Enlaces accesibilidad

Blake Crouch: "Si me encontrase conmigo mismo, echaría a correr"

  • Presenta en España Materia oscura, una novela sobre universos paralelos
  • El autor de Wayward Pines es una de las estrellas del Celsius 232 que comienza este miércoles en Avilés

Por
Blake Crouch durante su entrevista con RTVE.es

Blake Crouch (Statesville, Carolina del Norte, 1978) es uno de los escritores de ciencia ficción más populares del momento gracias a las series de televisión de dos de sus novelas más conocidas, Wayward Pines (que produjo M. Night Shyamalan) y Buena conducta (protagonizada por Juan Diego Botto). Crouch es una de las estrellas del Festival Celsius 232 (del 11 al 14 de julio en Avilés), donde presentará su nueva novela, Materia oscura (Nocturna Ediciones), que ha sido traducida a 20 idiomas y de la que ya se prepara una película.

La novela parte de una sencilla pregunta: ¿eres feliz con tu vida? Y describe los viajes por el multiverso de un científico llamado Jason al que secuestran y llevan a un mundo que parece el suyo… pero no lo es. Su único objetivo será encontrar el camino de regreso a su auténtico universo para poder reunirse con su esposa Daniela, una artista. Por el camino se encontrará otras versiones de sí mismo, que son muy diferentes porque tomaron otras decisiones en su vida.

En una entrevista en Madrid, el escritor confiesa que: “Creo que todos pensamos constantemente en qué habría sido de nuestras vidas si hubiéramos tomado otras decisiones distintas en momentos claves”.

Cada una de nuestras elecciones crea un mundo paralelo

Portada del libro 'Materia oscura' Nocturna ediciones

Y es que la novela se basa esa la teoría del multiverso. Que cada una de esas decisiones que tomamos genera un nuevo universo paralelo en el que las cosas son diferentes. “El multiverso es una matriz enorme de universos surgido de nuestras elecciones o decisiones -asegura Crouch-. Estas opciones tienen el potencial de originar universos distintos. Pero, por un concepto de coherencia, solo podemos ver un mundo a la vez,  que es en el que vivimos. Es como si viviésemos con anteojeras que nos impiden ver el resto de mundos”.

“En la novela –continúa- gracias a un invento científico, al que llamamos la Caja, el protagonista tiene acceso a todos esos mundos”.

“Es un concepto muy difícil de manejar –confiesa Crouch- porque las posibilidades narrativas son infinitas. Para mí lo más complicado fue, después de leer tantos años sobre mecánica cuántica y el multiverso, hacer este tema accesible al lector, ya que puede resultar muy confuso. La mecánica cuántica funciona justo en el sentido contrario al que funciona nuestro cerebro. Con partículas que están en dos sitios a la vez… quería que fuese algo muy sencillo y que el lector lo comprendiese rápidamente”.

El libro también es una reflexión sobre nuestra búsqueda de la felicidad y sobre la lucha contra nosotros mismos por tomar las decisiones correctas. “Creo que es una novela de acción trepidante –asegura Crouch-. No la veo como una mezcla de géneros. Es simplemente el tipo de novela que escribo. Dejo que las etiquetas se las pongan otros. En cuanto al ritmo siempre trato de que mis novelas sean lo más movidas posibles. De ahí es de donde viene el ritmo, del movimiento”.

En cuanto a si le gustan los personajes que está fuera de su hogar, de su entorno, Blake nos comenta: “No lo había pensado, pero sí. Muchos de mis personajes están fuera de lugar cuando los conocemos. Ethan está totalmente descolocado en Wayward Pines y a Jason lo secuestran y se lo llevan. Es verdad, creo que acabas de dar con un elemento en mi obra, que hay muchos personajes fuera de lugar que intentan regresar a su hogar”.

¿Qué es la materia oscura?

La historia de la ciencia ficción está llena de personajes que viajan en el espacio o en el tiempo para encontrarse a sí mismos, pero este libro va mucho más allá, gracias a que Crouch mezcla esa idea con la materia oscura, el gran secreto del universo.

“Cuando estudiamos el universo nos damos cuenta de que la materia crea gravedad -nos cuenta Crouch-. Sabemos, por ejemplo, que la gravedad de la Luna afecta a las mareas. En el Universo todo está en continuo movimiento: las estrellas, los planetas, e incluso las galaxias, se mueven. Sabemos que hay algo que crea ese movimiento en los planetas y los cuerpos celestes, aunque no podamos verlo. Eso sería lo que llamamos la materia oscura. El 95 por ciento del universo estaría formado por materia oscura. Entrando en terreno de la especulación, esa materia oscura nos da a entender que existe un multiverso”.

“La materia oscura –continúa Crouch- es el propio multiverso, la sombra de otros mundos paralelos que nos rodean. Aunque estén en otras dimensiones y no podamos verlos, sabemos de su existencia. Eso afecta a Jason porque en cada uno de estos mundos paralelos hay otras versiones suyas y de su mundo”.

“Esta teoría de la mecánica cuántica y el multiverso es algo que me interesa desde hace más de una década -continúa Crouch-, incluso desde antes de empezar a escribir la novela. Quería escribir una novela que girara en torno a ese concepto del multiverso, aunque para eso tuve que investigar muchísimo. He dedicado más de 10 años a leer artículos y entrevistarme con físicos hasta que estuve seguro de comprenderlo lo suficiente para leer sobre ello”.

“Una vez tuve toda la información en la cabeza se me ocurrió la idea de… ¿Y si alguien se secuestrará a sí mismo? Ya partir de ahí nació la novela” –concluye Crouch-.

"En algún sitio hay una versión de mí que es abogado"

Blake Crouch cree que estas decisiones que nos cambian la vida pueden crear distintos universos. Le preguntamos cuál cree que fue la que decidió su destino. “Cada momento cambia nuestras vidas para siempre –asegura-. En mi caso, esa decisión trascendental posiblemente fuera no matricularme en derecho como pensaba hacer hace 20 años. Ahora no sería escritor y mi vida sería totalmente distinta. Seguramente hay un algún lugar en el multiverso en el que hay una versión de mí que es abogado”.

En cuanto a si le daría miedo encontrarse a sí mismo, Blake lo tiene claro: “Echaría a correr inmediatamente”

Sobre qué haría si pudiese viajar a un mundo paralelo, Blake asegura que: “Me gustaría, por curiosidad, encontrarme con esa versión en la que acabé matriculándome en derecho en vez de ser escritor. Pero nunca lo haría, porque sería muy peligroso. Y tampoco se lo recomendaría a nadie”.

Para terminar con estos ¿y si…? preguntamos a Blake qué acontecimiento reciente cambiaría si pudiera: “Las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos” (ríe).

Los protagonistas de la serie Wayward pines', basada en la novela de Blake Crouch

Un científico y una artista

Los protagonistas de Materia oscura son un científico, Jason, y su esposa Daniela, que es artista. Ambos sacrificaron sus carreras profesionales para formar una familia. “Representan dos facetas de mi personalidad –confiesa Crouch-. Me encanta la ciencia, me fascina estudiar e intentar comprender todos estos conceptos científicos. Pero otra parte de mí es un artista, que escribe y que quiere reflejar sus sentimientos en sus obras. Son los dos elementos de mi personalidad”

Hay una regla básica en los viajes en el tiempo que es que el protagonista no puede encontrase consigo mismo. “Esto es todo lo contrario –afirma Crouch-. Lo que me interesaba es que el protagonista conociese a sus otros yo. No concibo el libro como una historia de viajes en el tiempo sino de realidades alternativas. Así que mi personaje encuentra a diversas versiones de sí mismo”.

“No sé exactamente cuántos universos hay en la versión final de la novela pero cree unos cuantos más –continúa-. Aunque algunos eran demasiado fantásticos y alocados como para que pegasen con la historia. Quería que todos los mundos que recorre Jason pareciesen reales, que hundiesen sus raíces en la realidad”.

Hablar de viajes espacio-temporales es hablar del Doctor. Who, pero Blake confiesa que no es fan del personaje: “No sigo la serie del Doctor Who. Es mi compañera (presente en la entrevista y que asiente con gran entusiasmo) la que es fan del Doctor y también de Rick y Morty".

“Quiero comerme una fabada en Avilés”

Como comentábamos, Balke Crouch es una de las estrellas del Festival Celsius que se celebra en Avilés del 11 al 14 de julio. En el libro hace una alusión a la fabada y le preguntamos si piensa probarla durante su estancia. “Por supuesto. Los organizadores me han prometido llevarme a probar una”.

Esta es mi primera visita a España –confiesa- Tenía ganas de venir y cuando me invitaron al Celsius me pareció que era una parte muy bonita del país, con anfitriones muy animados. También he escuchado cosas muy buenas del festival. Además, me encanta viajar a países donde se ha publicado mi obra y poder conocer a mis lectores, editores y a otros escritores. Me ayuda a comprender cúal es la acogida de mis novelas en Estados Unidos. Y Daniela, una de las protagonistas principales de la novela ¡es española!”

Juan Dego Botto y Michelle Dockeryl, protagonistas de la serie 'Buena conducta'

“Me gustaría que Christopher Nolan dirigiese la película"

Como comentábamos, dos de los trabajos de Blake Crouch se han adaptado con éxito a la televisión, la trilogía Wayward Pines (que produjo el propio M. NIght Shyamalan) y Buena conducta (protagonizada por Juan Diego Botto). Y Sony ha comprado los derechos para llevar Materia oscura al cine.

Sobre si este éxito ha cambiado su forma de trabajar, Blake confiesa que: “Desde luego que cuando empiezan a adaptarte al cine y la tv, eso tiene un impacto en tu forma de escribir. Yo trato de que no afecte a mi forma de escribir, quiero que el libro funcione por sí solo. Pero seguro que de manera inconsciente tiene un impacto. Aunque siempre he tenido un estilo muy cinematográfico. Yo veo a los personajes y las escenas en mi cabeza como si fuera una película y de ahí es de donde sale mi estilo de escritura”.

En cuanto a la adaptación de Materia oscura, Blake nos adelanta que: “He escrito el guion y estamos buscando un director. Si por mi fuera me encantaría que la película la dirigiese Christopher Nolan, pero creo que hay pocas posibilidades”.

Sobre las otras adaptaciones a la televisión de sus otras novelas, Blake asegura que: “Trabajar en Wayward Pines estuvo bien. Al principio me resultó raro porque era contar la misma historia pero desde una perspectiva muy distinta. Hay cosas que funcionan sobre el papel pero no desde el punto de vista audiovisual. Y es difícil saber qué cosas funcionan y cuáles no. Por ejemplo, estoy muy contento con la primera temporada de la serie pero no tanto con la segunda”.

En cuanto a Buena conducta, que también adaptó a la televisión, asegura que: “Juan Diego Botto estuvo increíble. Precisamente vengo de comer con él. Es fantástico. Recuerdo que cuando se presentó a la audición nos dejó a todos flipando. Y es muy difícil interpretar a un asesino a sueldo y caerle bien al público, pero él lo consiguió. Eso demuestra que es un gran actor”.

Para terminar, Blake nos avanza sus proyectos: “Acabo de terminar mi nueva novela. Estoy haciendo las últimas revisiones y espero que se publique en Estados Unidos el año que viene. Es semejante a otras de mis obras en cuanto a lo que mucha gente define como mezcla de géneros, como pasa en Wayward Pines o Materia oscuraEspero que sea una novela de esas que te dejan flipado”.

Noticias

anterior siguiente