Enlaces accesibilidad

Mueren al menos 86 personas en Nigeria en enfrentamientos entre pastores y agricultores

  • Hombres armados con fusiles de asalto han atacado varias localidades
  • Las comunidades compiten por el pasto y el agua 

Por
Mueren al menos 86 personas en Nigeria en enfrentamientos entre pastores y agricultores

Al menos 86 personas han muerto en Nigeria en ataques supuestamente cometidos por pastores armados de la etnia fulani en pueblos del estado central de Plateau, según fuentes de la Policía citadas por Efe. 

La violencia estalló a última hora del pasado sábado en la zona de Barkin Ladi y provocó el domingo ataques de represalia en Jos, capital de Plateau, estado donde suelen registrarse este tipo de conflictos. 

"86 personas murieron, 6 resultaron heridas, 50 casas fueron incendiadas, 15 motocicletas y 2 vehículos a motos fueron quemados", ha afirmado el portavoz de la Policía de Plateau, Terna Tyopev, en un comunicado publicado por los medios locales.

El gobernador del estado, Simon Lalong, declaró el toque de queda desde las seis de la tarde del domingo hasta las seis de la mañana del lunes en las zonas afectadas, e hizo un llamamiento a la población para mantener la calma.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, de la etnia fulani, también ha pedido calma y ha prometido llevar a los responsables hasta la Justicia. 

Ataques con fusiles de asalto 

Los ataques, que empezaron cerca de la medianoche del sábado y se prolongaron hasta la madrugada del domingo, fueron cometidos por grupos de pistoleros con fusiles de asalto que invadieron diez localidades, declaró al diario Nigerian Tribune el parlamentario estatal Peter Ibrahim Gyendeng.

"Mi circunscripción estuvo durante toda la noche bajo un fuerte bombardeo de los pastores", ha afirmado Gyendeng, quien eleva el número de víctimas a las 170. Gyendeng ha denunciado que en las últimas tres semanas se han producido ataques mortales sin que las fuerzas de seguridad hayan hecho nada para impedirlo.

Pam Chollom, un sacerdote de la Iglesia de Cristo en las Naciones (COCIN, en sus siglas en inglés), ha culpado de los ataques a pastores armados y ha explicado que la mayoría de las víctimas regresaban del entierro de un líder de la comunidad, informa Efe. 

549 muertos en 2017

Nigeria vive cada cierto tiempo episodios violentos de enfrentamientos entre comunicades que compiten por recursos naturales como el pasto y el agua, y a los que separan su etnia y su religión. Los pastores nómadas de la etnia fulani, mayoritariamente musulmana, disfrutaban de extensos pastos en el norte, pero la desertificación y los ataques del grupo yihadista Boko Haram les están empujando a llevar sus reses cada vez más al sur. Allí a veces destrozan campos de cultivo de las comunidades de granjeros, mayoritariamente cristianos y pertenecientes a otras etnias, como los berom. 

En la zona central de Nigeria han muerto miles de personas en los últimos años por este motivo. En 2017, los conflictos entre los pastores nómadas y los granjeros locales dejaron al menos 549 muertos y miles de desplazados en la zona, según Amnistía Internacional (AI), que también informó de 168 muertes el pasado enero.

El presidente Buhari ha recibido presiones para atajar esa violencia que amenaza la estabilidad de este estado multiétnico. 

Noticias

anterior siguiente