Enlaces accesibilidad

Congreso Extraordinario del PP

Santamaría y Casado presentarán listas minutos antes de que acabe el plazo tras descartar una candidatura conjunta

Enlaces relacionados

Por
Congreso del PP | El PP, a unas horas de saber quién presidirá el partido después de Rajoy

Los dos candidatos a la Presidencia del PP, Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría han renunciado a negociar una candidatura conjunta, pese a las reiteradas propuestas de la candidata para llegar unidos a la votación, y entregarán sus listas con los equipos que han diseñado para dirigir el partido minutos antes de que finalice el plazo de admisión establecido en el 19º Congreso Nacional, previsto para las 09:00 horas de este sábado.

Fuentes de ambas candidaturas, según recoge Servimedia, han explicado que el equipo de Casado presentará la listas quince minutos antes del cierre, mientras que el equipo de Sáenz de Santamaría lo hará unos minutos antes.

Ambos deben entregar sus documentos a la Mesa del Congreso Extraordinario, que preside Ana Pastor y que es la encargada de verificar que las listas están correctamente confeccionadas y cumplen todos los requisitos.

Cada candidato debe entregar dos listas, una con 35 nombres de vocales que formarán parte del Comité Ejecutivo Nacional y otra con 30 nombres que integrarán la Junta Directiva Nacional. Los compromisarios votarán posteriormente la candidatura de Santamaría o Casado y el vencedor será elegido nuevo presidente del PP en sustitución de Mariano Rajoy.

Lo que es seguro es que no habrá integración entre los equipos de Santamaría y Casado, ya que ambos aspirantes han renunciado a negociar una candidatura conjunta convencidos ambos se ven ganadores.

Cada candidato afirma contar con unos 2.000 compromisarios

La exvicepresidenta del Gobierno cree tener el respaldo de unos 1.950 compromisarios, 400 más de los necesarios para vencer en el Congreso. Por su parte, el hasta ahora vicesecretario general de Comunicación del PP asegura tener el voto de más de 2.000 compañeros, con una ventaja de unos 500.

Los equipos de los dos candidatos reconocen este viernes que un porcentaje de compromisarios no dice la verdad sobre sus verdaderas intenciones en el voto, hasta el punto de garantizar en privado a ambos aspirantes que les van a votar. Sin embargo, tanto Santamaría como Casado confían en lograr la victoria cuando se celebre la votación el sábado por la mañana.

Antes de ese momento, deberán dirigirse a los compromisarios en un discurso público en el que presentarán el equipo que proponen para dirigir el PP. Lo harán en dos listas, una con 35 nombres para el Comité Ejecutivo Nacional y otra con 30 nombres para la Junta Directiva Nacional. Las normas obligan a que los nombres que presenten Santamaría y Casado sean distintos y que además vayan autorizados por los propios interesados, lo que impide que haya en ellas una integración del equipo rival.

De este modo, la integración que reclama gran parte del partido y que incluso han prometido los dos candidatos a lo largo de la campaña sólo será posible a posteriori en los puestos del organigrama de dirección que suelen decidirse tras cada congreso. Esos cargos de vicesecretarios, secretarios ejecutivos y secretarios de área sí permiten integrar a personas de la candidatura rival a posteriori, una vez que haya pasado el Congreso y el nuevo líder comience a confeccionar su equipo.

Casado ha anunciado que de momento dejará vacío el organigrama para completarlo a posteriori e incluir en la dirección del partido que gestiona el día a día de la sede nacional de Génova a personas del equipo de Santamaría.

Santamaría ha insistido hasta el final en llegar unidos a la votación

La candidata a presidir el PP había asegurado tras esta primera sesión del congreso que iba a trabajar hasta el final por lograr la unidad con Pablo Casado ante la votación de este sábado y ha confiado en que todos, y especialmente su competidor por el cargo, reflexionen tras las palabras de Mariano Rajoy en su último discurso como presidente del partido, pero la posición de Casado se mantenía inflexible a última hora de la tarde: seguirá "hasta el final" y serán los compromisarios quienes decidirán.

"Le he dicho que estoy aquí", ha añadido para comentar después ante la pregunta de si se reuniría con él en las próximas horas: "Si quiere, por supuestísimo que sí".

Sáenz de Santamaría, a su llegada al Congreso del PP: "Vengo ganadora ya de una fase porque soy la candidata de las bases"

Sin embargo, Pablo Casado, ha mantenido su negativa a estas proposiciones y ha insistido en que la lista de integración en el partido "va a existir después de la votación", dejando claro así que mantendra sus aspiraciones sin integrarse en la candidatura de Sáenz de Santamaría.

Asegura que su candidatura será "representativa de toda España" y encarnará la "integración territorial, ideológica y generacional", pero se completará en la primera reunión del Comité Ejecutivo con la distribución de cargos, por lo que si gana en esa lista "entrará gente nueva" cuando se configure el equipo de trabajo.

De hecho, también ha expresado su confianza en que sean Sáenz de Santamaría y su equipo quienes se integren en su proyecto y para ello dejará "hueco" en el organigrama. "Quiero dejar hueco a los mejores y ellos son de los mejores".

PP Casado promete "integración real y al más alto nivel" si gana a su llegada al Congreso Extraordinario del PP


 

Noticias

anterior siguiente