Enlaces accesibilidad

Caso Skripal

El exespía ruso envenenado Sergei Skripal recibe el alta hospitalaria

  • Estaba ingresado en el Hospital de Salisbury desde el 4 de marzo
  • Fue atacado con una sustancia neurotóxica de origen ruso junto a su hija Yulia
  • El caso enfrenta en crisis diplomática a Moscú con Londres y la Unión Europea
  • La Policía investiga los movimientos de Skripal, según medios británicos

Por
Sergei Skripal, captado por las cámaras de un supermercado en Salisbury en febrero
Sergei Skripal, captado por las cámaras de un supermercado en Salisbury en febrero. AFP

El exespía ruso Sergei Skripalenvenenado con un agente neurotóxico junto a su hija en Salisbury (Reino Unido), ha recibido este viernes el alta del hospital de Salisbury, tras más de dos meses ingresado, según ha confirmado el Servicio de Salud británico. 

A través de un comunicado, el centro ha informado de que no puede ofrecer "detalles sobre el tratamiento que ha recibido" Skripal, de 66 años, cuyo caso ha abierto una crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia, que ha celebrado la noticia

La consejera delegada del centro sanitario, Cara Charles-Barks, ha destacado que es "fantástico" que Skripal esté "lo suficientemente bien" y ha asegurado que la mejoría de los afectados se debe al "duro trabajo y profesionalidad" de los médicos.

"Este ha sido un tiempo difícil para aquellos relacionados con el incidente, los pacientes, el personal sanitario y la gente de Salisbury", ha añadido Charles-Barks, que ha agradecido al público y al personal clínico el "apoyo y duro trabajo" en estos meses. 

El antiguo doble agente -trabajó para la Inteligencia británica y la rusa simultáneamente-, y su hija Yulia, de 33 años fueron hallados inconscientes en un banco en Salibsury el pasado 4 de marzo después de entrar en contacto con un agente nervioso de tipo militar de fabricación rusa identificado como Novichok. Mientras que el primer policía que los atendió y que también se vio afectado, Nick Bailey, recibía el alta 18 días después del suceso, Yulia abandonó el hospital el 10 de abril, rechazó la asistencia de Rusia y fue trasladada a "un lugar seguro", según informó entonces la Policía británica.

Un antiguo espía ruso, en estado crítico por su exposición a una sustancia desconocida en Reino Unido

Nuevos detalles sobre las recientes actividades de Skripal

El envenenamiento de los Skripal ha supuesto un puzle para los servicios de Inteligencia británicos, que tratan de averiguar desde hace más de dos meses la supuesta motivación del Kremlin para el ataque, cuya autoridad atribuyen a Rusia.

El sábado, la revista checa Respektaseguraba que Skripal se reunió con oficiales de la Inteligencia de República Checa en 2012 y les informó sobre los métodos de espionaje soviéticos; mientras que el lunes, The New York Times revelaba que Skripal viajó a Estonia en 2016 y mantuvo encuentros con los servicios secretos, por lo que varios medios especulan con que la reciente actividad del exespía pudo haber motivado el ataque.

El envenenamiento del exespía Skripal con un agente químico de guerra es una suerte de asesinato a gritos

Según informaba el jueves la cadena Sky News, dichas revelaciones motivaron el interrogatorio de la Policía Metropolitana de Londres a Skripal, con el objetivo de averiguar la vida que llevó el agente retirado en territorio británico. 

Crisis diplomática entre Londres y Moscú

En cualquier caso, mientras prosiguen las investigaciones, las relaciones diplomáticas entre Reino Unido y Moscú se mantienen congeladas.

Días después del incidente, el Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, rompió las relaciones diplomáticas con Rusia y expulsó a 23 diplomáticos rusos, mientras que Moscú hizo lo propio en respuesta. A la decisión de May se adhirieron poco después 14 países de la Unión Europea, Estados Unidos, Canada y Ucrania, que imitaron su movimiento.

Rusia ha negado desde el primer momento estar detrás del ataque y acusa a Reino Unido de orquestrar una "maniobra de distracción del 'Brexit'". Sin embargo, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, que investigó en Salisbury el uso del agente nervioso empleado en el envenenamiento, concluyó en abril que los Skirpal fueron víctimas de una toxina de origen ruso, teoría desmentida por el Kremlin.

El agente nervioso que envenenó a Skripal se fabricó en la Unión Soviética

Noticias

anterior siguiente