Enlaces accesibilidad

Presupuestos, citas electorales, Cataluña y Franco, los ejes que marcarán el curso político que empieza

  • La negociación de los presupuestos, la más importante del año, marcará el fin de 2018
  • Todos los partidos se centrarán, además, en la elección de candidatos electorales

Por
Pedro Sánchez y Pablo Casado, en su reunión en La Moncloa el pasado agosto.
Pedro Sánchez y Pablo Casado, en su reunión en La Moncloa el pasado agosto. EFE

Los partidos arrancan un nuevo curso tras un verano político movido y con la vista puesta en múltiples y diferentes asuntos- a la cabeza, el conflicto en Cataluña, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, la exhumación de Franco y la crisis migratoria, entre otros- pero también con la mirada puesta en las citas electorales de mayo de 2019 (municipales, autonómicas y europeas) y preparando, por si acaso, un adelanto electoral en Andalucía para este año y unas hipotéticas elecciones generales, aunque el Gobierno no tiene previsto adelantarlas.

Los partidos han adelantado este año la 'vuelta al cole' y, además de la celebración ya de un Consejo de Ministros el pasado viernes, han reunido a sus direcciones. Intensificarán los encuentros de cara a unos meses con un horizonte complejo, con la más importante negociación parlamentaria del año- la de las cuentas generales- y con la crisis catalana que se prevé entre en la más absoluta ebullición este mes de septiembre.

Seguramente de esa negociación de presupuestos dependa un adelanto electoral. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dejado claro que no contempla otra cosa diferente que dar luz verde a los PGE, que prevé presentar antes de la primera semana de diciembre y aprobar en marzo, y ha insinuado que no prorrogaría las cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy porque no son las suyas. El final de año será clave, por tanto.

En relación a la situación en Cataluña, todos los partidos están pendientes del arranque del curso que marcará este martes el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con una conferencia que dejará clara la hoja de ruta independentista en los próximos meses. El Gobierno no se plantea "ahora" la reactivación del artículo 155 de la Constitución- que piden PP y Ciudadanos- aunque Sánchez ha adelantado que si es necesaria su aplicación "se hará". También ha lanzado la idea de un referéndum en Cataluña de "autogobierno" para un nuevo Estatut.

Por otro lado, antes de que acabe el año, Sánchez quiere hacer realidad su proyecto más simbólico, la exhumación de los restos del dictador Franco del Valle de los Caídos, que tendrá en frente la abstención de Ciudadanos y el recurso ante el Tribunal Constitucional del PP. Ya han comenzado los trámites para desarrollarla y en los próximos meses se darán más detalles del Museo de la Memoria y de la Comisión de la Verdad que el Gobierno se plantea también como proridad.

Más allá de los temas principales de la agenda política, los partidos están inmersos, por otro lado, en la elección de sus cabeza de lista para las citas electorales que vienen.

¿Cómo inician los principales partidos el curso político?

  • PSOE

El PSOE arrancó el verano, casi sin creerlo, en La Moncloa. Tras la moción de censura a Mariano Rajoy el 1 de junio, Sánchez ha tenido tiempo de asentarse en su nuevo papel de presidente y aunque en un primer momento dijo que no agotaría la legislatura, su intención es hacerlo para dar "estabilidad" a España. En Quintos de Mora (Toledo) reunió hace solo unos días a su Consejo de Ministros para "trazar su estrategia política". Inicio de 'temporada política', además, con unas encuestas positivas para los socialistas. El último CIS de julio disparó al PSOE hasta el triunfo electoral, en caso de elecciones generales.

Eso sí, Sánchez ha tenido que hacer frente a crisis de mayor o menor intensidad como las acusaciones de la oposición de "cambios constantes de criterio" en asuntos como la crisis migratoria y la defensa del juez Llarena, entendida primero como "asunto privado" y luego como "asunto de Estado", entre otros; o la última acusación de cambiar de criterio, este mismo lunes, con respecto a la aplicación del impuesto al diésel. También en temas más personales como el viaje que hizo al Festival de Benicassim en el avión presidencial junto a su mujer, Begoña Gómez, envuelta a su vez en la polémica por su fichaje como directora del IE África Center criticada por algunos partidos de la oposición.

  • PP

El PP también ha vivido un verano convulso, de catársis total. El 21 de julio Pablo Casado cogía el testigo de Mariano Rajoy como presidente del PP tras la revolución vivida con la marcha del exlíder del partido, acosado por los casos de corrupción y por una sentencia- la del caso Gürtel-, en la que se condenó a los 'populares' por su "sistema de corrupción institucional".

Con Casado ha vuelto el PP más ideologizado y sin complejos en asuntos como el aborto o la eutanasia. Su gran objetivo, muy centrado en las citas electorales, es "recuperar todo el voto a la derecha del PSOE". En diciembre, el PP celebrará una Convención Nacional que busca ese "rearme ideológico" por el que aboga Casado de cara a las citas con las urnas y con un claro fin: hacerse con el voto transferido a Ciudadanos.

Tanto PSOE como PP han jugado a volver a resucitar el bipartidismo- que superó el 50% de los votos en el último sondeo del CIS- para, si pueden, arañar votos a sus rivales: Podemos y Cs, respectivamente. 

En política los gestos son esenciales y Sánchez, oficialmente, sólo se ha reunido con Casado, al que cedió para su rueda de prensa la sala principal de La Moncloa. Con Pablo Iglesias se ha visto en secreto durante el verano y este jueves lo ha convocado en la sede del Gobierno, y con Albert Rivera no se ha reunido aún.

  • Podemos

Podemos inicia su curso político claramente afectado por las ausencias de sus cabezas, Pablo Iglesias e Irene Montero, de bajas por paternidad y maternidad. La formación morada ha negociado durante el verano con el Gobierno su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado planteando una subida de IRPF a las rentas superiores, tratando de recuperar la iniciativa política.

En la primera reunión de la Ejecutiva tras el verano, este mismo lunes, ha estado presente el secretario general, Pablo Iglesias, en lo que supone su vuelta a la política activa. La negociación de la senda de déficit y los presupuestos generales del Estado siguen siendo la prioridad de la formación morada pero siguen exigiendo otras medidas al Gobierno, como la derogación de la reforma laboral del PP, de la Lomce y la "ley mordaza" o la publicación de las personas que se acogieron a la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro. 

En una entrevista en Telecinco en la noche de este lunes, el líder de la formación morada ha ofrecido a Sánchez "cogobernar" y condiciona su apoyo a que cumpla con la agenda social.

  • Ciudadanos

Ciudadanos busca también recolocarse en el tablero después del impulso del nuevo PP (aún no evaluado por el CIS ya que el último sondeo se realizó antes del Congreso,) y con un PSOE más fuerte en los sondeos electorales.

Cataluña sigue siendo su caballo de batalla y allí busca extrapolar su empuje al resto de España, basando prácticamente todo su discurso en la crisis en esa comunidad. 'Populares' y 'naranjas' viven su particular duelo a dos.

Noticias

anterior siguiente