Enlaces accesibilidad

Los trabajadores de OHL aprueban por mayoría un ERE con 140 despidos y 36 recolocaciones

  • La empresa reduce su estructura en España tras vender la filial de Concesiones
  • El nuevo plan de negocio contempla reducir los costes de estructura a la mitad
  • OHL ya aplicó otro expediente de regulación de empleo para 458 trabajadores

Por
Imagen de la obras de rehabilitación y reforma del Ayuntamiento de Almería
Imagen de la obras de rehabilitación y reforma del Ayuntamiento de Almería. EFE Carlos Barba

La Asamblea de trabajadores de OHL ha aprobado por mayoría el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la empresa constructora para reducir su estructura en España, tras vender la filial de Concesiones, que va a suponer 140 despidos y 36 recolocaciones.

Han dado el sí 298 empleados, de los 332 que han participado en las votaciones (el 89,8%), frente a los 29 noes y cinco abstenciones, de una plantilla compuesta por 613 trabajadores, según han informado a Efe fuentes de la central sindical CCOO.

Los sindicatos llegaron a un acuerdo la pasada noche con la empresa, que tenía que ser aprobado posteriormente por los trabajadores en asamblea, lo que ha ocurrido este viernes, y que supone que se reduzca el número de afectados por el segundo recorte de plantilla aplicado por OHL en menos de un año, que queda en 140 despidos, veinte menos de los previstos inicialmente.

Un año antes, OHL ya aplicó otro expediente de regulación de empleo que afectó a 458 trabajadores de Obrascón Huarte Lain y OHL Industrial.

OHL quiere reducir sus costes de estructura a la mitad

El acuerdo incluye también condiciones económicas y "mejoras en todos los tramos" en comparación con el ERE anterior, según CCOO.

La constructora comunicó el 24 de abril a los sindicatos su intención de poner en marcha un nuevo despido colectivo entre el personal de estructura en España para adaptar sus dimensiones a la nueva realidad de la compañía, tras la venta de Concesiones.

En mayo, presentó su plan de negocio hasta 2020, que contempla reducir los costes de estructura a la mitad y vender activos por unos 280 millones de euros para financiar las salidas de caja que conllevarán su plan de reestructuración y los proyectos fallidos que aún mantiene en cartera.

Noticias

anterior siguiente