Enlaces accesibilidad

EE.UU. estima que el desarme esencial de Corea del Norte puede lograrse en el mandato de Trump

|

Por
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, es recibido en Corea del Sur por el comandante de las tropas estadounidenses en el país, general Vincent K. Brooks
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, es recibido en Corea del Sur por el comandante de las tropas estadounidenses en el país, general Vincent K. Brooks. EFE

Estados Unidos confía en que la desactivación de la mayor parte del armamento nuclear de Corea del Norte tenga lugar antes de que acabe el mandato de Donald Trump, según ha asegurado este miércoles el secretario de Estado, Mike Pompeo, apenas un día después de que el presidente estadounidense rubricara un vago compromiso de desnuclearización con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur.

La cumbre, que reunió por primera vez en la historia a los líderes de ambos países, escenificó el alivio de la tensión que había alimentado sus relaciones hasta hace pocos meses y que había hecho temer un enfrentamiento armado en Corea, pero no supuso avance alguno, al menos de manera pública, en el terreno de las medidas concretas: la declaración final, firmada por Trump y Kim, no especifica fechas ni el alcance de la desnuclearización, y se limita a oficializar el compromiso previo.

Sin embargo, Pompeo ha deslizado que la administración Trump tiene en mente un calendario para el proceso de desnuclearización, aprovechando una charla con un grupo de periodistas internacionales en Seúl después de reunirse con altos funcionarios surcoreanos para informarles de los resultados de la cumbre.

¿Un desarme sustancial? Esperamos poder lograrlo en dos años o dos años y medio

"Seguro. ¿Un desarme sustancial? Esperamos poder lograrlo en dos años o dos años y medio", ha señalado al ser preguntado si esperan progresos relevantes durante el actual mandato de Trump, que acaba en enero de 2021.

Corea del Norte y Estados Unidos, una reunión histórica para poner fin a un odio histórico

Pendientes de las negociaciones

Pompeo, sin embargo, no ha querido confirmar si esos plazos se habían abordado en el encuentro entre Trump y Kim: "Hay todavía mucho trabajo por hacer", ha señalado, en referencia a las conversaciones abiertas con Pyongyang para establecer cómo y cuándo se deshará de su arsenal nuclear.

"No todo el trabajo aparecía en el documento final [de la cumbre]. Aunque hubo muchas otras áreas en las que se alcanzaron entendimientos, no podíamos reducirlos a ponerlos por escrito. Hay trabajo por hacer, pero hay un gran acuerdo ya hecho que va más allá de lo que se vio en el documento final, y que será el punto en el que empezaremos cuando volvamos a nuestras conversaciones", ha explicado.

En cualquier caso, Pompeo también ha dicho estar "confiado en que [los norcoreanos] entiendan que habrá una verificación muy profunda" de los acuerdos alcanzados, aunque, de nuevo, las "modalidades" de esa verificación "se están empezando a discutir".

Pese a todo, el secretario de Estado, que ahora tiene previsto desplazarse a Pekín, no ha sabido precisar cuándo se retomará el diálogo entre Washington y Pyongyang: "Diría que bastante rápido", ha comentado, añadiendo que, quizás, "la semana próxima".

Noticias

anterior siguiente