Enlaces accesibilidad

Israel

Israel lanzará una nave espacial a la Luna en febrero de 2019

  • Se trata de la primera nave espacial privada, y la más pequeña, enviada a la superficie lunar
  • Israel se convertirá así en el cuarto país en realizar un alunizaje controlado

Por
El director del Programa Industrial Aeroespacial israelí presenta la nave que quieren llevar a la Luna.
El director del Programa Industrial Aeroespacial israelí presenta la nave que quieren llevar a la Luna. EFE

Israel lanzará una nave espacial el próximo diciembre y llegará a su destino, la Luna, el 13 de febrero de 2019. Si tiene éxito, la misión convertirá al país en el cuarto estado en hacer un aterrizaje suave con un vehículo no tripulado. Le anteceden la Unión Soviética, Estados Unidos y China desde 1966. Cabe destacar que Estados Unidos sigue siendo el único país que ha realizado una misión tripulada, con seis aterrizajes lunares exitosos de la misión Apolo.

La nave espacial está desarrollada con capital privado por la firma SpacelL, una organización israelí sin ánimo de lucro. Será lanzada desde Cabo Cañaveral, Florida (Estados Unidos) en un vehículo de lanzamiento orbital Falcon 9 de SpaceX. Ido Anteby, consejero delegado de SpacelL ha declarado este 10 de julio en una rueda de prensa que se trata de la primera nave espacial privada, y la más pequeña, enviada a la superficie lunar.

La misión científica de la nave es descifrar los misterios magnéticos de las rocas lunares. "La investigación está realizada en cooperación con científicos del Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovoy; y utilizarán un magnetómetro para intentar comprender cómo las rocas recibieron su magnetismo, según informa el diario Haaretz. Además tomarán fotografías, grabarán un vídeo e "incluso se harán un selfie", ha señalado Yosi Weis, presidente de la IAI.

Un viaje más largo de lo habitual

El viaje será más largo que lo habitual en misiones pasadas debido a que será lanzada en una órbita elíptica alrededor de la Tierra que la acercará al satélite gradualmente. De esta forma no cargarán el combustible adicional que es necesario para un viaje más rápido y, por lo tanto, se reduce el peso de lanzamiento. 

Weis ha recordado que la NASA contabiliza como "satisfactorías" las misiones a la Luna en seis países, aunque solo tres han hecho aterrizajes controlados. Por lo que, si todo va bien, "Israel entrará en el exclusivo club de naciones que hasta ahora han hecho aterrizajes controlados en la superficie lunar", ha declado Weis.

El proyecto israelí comenzó hace ocho años y SpecelL ha invertido unos 88,5 millones de dólares (75,2 millones de euros) en su desarrollo. En noviembre comenzarán los preparativos para acoplarla al cohete comercial que la sacará a la atmósfera. "En cuanto la nave alcance el punto de alucinaje será completamente autónoma - ha explicado el director de SpacelL - el motor frenará y el aparato descenderá a velocidad cero para un aterrizaje suave". "Entonces, colocaremos la bandera israelí en la Luna", ha añadido.

La misión concluirá dos días después de llegar. Cuando termine "la nave se quedará en la superficie lunar esperando a que nuevas generaciones tal vez la recojan", ha indicado Weis y ha señalado que "si bien el camino hacia la Luna no es fácil, el espacio es el futuro de la humanidad".

Noticias

anterior siguiente