Enlaces accesibilidad

Erdogan anuncia el boicot de Turquía a productos electrónicos de EE.UU. en respuesta a sus sanciones

  • El presidente turco lo ha adelantado en un discurso ante dirigentes de su partido
  • "Si ellos tienen iPhone, en el otro lado hay Samsung", ha avisado el mandatario

Por
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante un discurso por el segundo aniversario del intento de golpe de Estado contra él
En medio de la crisis de su divisa, el presidente turco ha destacado la "buena situación económica del país" y el fuerte desarrollo del turismo. REUTERS/Umit Bektas

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado este martes que su Gobierno boicoteará los productos electrónicos estadounidenses en respuesta al alza de aranceles de Washington al acero y aluminio turcos y a las sanciones sobre dos ministros del gabinete de Ankara.

"Vamos a boicotear los productos electrónicos de Estados Unidos. Si ellos tienen Iphone, en el otro lado hay Samsung. Nosotros tenemos nuestro Venus Vestel", ha declarado el mandatario en un acto para celebrar el 17 aniversario de la fundación de su formación política, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por su sigla en turco), que ha sido televisado en directo por la emisora CNNTürk.

En relación con las sanciones impuestas a Turquía por EE.UU. después de la detención del pastor evangélico estadounidense Andrew Brunson, el presidente turco ha advertido de que el país responderá al "ataque económico" con un boicot a los productos electrónicos estadounidenses.

Además, ha destacado que "Turquía cuenta con uno de los sistemas bancarios más sólidos del mundo en todos los aspectos".

Erdogan ha destacado la buena situación económica de Turquía desde el punto de vista de la relación entre deuda pública y PIB, y ha señalado que el país está experimentando un fuerte crecimiento del turismo.

"Un complot político" contra la economía turca

Erdogan ha culpado de la caída de la lira a un "complot político" urdido, según él, por Washington. "No dudan en utilizar la economía como un arma", ha remarcado este martes el presidente turco, quien sin embargo, ha asegurado que la economía de su país funciona "como un reloj, gracias a dios".

Así, Erdogan ha dicho que su Gobierno ofrecerá más incentivos a empresas que planeen invertir en Turquía y ha señalado que no deben desistir por la incertidumbre económica. "Si posponemos las inversiones, si cambiamos nuestra moneda a divisa extranjera porque hay riesgo, entonces nos rendiremos al enemigo", ha avisado el presidente.

"Junto a nuestro pueblo, resistiremos con decisión frente al dólar, los precios de las divisas, la inflación y los tipos de interés. Protegeremos nuestra independencia económica manteniéndonos todos unidos", ha insistido Erdogan.

Después de meses de tensiones por diversas cuestiones como la guerra de Siria o las relaciones entre Turquía y Rusia, las relaciones entre Ankara y Washington se han enrarecido el mes pasado como consecuencia de la situación de Brunson, que lleva casi dos años detenido, acusado de espionaje y terrorismo por, supuestamente, haber ayudado a partidarios de Fethullah Gulen, el clérigo turco residente en EE.UU. al que Erdogan considera el cerebro del intento de golpe de Estado contra él en julio de 2016.

Washington exige su liberación y, ante la negativa de Turquía -que señala que la decisión corresponde a los tribunales-, la Administración Trump ha impuesto sanciones a dos ministros turcos y ha duplicado los aranceles al aluminio y el acero importados desde el país euroasiático.

Esos enfrentamientos han causado el hundimiento de la lira turca en los últimos días, que ha agravado la devaluación que la divisa ya acumulaba desde comienzos de año.

Subida del interés pagado por depositar dólares en el banco central

Ese desplome parece haberse frenado este martes, al día siguiente de que el Banco Central turco se mostrase dispuesto a garantizar toda la liquidez necesaria al sistema bancario del país.

También ha influido la apertura este martes por parte del Banco Central de Turquía de una licitación para depositar dólares a cambio de liras ofreciendo un tipo de interés del 19,25%, es decir, 1,5 puntos porcentuales más que la tasa básica del 17,75%.

Según informó la agencia semipública Anadolu, los bancos podrán depositar dólares a cambio de liras a dos semanas vista, hasta un volumen total de 1.500 millones de dólares.

Con esta medida, la entidad emisora busca así que los bancos compren liras a cambio de dólares para fortalecer la divisa turca, que ha perdido el 25% de su valor desde principios de mes.

Por otro lado, la Agencia de Regulación y Supervisión Bancaria ha limitado este martes las transacciones de los bancos turcos con inversionistas extranjeros al 50% de capital, una tasa que se calculará de forma diaria.

La frágil situación económica de Turquía, agravada por su alta deuda en divisa extranjera y la gradual subida de tipos de interés en EE.UU., ha hecho pensar que Ankara se pueda ver obligada a solicitar ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, un portavoz de la entidad financiera dirigida por Christine Lagarde ha asegurado a Efe que, hasta el momento, Turquía no ha pedido ayuda financiera al fondo por la abrupta depreciación de la lira y las recientes tensiones comerciales.

En su informe "Perspectivas Económicas Globales" publicado en abril pasado, el FMI ya advirtió que Turquía es uno de los mercados emergentes más vulnerables al ajuste monetario en EE.UU. y a la salida de flujos de inversión.

Noticias

anterior siguiente