Enlaces accesibilidad

El ascenso del ultraderechista SD en las elecciones en Suecia lo convierte en clave a la hora de formar Gobierno

  • El bloque de izquierda ha conseguido 40,6% de los votos frente al 40,3% de la Alianza,
  • Los ultraderechistas Demócratas de Suecia (SD) alcanzan el 17,6% de los apoyos y 62 escaños

Por
Los socialdemócratas ganan las elecciones suecas por un margen muy estrecho

Suecia afronta un incierto panorama político tras las elecciones generales de este domingo, en las que el bloque gubernamental de izquierda y la opositora Alianza de centroderecha han obtenido casi el mismo resultado y el ultraderechista Demócratas de Suecia (SD) ha subido varios puntos y ha reforzado su papel de árbitro.

Con el 100% de los votos escrutados, el bloque de la izquierda ha conseguido el 40,6% de los votos, lo que se traduce en 144 escaños en el Riksdag, el órganos legislativo sueco. Por su parte, la Alianza ha recabado el 40,3% de los apoyos, lo que supone 143 asientos. 

Los socialdemócratas han vuelto a ganar las elecciones al hacerse con el 28,6% de los votos. El partido del primer ministro, Stefan Löfven, ha mejorado los pronósticos de los sondeos, sin embargo, es el peor resultado de su historia. 

El Partido Moderado (conservador), líder de la oposición, ha sido segundo con el 19,8 %, sus peores cifras desde 2002.

Aunque por debajo de lo que apuntaban los sondeos desde principios de verano, el SD sube casi cinco puntos hasta el 17,6 % y suma cinco comicios seguidos ganando votos. De esta forma, el partido de ultraderecha se hace con 62 escaños.

Los socios en el Ejecutivo de minoría de Löfven, el Partido del Medio Ambiente, caen 2,5 puntos hasta el 4,3 %, mientras que sus aliados externos, el Partido de Izquierda, obtienen el 7,9 %, dos puntos más que en los anteriores comicios.

Sin embargo, los resultados podrían variar cuanto se contalibilice el voto exterior. Las autoridades presentarán el miércoles un resultado preliminar actualizado que incluirá las papeletas del exterior y los votos anticipados enviados por correo en plazo y que no llegaron a los distritos electorales ayer. Los resultados definitivos no se harán públicos hasta este viernes.

Löfven, abierto a negociar entre los partidos 'decentes'

Los otros tres miembros de la Alianza han mejorado sus resultados: el Partido de Centro, del 6,1 al 8,6 %; el Partido Democristiano, del 4,6 al 6,4 %; y el Partido Liberal, del 5,4 al 5,5 %.

El bloque gubernamental ha retrocedido tres puntos porcentuales, mientras que la Alianza ha ganado nueve décimas.

Pero la igualdad entre los bloques y el aislamiento en el que han mantenido hasta ahora al SD, por su corte xenófobo, dificultan las predicciones sobre qué partidos podrían gobernar o incluso si se convocarán nuevas elecciones en caso de que sea imposible un acuerdo sostenible.

Durante una comparecencia pasada la medianoche, Löfven ha asegurado que no tenía pensado dimitir y que, aunque su partido no ha obtenido el resultado esperado, ha sido "claramente" el más votado y ha hecho un llamamiento a enterrar la política de bloques y a negociar entre todos los partidos "decentes", excluyendo al SD.

Löfven, que ha recordado los vínculos con el nazismo del SD en sus orígenes hace 30 años, ha hablado de resultado "poco claro" y de que es necesario no hacer especulaciones.

Kristersson rechaza el ofrecimiento de Åkesson

El líder del SD, Jimmie Åkesson, había invitado una hora antes al cabeza de lista conservador, Ulf Kristersson, a iniciar conversaciones para formar un nuevo ejecutivo y asegurado que su partido es el auténtico ganador y que está listo para asumir su responsabilidad.

"Estoy preparado para hablar con todos los partidos, pero en especial invito a Ulf Kristersson a discutir cómo gobernar este país de ahora en adelante", ha dicho en su cuartel electoral Åkesson, quien le ha recordado que no tiene mayoría y depende de sus votos.

Kristersson, quien ha comparecido media hora después, ha ignorado el ofrecimiento de Åkesson, ha pedido la dimisión a Löfven y le ha llamado a consensuar con él cuestiones importantes para facilitar la gobernabilidad.

"Mi ambición ahora es formar un nuevo gobierno que asuma su responsabilidad y que una al país en una situación complicada", ha afirmado Kristersson, quien ha admitido que no será "una tarea fácil" y que en las próximas horas tiene pensado iniciar contactos con sus socios en la Alianza.

Pero si Kristersson no es capaz de consensuar algún acuerdo antes con la izquierda, se arriesga a perder una hipotética votación en el Parlamento, que debería efectuarse antes del 8 de octubre, dos semanas después de la constitución del nuevo Parlamento.

El sistema sueco establece que no es necesario tener mayoría absoluta para ser elegido primer ministro; basta con no tener una mayoría en contra.

La ultraderecha europea felicita al SD

El Ministro de Exteriores italiano y  líder de la Liga, Matteo Salvini, ha celebrado el resultado del partido de Jimmie Åkesson a través de Facebook: "la Suecia del multiculturalismo y modelo de la izquierda, después de años de inmigración salvaje ha decidido finalmente cambiar", ha escrito en la red social.

"Es el enésimo aviso de deshaucio a los socialistas: en mayo, en las elecciones europeas, completaremos la obra de cambio fundada en los valores del trabajo, la seguridad y la familia", ha subrayado Salvini.

Las políticas ultraconservadoras se expanden por Europa

Desde Francia, la líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha utilizado Twitter para señalar que "la revolución democrátiva en Europa está en curso".

Por su parte, la cabeza del Partido de la Libertad holandés, ha elogiado a Åkesson con un mensaje conciso en Twitter. "Felicidades" ha escrito Geert Wilders en su red social.

Noticias

anterior siguiente