Enlaces accesibilidad

China niega haber internado a un millón de uigures en campos para su adoctrinamiento

  • Expertos de la ONU aseguran haber recibido denuncias fiables
  • La región de Xinjiang ha sido escenario de atentados terroristas

Por
Imagen de archivo (2009) de uigures cerca a una mezquita en Urumqi, provincia de Xinjiang (China)
Imagen de archivo (2009) de uigures cerca a una mezquita en Urumqi, provincia de Xinjiang (China) EFE DA PT/aa

China ha negado este lunes haber internado a un millón de uigures, una minoría étnica musulmana mayoritaria en la región de Xinjiangen campos de para su adoctrinamiento.

El pasado viernes, Gay McDougall, miembro del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), relató ante este organismo que informes fiables apuntaban a que un millón de uigures habían sido internados en estos campos. El Comité se ha reunido durante cuatro días en Ginebra para estudiar la situación sobre la materia en china.

Xinjiang ha sido escenario en los últimos años de enfrentamientos entre los uigures y la creciente población china de etnia han. Además, tanto en la región como en otras zonas del país, incluyendo Pekín, se han producido atentados que las autoridades han atribuido a grupos fundamentalistas y secesionistas uigures. 

Denuncias creíbles, según la ONU

McDougall, aseguró que hasta dos millones de personas, tanto uigures como de otras minorías musulmanas, habían sido internados en campos en la región de Xinjian u obligados a asistir a sesiones de reeducación.

"Estamos muy preocupados por los informes numerosos y creibles que hemos recibido, de que en nombre del combate contra el extremismo religioso y el mantenimiento de la estabilidad social [China] ha convertido la región autónoma uigur en algo que asemeja un campo masivo de internamiento, envuelto en secreto, una suerte de zona sin derechos", dijo la experta de la ONU.

Las informes llegan de múltiples fuentes, incluyendo el grupo activista Defensores Chinos de los Derechos Humanos. Según un informe de este grupo, el 21% de todas las detenciones que se llevaron a cabo en el país en 2017 tuvieron lugar en Xinjiang.

China ha asegurado, por el contrario, que lleva a cabo una campaña contra "el terrorismo y el extremismo" en Xinjiang de acuerdo con la ley, sin centrarse en ningún grupo étnico concreto ni intentar una "desislamización" de la región.

"Aquellos engañados por el extremismo religioso recibirán asistencia mediante el reasentamiento y la reeducación", asegura un comunicado de la delegación china en el citado Comité de la ONU.

23 millones de musulmanes

Se estima que en China viven unos 23 millones de musulmanes (aproximadamente un 1,7% de la población), entre ellos minorías étnicas como los uigures, los hui, kazajos, uzbecos, kirguises o tayikos.

El gobierno chino intenta alinear a los musulmanes y a sus líderes religiosos con la doctrina oficial. Desde el pasado mes de mayo, las mezquitas deben izar la bandera nacional y sus responsables deben estudiar la Constitución, los valores del Partido Comunista y la cultura tradicional, informa Efe.

Desde 2015, además, existe una ley para combatir el extremismo religioso y el separatismo en Xinjiang. La ONG Human Rights Watch aseguró en un informe en febrero que las medidas puestas en marcha por las autoridades incluían la intromisión de los agentes en el aspecto personal de los musulmanes, la prohibición de dar a los niños nombres musulmanes o la recopilación de todo tipo de datos personales de los uigures.

China ratificó en 1981 la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

Noticias

anterior siguiente