en el extranjero, empezando por la de Berlín, prevista para este martes.

Ante quienes cuestionan la acción exterior de la Generalitat, Artadi ha enfatizado que las imágenes que a su juicio sí que han "dañado" han sido las relativas a la actuación policial del pasado 1 de octubre y que el anterior ministro de Exteriores Alfonso Dastis "quiso silenciar" en el exterior.

Un referéndum sin amparo legal

El ministro de Exteriores Borrell ha subrayado que, independientemente de lo que asegure el líder de ERC, Oriol Junquerasla celebración de un referéndum sobre la secesión "no está amparado ni por la legislación española ni por la de ningún país democrático".

Además, ha recordado que el secretario general del Consejo de Europa Thorbjorn Jagland, ha dicho que "España es un país que tiene un sistema de derechos consolidado y un sistema judicial independiente" por lo que los problemas de Cataluña se deben resolver en el marco de España.

"No lo digo yo, lo dice él" en respuesta a una petición del expresidente catalán Carles Puigdemont, ha señalado Borrell, quien también ha afirmado que la Comisión de Venecia -cuyo nombre oficial es Comisión para la democracia través de la ley- respondió a las peticiones catalanas de apoyo señalando que cualquier referéndum debe realizarse con el acuerdo de las autoridades del propio país.

Y este es el trabajo que debe realizar el Ministerio de Asuntos Exteriores: difundir la realidad de lo que está ocurriendo, "hacer un esfuerzo pedagógico incesante", ha señalado Borrell. En esa tarea "la posición del Gobierno no es ni dura ni blanda; solo vamos a hablar para resolver los problemas reales y disolver los imaginarios".

Noticias

anterior siguiente