Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Duarte hilvana lo natural y lo artificial

|

Por
El contraste de materiales y color marca la propuesta de la casa Duarte. Efe

¿Qué es moderno? ¿Qué es artificial? ¿Qué es natural? Kiko Font, director creativo de Duarte, se plantea estas cuestiones en una colección de contrastes que parte del ocre, un color que se declina en diferentes tonalidades en las prendas.

Tierra, naranja, verde y marrones dibujan un paisaje tranquilo en el que se mueven prendas que engañan. “Todas parecen que no están terminadas o llevan acabados al corte para simular lo natural, lo orgánico”, cuenta Font que ha hecho el desfile en la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol poco antes que Juan Vidal

 Duarte juega mezclar tejidos naturales con viscosas. Efe

Esos conceptos se remarcan con una escogida bandera de tejidos, entre los que destaca el lino que adquiere diferentes matices si va solo o acompañado de texturas técnicas, como el nylon o el poliéster.

La silueta es muy masculina, tanto para las prendas de hombre como para las de mujer. “El gorro de lluvia de toda la vida es la referencia y de su forma ha ido saliendo la colección en la que destacan las piezas con tiras emprendadas. Las camisas presumen de talla y llevan un patrón oversize. Font propone revisiones de la icónica camisa hawaiana que inmortalizó Elvis, y la hace con diferentes materiales como la viscosa y el lino, a veces juntos, a veces separados.

 La comodidad no resta protagonismo a la elegancia. Efe

Los pantalones también se agrandan, tanto los largos como las bermudas que vemos en distintos estilos y texturas, aunque destacan unas cargo con bolsillos superpuestos. Los tejanos llevan bolsillos dobles, por delante y en el lateral. Los desflecados cuelgan de algunas prendas, otra forma de enfocar ese aire ‘a medio terminar’. Los polos llevan rayas y elástico en el bajo y los trajes también tienen patrón cómodo. La casa los presenta en lino “con los interiores muy cuidados, realizados con tejidos técnicos”. Sobre la pasarela destaca un traje en lino verde que se lleva sobre un chubasquero que lleva una trama de cuadrados en tamaño pequeño. “Todo gira en torno a ese concepto de enfrentar lo natural y lo artificial”.

Los cuadros varían de tamaño y decoran todo tipo de prendas, a veces en blanco y negro, y otras veces con golpes de verde, naranja y azul eléctrico. “Es un estampado que se parece a las paredes de la piscina, se repite el contraste porque es enfrentar el agua con los azulejos. De nuevo se vuelve a esa dualidad entre natural y artificial”.

 El bolso bowling es uno de los iconos de la casa Duarte. Efe

La línea de mujer también tiene ese tacto orgánico y en ella se desarrolla el pañuelo. Vemos prendas que terminan en picos, faldas de doble capa y superposiciones de vestido sobre pantalón. En esta ocasión va muy trabajada ya que la anterior fue casi improvisada. “Era muy básica porque apenas tuvimos tiempo para hacerla”, dice Font disculpándose. Aunque no es necesario porque la colección, a pesar de las prisas, estaba muy bien hecha y muy bien conectada con la de hombre.

Los vestidos de lino, tejido que arrasa esta temporada y promete seguir haciéndolo en el próximo verano, se cruzan en la pasarela con vestidos en viscosa, siguiendo la tónica de las camisas. Font los combina con sandalias planas y zapatos de tacón bajo para enfatizar esa sensación soft, tranquila, de calma.

Los bajos se sitúan por debajo de la rodilla y se aprecia un elegante trabajo de fruncidos, costuras hacía afuera y ausencia de mangas. “La parte inferior va muy tapada y la superior va muy despejada”, dice. Es el tercer desfile de la casa en el calendario de MBFWM y Font ya controla los tiempos y los nervios. "Estamos más tranquilos pero seguimos aprendiendo".  

 Kiko Font, director creativo de Duarte, saluda tras el desfile. Efe

Noticias

anterior siguiente