Enlaces accesibilidad

Garrido toma posesión de su cargo como presidente y modifica el Gobierno de la Comunidad de Madrid

  • Lo hace tres días después de superar la sesión de investidura
  • Quiere "fortalecer" desde Madrid una España sin proyectos rupturistas
  • Realiza cambios en el Gobierno y otorga poder a Pedro Rollán

Por
Ángel Garrido durante el acto de toma de Posesión como presidente de la Comunidad de Madrid
Ángel Garrido durante el acto de toma de Posesión como presidente de la Comunidad de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El que fuera número dos de Cristina Cifuentes, Ángel Garrido, ha tomado este lunes posesión de su cargo como presidente de la Comunidad de Madrid y realizado varios cambios en su Gobierno, tres días después de que el Parlamento regional aprobara su investidura con los votos a favor del PP y de Ciudadanos, y ha mandado un mensaje de "solidaridad y concordia" para fortalecer, apoyar e impulsar España ante "proyectos rupturistas".

Durante el acto de investidura, Garrido se ha comprometido a gobernar con "colaboración y lealtad institucional a todos", y "en especial a las demás administraciones", incluyendo las otras comunidades autónomas que integran España.

"Una España que no concebimos privada de ninguna de sus partes, ni tampoco sometida a otra política que no sea la del respeto a la Constitución y las leyes, la tolerancia y el reconocimiento de la diversidad, sin imposiciones ni proyectos rupturistas", ha dicho.

Por otra parte, centrándose en la autonomía madrileña, Garrido ha destacado los logros de la región en las últimas décadas como "la dotación de unos servicios públicos" que en algunos casos, como la sanidad, la educación o el transporte, "son de alta calidad" así como el impulso que se ha dado a "la economía y la creación de empleo".

Los retos de Garrido

Como retos, el dirigente regional ha puesto el foco en "reducir y superar las consecuencias sociales de la pasada crisis económica; en dotar de estabilidad y calidad al empleo que se crea; y en consolidar la sostenibilidad de una cartera de servicios públicos cada vez más completa y que llega a capas más amplias de la población".

"Me comprometo igualmente a rendir cuentas de esa labor dentro de un año, cuando termine esta décima Legislatura, para que cuando los ciudadanos vuelvan la vista atrás comprueben que la región ha avanzado, que ha dejado atrás algunos problemas y que está mejor preparada para afrontar otros. Y sobre todo, que puede fijarse a sí misma nuevas metas a partir del camino recorrido", ha dicho.

Asimismo, también se ha propuesto "contar con todos" para impulsar el programa de Gobierno, "escuchando a los distintos sectores de la sociedad madrileña, sin excluir a nadie, anteponiendo siempre el interés general, y de acuerdo con la vocación integradora de esta Comunidad".

Por último, el presidente ha dado su palabra de que tratará de comportarse "con generosidad, con coraje y con franqueza", unas grandes virtudes que ha visto a muchas personas y a los propios madrileños.

Su nuevo equipo de Gobierno

Tras tomar posesión ha anunciado cambios en su Gobierno, entre los que destacan la elección de Pedro Rollán como vicepresidente y portavoz y el nombramiento de dos nuevas consejeras (Yolanda Ibarrola en Justicia y María Dolores Moreno en Políticas Sociales y Familia).

Pedro Rollán, Carlos Izquierdo, María Dolores Moreno y Yolanda Ibarrola.

Pedro Rollán, Carlos Izquierdo, María Dolores Moreno y Yolanda Ibarrola. EFE ell

Por la tarde, ha firmado el decreto que establece el número y denominación de las consejerías, que pasan a ser nueve, una más que hasta ahora. Estarán dirigidas por cinco hombres y cuatro mujeres (dos más que las que había hasta el momento).

Mantendrán sus puestos en Economía, Empleo y Hacienda Engracia Hidalgo; en Sanidad Enrique Ruiz Escudero, en Transportes, Vivienda e Infraestructuras Rosalía Gonzalo; en Educación e Investigación Rafael van Grieken; y en Cultura, Turismo y Deportes Jaime de los Santos.

El hasta ahora consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, será el hombre más fuerte del Ejecutivo tras Garrido al convertirse en vicepresidente (cargo que hasta ahora no existía).

Además, Rollán estará al frente de la Consejería de Presidencia y Portavocía del Gobierno, por lo que también será el nuevo portavoz y asumirá la presidencia del Canal de Isabel II, la empresa pública madrileña epicentro de las investigaciones del caso Lezo.

La actual directora general de Justicia de la Comunidad de Madrid, Yolanda Ibarrola, será la nueva consejera del ramo en sustitución de Garrido, que desde la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta seguía ejerciendo este cargo en funciones al igual que el de consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno.

Por su parte, la directora general de la Mujer, María Dolores Moreno, será la nueva consejera de Políticas Sociales y Familia en lugar de Carlos Izquierdo, que se convertirá en consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

En la Real Casa de Correos

Al acto, celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, han acudido la vicepresidenta primera, Soraya Sáenz de Santamaría; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; la ministra de Empleo, Fátima Báñez; y el presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero.

También han asistido dos expresidentes madrileños Joaquín Leguina, del PSOE, y Alberto Ruiz-Gallardón, del PP, en su primer acto público desde que fue citado como investigado en el caso Lezo.

Noticias

anterior siguiente