Enlaces accesibilidad

Migración

El Gobierno presenta un Plan Integral de Reforma de la Oficina de Asilo y Refugio

  • Busca reforzar los servicios para atender las solicitudes de Protección Internacional
  • Según el último barómetro del CIS, la inmigración es el quinto problema para los españoles

 El Gobierno traza las líneas de actuación de su política migratoria
Reunión en Moncloa de la Comisión Delegada para Asuntos Migratorios EFE/Chema Moya

El ministro de InteriorFernando Grande-Marlaska, ha presentado en la reunión de la Comisión Delegada de asuntos Migratorios un Plan Integral reforma de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) ante el incremento exponencial de solicitudes que está tramitando desde 2012.

El objetivo es adecuar los recursos incluyendo un importante refuerzo de personal que permita atender las casi 5.000 solicitudes de Protección Internacional que se prevén para este año.

La Comisión Delegada para Asuntos Migratorios ha sido convocada por el Gobierno este jueves en el palacio de La Moncloa y está integrada por los ministerios de Presidencia, Trabajo y Migraciones, Interior, Exteriores y Fomento, bajo la dirección de la vicepresidenta Carmen Calvo.

Esta comisión, creada hace un mes, aborda las próximas actuaciones ante el creciente flujo de llegadas al sur del país, lo que ha motivado que, según los datos del CIS que se han conocido este jueves, la inmigración sea el quinto problema en la escala de preocupaciones de los españoles.

Llegadas y menores en nuestras costas

En lo que respecta a la atención de las llegadas, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha presentado un Plan de Emergencia para poder atender las llegadas que se están produciendo este verano en las costas españolas, que recientemente se han visto desbordadas. El número de inmigrantes hasta la fecha duplica el número en el mismo periodo del año anterior. 

Uno de los factores que se incluye dentro de estas llegadas es el número de menores migrantes No Acompañados que acaban en nuestro país, que también ha aumentado, según el informe presentado por la ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo, Carmen Montón. Los menores inmigrantes solos atendidos por las comunidades autónomas han pasado de 4.000 en 2016 a más de 7.000 en lo que va de año.

Es por ello, y en defensa del interés superior de estos menores, que Montón ha anunciado que convocará una reunión específica con las CC.AA con el objetivo de coordinar las administraciones para asegurar la atención más adecuada de estos niños especialmente vulnerables.

Recursos y soluciones 

Durante la reunión, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha expuesto que el Gobierno continúa manteniendo contacto con la Comisión Europea con el fin de obtener los recursos necesarios que permitan atender con dignidad a las personas que llegan a nuestras costas, y proteger la frontera sur de Europa.

Al mismo tiempo, Borrell ha añadido que España sigue trabajando con los países de origen y de tránsito para reducir las causas de la inmigración y colaborar en una gestión ordenada de los flujos migratorios.

Coordinar las políticas

La Comisión Delegada se creó el 29 de junio de 2018 por indicación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el objetivo de coordinar la política del Ejecutivo para la adecuada gestión de eventuales situaciones vinculadas a la llegada de inmigrantes. 

La Comisión aborda el fenómeno de manera integral y transversal, más allá de una política estricta de seguridad. La reunión constitutiva se celebró el 11 de julio y en posteriores reuniones se ha hecho el seguimiento de los acuerdos y medidas adoptadas.

Incremento de las llegadas un 170%

Ante el cierre de otras rutas del Mediterráneo, de 2016 a 2017 se incrementaron un 170% las llegadas irregulares a las costas españolas. La situación, por tanto, viene heredada de la "imprevisión del Ejecutivo anterior", según el informe de Moncloa, por lo que "Pedro Sánchez ha tenido que dar respuesta en menos de dos meses a una realidad migratoria sumamente compleja", añade el documento.

Por todo ello, los ministros de Interior y Exterior han tenido que viajar a Marruecos, Mauritania o Argelia para reunirse con sus gobernantes y abordar esta situación.

Noticias

anterior siguiente