Enlaces accesibilidad

Mundial de Rusia 2018

Detenido en Moscú un veterano activista LGTBIQ que protestaba al inicio del Mundial

  • Protestaba en la Plaza de Moscú contra las torturas a gays en Chechenia
  • Un día antes, publicaba un artículo contra la homofobia del Gobierno ruso
  • Tras ser liberado, ha vuelto a la plaza donde le detuvieron

Por
El activista Peter Tatchell es detenido por un policía en Moscú
El activista Peter Tatchell es detenido por un policía en Moscú REUTERS EI

La persecución a gays y lesbianas en Rusia es conocida internacionalmente, pero ha vuelto a ser noticia este jueves por la detención de un veterano activista australiano que protestaba al inicio del Mundial de Fútbol, que fue puesto en libertad horas más tarde.

Peter Tatchell, el nombre de este manifestante de 66 años, lleva años defendiendo los derechos de la comunidad LGTBIQ y protestando a favor del cumplimiento de los derechos humanos en distintos países. Es más conocido internacionalmente por intentar arrestar en el año 2001 al expresidente de Zimbaue Robert Mugabe, al que acusaba desde 1990 de tortura y otros abusos de poder.

La FIFA ha permitido que el deporte legitime el régimen de Putin y estoy aquí para protestar

"Estoy en Rusia, pero no por el fútbol. La FIFA ha permitido que el deporte legitime el régimen de Putin y estoy aquí para protestar". Así se expresaba Tatchell en un artículo que él mismo publicaba en Eldiario.es.

Peter Tatchell Detained in Moscow from Chris Amos on Vimeo.

Tatchell contaba en ese diario que era la sexta vez que iba a protestar al país, pero esta vez no para apoyar a los activistas que defendían el desfile del Orgullo Gay, sino por el Mundial.

"A diferencia de los miles de aficionados, no estaré animando en esta fiesta del fútbol. No puede haber relaciones deportivas normales con un régimen que no es normal, como el de Vladímir Putin. La comunidad LGTB+ y muchos otros rusos sufren una persecución promovida por el Estado y la violencia de la extrema derecha. A estos abusos hay que plantarles cara. Por eso estoy en Moscú".

Además, en su artículo denunciaba que en la víspera del Mundial, "grupos ultranacionalistas y de extrema derecha han amenazado con golpear y apuñalar a los aficionados LGTB+" y que "las autoridades no han tomado medidas" contra ellos.

Medidas homófobas en Rusia

En su discurso, Tatchell recordaba las medidas homófobas del Gobierno ruso, como la ley contra la propaganda homosexual de 2013 o la prohibición de los desfiles del orgullo, y denuncia que Putin "apenas ha tomado medidas para frenar a los extremistas homófobos".

Pero "incluso peor", afirma, es lo que ocurre en Chechenia, "que es parte de la Federación Rusa". "El año pasado se vivió una caza de brujas sin precedentes contra los gays. Esto incluye secuestros, detenciones sin juicio, torturas e incluso asesinatos. El cantante Zelim Bakaev desapareció en Chechenia en agosto de 2017 y nadie le ha visto desde entonces", prosigue.

Precisamente, Tatchell intentaba manifestarse en solitario cerca de la Plaza Roja de Moscú con un cartel que denuncia que "Putin falla en su actuación contra la tortura de gays en Chechenia".

Un periodista de Reuters ha visto cómo un policía ruso le decía a Tatchell que era ilegal manifestarse durante la competición deportiva. Tras una larga conversación, ha sido introducido en el coche patrulla.

Tras ser liberado, el propio Tatchell ha vuelto a "escena del crimen", desde donde ha publicado un mensaje en la red social twitter: "Argumenté a la policía que mi protesta en solidaridad con las personas LGTB rusas y chechenas concuerda con la constitución rusa que garantiza la libre expresión y el derecho a protestar. Ninguna ley o decreto presidencial puede anularla.

Noticias

anterior siguiente