Enlaces accesibilidad

El Gobierno confirma un nuevo impuesto a la banca y anuncia un tipo mínimo en Sociedades

  • Descarta subir el IRPF y señala que acabará la "arquitectura de deducciones" de las empresas
  • Indica que elevará el techo de gasto de 2019, aunque no ha adelantado cifras

Por
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el pleno del Congreso que aprobó los Presupuestos de 2018
La ministra de Hacienda explica que quieren aumentar los ingresos tributarios para recuperar parte del gasto social perdido en la crisis. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno pretende incrementar los ingresos tributarios mediante nuevos impuestos -como uno para la banca y otro para las empresas tecnológicas, este último ya anunciado por el anterior Ejecutivo del PP- y la reforma de algunos ya existentes, como el Impuesto de Sociedades, donde el Ejecutivo quiere implantar un tipo mínimo del que no podrán bajar las empresas aplicándose deducciones. Respecto al IRPF, no piensa subirlo.

Así lo ha explicado este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una entrevista con la Cadena SER, donde ha afirmado que "no se trata de subir los impuestos a los ciudadanos, sino de crear espacios fiscales nuevos para el siglo XXI.

Se trata, ha subrayado la ministra, de "dar respuesta a los retos de la globalización y de la economía colaborativa, y para contar con los nuevos nichos de actividad, que a veces, hacen competencia desleal a sectores tradicionales y que tienen que contribuir en mayor medida a la redistribución de la renta".

Un impuesto a la banca "novedoso" y "progresivo"

En ese sentiod, Montero ha avanzado que va a llevar al Congreso un impuesto para las empresas tecnológicas que también quería poner en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy.

Según ha explicado, como todas las medidas fiscales que están estudiando no se podrán incluir en los Presupuestos de 2019 que ya están preparando -dado que algunas figuras son de nueva creación-, se irán enviando los proyectos de ley al Congreso para que puedan ser tramitados y entren en vigor a comienzos del año que viene.

Sobre el impuesto a la banca -ya anunciado por Pedro Sánchez antes de llegar a Moncloa-, la ministra ha reiterado que tendrá un carácter finalista, ya que estará destinado a financiar las pensiones.

“Será un impuesto novedoso, porque no hay tantas referencias en el entorno europeo, y será finalista para la Seguridad Social, que es uno de los grandes problemas que tenemos, darle sostenibilidad a las pensiones al medio plazo”, ha subrayado.

Montero ha dicho que esta iniciativa es conocida por el sector porque se recogía en el programa del PSOE. “Es evidente, que cuando a un sector se le aplica una fiscalidad no se pretende que lo reciba con agradecimiento, pero queremos que sea comprensivo, que vamos a hacer algo razonable, progresivo, para que aporten, porque hay margen para hacerlo”, ha explicado.

Acabar con "la arquitectura de deducciones" en Sociedades

En cuanto a los cambios en el Impuesto de Sociedades, la titular de Hacienda se ha propuesto acabar con la "arquitectura de deducciones", que permite a las grandes empresas reducir mucho el tipo por el que tributan.

"Hay diferentes propuestas sobre la mesa. Nos inclinamos por poner un tipo mínimo en las grandes empresas y que no se puedan aplicar deducciones posteriores, porque el tipo teórico no se adecúa al real después de aplicar toda una arquitectura de deducciones", ha explicado Montero.

En la actualidad, el tipo nominal fijado para este impuesto para empresas (25%) está muy lejos del tipo medio efectivamente pagado (en torno al 12%). Así, la idea sería que, por ejemplo, se fijara un tipo mínimo del 15% del que no se podría bajar aplicando más deducciones.

Subida del techo de gasto en 2019

Montero ha dicho además que el Gobierno quiere favorecer la igualdad desde la fiscalidad, por lo que se estudiará si se pueden crear deducciones para aquellas empresas que apuesten por la igualdad efectiva de hombres y mujeres.

En cuanto a la fiscalidad verde, es decir, las tasas medioambientales, Montero ha indicado que el objetivo es implantar una política disuasoria de conductas contrarias al medio ambiente introduciendo, por ejemplo, gravámenes adicionales a productos contaminantes.

En este capítulo, los presupuestos alternativos a los del PP presentados en abril por el PSOE ya indicaban la equiparación de los tipos impositivos que soportan el gasóleo de automoción y la gasolina -sin afectar al gasóleo bonificado para los transportistas y agricultores-, un cambio con el que la recaudación podría incrementarse en 2.140 millones de euros en los próximos cuatro años.

Por otro lado, la ministra de Hacienda ha asegurado que el techo de gasto se incrementará en 2019 y, aunque no ha dado cifras, ha apuntado que se trata de que los ingresos permitan recuperar parte del gasto social perdido con la crisis.

Reestructuración de deuda autonómica

Sobre la financiación autonómica, Montero ha insistido en que no se podrá realizar una reforma "integral" del actual modelo en lo que queda de legislatura, pero sí se podrán acometer cambios, como introducir una mayor armonización fiscal entre las comunidades, "redefinir" el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en cuanto a sus mayorías y reestructurar la deuda autonómica.

Montero ha afirmado que el Gobierno es consciente de las "limitaciones" con las que cuenta para sacar adelante algunas reformas, como es el caso de la financiación autonómica, pero considera posible introducir mejoras en los ingresos de las comunidades y aplicar algunos cambios.

Ha explicado que Hacienda está analizando los planteamientos del Gobierno anterior sobre la deuda de las comunidades, así como la posibilidad de que los vencimientos a corto plazo se puedan alargar a medio plazo. También quiere abordar el estudio "de la totalidad de la deuda", ya que el interés del Ejecutivo de Pedro Sánchez es que las autonomías puedan volver a recurrir a la financiación en los mercados.

De hecho, en ese punto, Montero ha indicado que es "inminente" la autorización a algunas comunidades para que vuelvan a emitir deuda.

No habrá "paquetes presupuestarios" para cada territorio

Aunque ha asegurado que las comunidades contarán con más ingresos, ha advertido que, sin hacer una reforma integral del modelo, será difícil que se pueda llegar a los 16.000 millones de euros adicionales que reclamaba el PSOE desde la oposición.

Lo que sí se intentará -ha añadido- es hacer "más confortable" la senda de estabilidad y otorgarles más capacidad para dedicar más recursos al Estado del Bienestar. "El debate está en cómo blindar la financiación de determinadas competencias", ha apuntado.

La titular de Hacienda ha destacado las prioridades de cada comunidad se establecerán en las reuniones que mantendrá el jefe del Ejecutivo con los presidentes autonómicos y, "en la medida de lo posible", se incorporarán a los Presupuestos de 2019 "con absoluta transparencia".

En este punto, ha querido dejar claro que no habrá "paquetes presupuestarios" para cada territorio, más allá de que cada comunidad traslade al Gobierno sus prioridades. También ha afirmado que las cuestiones que se pacten con una comunidad y que puedan beneficiar al resto, "se harán extensibles a todas aquellas que cuenten con las mismas condiciones".

Noticias

anterior siguiente