Enlaces accesibilidad

Elecciones a la Presidencia de la CEOE

Recuperar el tiempo perdido, el reto de Garamendi en la patronal

  • Es el principal candidato para dirigir la gran patronal tras la salida de Rosell
  • Deberá recuperar las organizaciones y la imagen perdida de la patronal

Por
Antonio Garamendi, favorito a la presidencia de la CEOE
Antonio Garamendi, favorito a la presidencia de la CEOE EFE / Rodrigo Jiménez

Antonio Garamendi, vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme, ya ha hecho oficial ante la Junta Directiva de la patronal española su candidatura para liderar la principal asociación empresarial española durante los próximos cuatro años.

En esta carrera parte como favorito, no se descarta que sea el candidato único, una vez que el presidente de la patronal catalana, Fomento de Trabajo, Joaquim Gay de Montellà no ha encontrado el apoyo suficiente de su propia organización.

Se trata de unas elecciones muy importantes, pues la patronal, junto con los sindicatos, es la protagonista clave de las relaciones laborales de nuestro país.

Garamendi parte como el principal candidato para hacerse con la presidencia de los empresarios una vez que ha sido el número dos de la actual ejecutiva de la CEOE, presidida por Joan Rosell, frente al que perdió por solo una treintena de los 740 compromisarios que eligen a su presidente en las anteriores elecciones de 2014.

Estuvo a punto de ganar. Pero el entonces máximo responsable de la organización madrileña, Arturo Fernández, maniobró a favor de Rosell buscando su apoyo ante la difícil situación que afrontaba por el caso de las ‘tarjetas black’ que había disfrutado en Bankia, caso por el que finalmente le obligó a dimitir.

Devolver el prestigio perdido por los empresarios

La situación ahora parece muy distinta. Aunque hasta una semana antes de las votaciones previstas para el 21 de noviembre existe la posibilidad legal de presentar candidaturas, los apoyos explícitos que ya ha cosechado hacen prever que Antonio Garamendi se haga con la presidencia para dirigir los destinos de la CEOE hasta el 20 de diciembre del 2022.

Los retos no son menores. Además de su papel en la negociación con los sindicatos y el Gobierno para conseguir un nuevo marco de las relaciones laborales y de la negociación colectiva, tendrá que hacer un esfuerzo no menor para devolver a la patronal parte de lo que ha perdido en los últimos cuatro años.

Garamendi debe recuperar aquellas organizaciones que abandonaron la patronal

Algunos empresarios y antiguos empleados de la organización hablan en primer lugar de la necesidad de que Garamendi vuelva a recuperar a aquellas organizaciones que abandonaron la patronal al considerar que esta se había vuelto banal en los últimos años.

También apuntan a la necesidad de que Garamendi forme en su entorno un equipo cuyas opiniones lleguen a la opinión pública, como ocurrió en las épocas de Carlos Ferrer Salat o José María Cuevas.

La patronal, junto a los sindicatos, ha jugado en nuestra historia reciente un papel protagonista para consolidar nuestro sistema democrático de relaciones laborales. Cuanto más se doten de medios y más fuertes sean empresas y sindicatos, más solida será nuestra sociedad.

Noticias

anterior siguiente