Enlaces accesibilidad

Congreso Extraordinario del PP

Los candidatos del PP cierran la campaña creyéndose ganadores y con un duelo total por las cifras y los apoyos

  • Casado cree que ha conseguido "reilusionar" al PP; Santamaría, convencida de que sacará a Sánchez de la Moncloa
  • La exvicepresidenta se atribuye el 63% de los compromisarios y Casado reúne a ocho exministros que le apoyan

Por
Los candidatos del PP cierran la campaña creyéndose ganadores y con un duelo total por las cifras y los apoyos

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado han echado el telón a su campaña por presidir el Partido Popular con optimismo ante sus posibilidades y la mirada puesta en los 3.082 compromisarios que decidirán el nombre del futuro líder del PP en un Congreso Extraordinario que arranca este viernes y un duelo encarnizado en todos los frentes posibles con los que apuntar su favoritismo antes de la votación del fin de semana. 

Como signo de lo apretado de su carrera, ambos han concluido su campaña en Madrid con mensajes en positivo sobre sus propias posibilidades considerándose a sí mismos ganadores, en un último reclamo en el que el denominador común es "reilusionar" al PP y buscar la "integración" y la "unidad" una vez que las urnas arrojen un ganador.

Candidatos optimistas al cerrar su campaña

En su último acto de campaña, en la terraza de un café en el céntrico barrio de Recoletos, Pablo Casado se ha mostrado muy optimista porque considera que ha conseguido devolver la ilusión al partido y ha pedido el apoyo para un proyecto que "no les va a defraudar" y que, ha afirmado integrará a la candidatura perdedora, encarnando una "renovación tranquila, respetuosa con lo que se ha hecho".

Acompañado del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y del presidente de la gestora del partido, Pío García-Escudero, Casado ha subrayado que su candidatura ha sido la única que ha defendido la "legitimidad" de los compromisarios en esta segunda vuelta, en referencia a que Santamaría puso en mayor valor haber sido la más votada por los militantes inscritos hace dos semanas.

A esta idea se ha vuelto a referir Soraya Sáenz de Santamaría en su cierre de campaña, en el barrio de Puente de Vallecas, considerando que si los compromisarios tienen las cosas claras y siguen los "principios e ideales" del PP optarán por su candidatura, que fue la más votada en la primera vuelta y ha definido como la "de las bases".

Por lo demás, Santamaría se ha mostrado también optimista por su resultado y convencida de que el sábado resultará ganadora de este proceso y no sólo liderará el partido sino que acabará también siendo presidenta del Gobierno.

Lucha sin cuartel en todos los frentes

Optimismo aparte, la pugna entre ambos candidatos no ha tenido un tono tan positivo. Con especial atención al apoyo que el viernes tiene previsto expresar el gran 'barón' autonómico, el gallego Alberto Núñez Feijóo, la guerra ha sido total en todos los frentes, tanto en los nombres que apoyan a una u otra candidatura como en los cálculos victoriosos de compromisarios que hacían sus respectivos equipos, que se han apuntado ambos porcentajes por encima del 60%.

En las últimas horas, los equipos de los candidatos han trabajado sin descanso tanto para recabando y airear apoyos en los medios, en una guerra psicológica que comenzó al final de la jornada del jueves, con un goteo en redes sociales de dirigentes y cargos gallegos, que se manifestaron públicamente a favor de los contendientes. Todo, a la espera de la palabra final que está previsto que su líder, Alberto Núñez Feijóo, pronuncie el viernes para salir de su "neutralidad" hasta la fecha.

Entretanto, Casado daba este jueves por hecho el apoyo de Galicia y tiene la "intuición" de que gana; mientras que Santamaría mantiene que ya tiene atados los votos del 15% de compromisarios más que su rival.

Los candidatos a liderar el PP cierran sus campañas

Manifiestos de exministros y comidas de "amigos" para exhibir músculo

En un penúltimo mensaje a los 3.082 compromisarios que tienen que decidir este sábado -si no lo han hecho ya- el futuro liderazgo del PP, Casado reunió para comer en un restaurante de Madrid a varios exministros del Gobierno de Mariano Rajoy y presumir de tener el apoyo de "dos terceras partes" del anterior Ejecutivo.

 Comida de Casado con exministros en el cierre de campaña

Comida de Casado con exministros en el cierre de campaña RTVE

Con él han compartido mesa José Manuel Soria (Industria), Rafael Catalá  (Justicia), Juan Ignacio Zoido (Interior), María Dolores de Cospedal (Defensa), Dolors Montserrat (Sanidad) y José Manuel García-Margallo. Dos de ellos, Cospedal y Margallo, fueron rivales suyos en las pasadas primarias, y todos ellos, además del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz -ausente en la comida- han firmado un manifiesto de apoyo a Pablo Casado.

En ese comunicado, los ocho exministros subrayan que Casado "representa la renovación y la experiencia necesarias que precisa hoy" el Partido Popular, así como "su consolidación como proyecto político más fuerte, más unido y ganador en España".

"Esta candidatura integra a cinco de los seis candidatos que se presentaron en la primera vuelta, demostrando una alta capacidad de integrar a una amplia mayoría de los militantes que votaron en la primera fase del proceso", añade, en referencia a los apoyos que ha recibido casado de los otros dos perdedores de las primarias, José Ramón García-Hernández y Elio Cabanes.

Desde la candidatura de Sáenz de Santamaría, respondían a este encuentro subrayando que no es cierto que Casado tenga tantos apoyos del anterior Ejecutivo, porque solo ocho son "posibles" apoyos de Casado, y "contraprogramaba" el almuerzo con una foto de todos ellos, incluida la candidata y varios exministros que colaboran con ella, comiendo "pizza" mientras trabajaban en la sede nacional.

Cálculos sobre el apoyo de los compromisarios

Sáenz de Santamaría cree que perder en la elección para la sucesión de Rajoy es una "hipótesis remota" y ha insistido en una entrevista radiofónica en que su previsión es que ganará a Casado con una distancia de 15 puntos. El director de campaña de la exvicepresidenta, José Luis Ayillón, daba incluso una cifra en un mensaje en Twitter asegurando que cuentan con el 63 % de los apoyos y seguían "subiendo".

Sin embargo, muchos de los afines a Sáenz de Santamaría sostienen en privado que el triunfo puede ser "muy ajustado", según la agencia Servimedia. En cualquier caso, creen "consolidados" sus apoyos, mientras que apuntan que a la candidatura de Casado puede afectarle "el factor mentira", es decir, que hay compromisarios que les muestran su simpatía cuando en realidad prefieren a Sáenz de Santamaría.

Santamaría triunfó el pasado 5 de febrero en la primera vuelta de las primarias, en la que votaron los afiliados, con un apoyo del 36,95% (21.512 votos), frente al 34,27% que obtuvo Casado (19.954), una diferencia de 1.558 apoyos. Ambos se medirán en segunda vuelta el sábado 21 de julio, en la que votarán los citados 3.082 compromisarios para elegir quién ocupará la Presidencia del PP y aspirará a presidir el Gobierno en las próximas elecciones generales.

Noticias

anterior siguiente