Enlaces accesibilidad

La colección Rockefeller se remata por 832,6 millones de dólares, récord histórico en una subasta

  • Casi duplica la cifra alcanzada por la colección de arte de Yves Saint Laurent
  • Un desnudo de la época azul de Picasso se ha adjudicado por 115 millones

Por
Detalle de 'Muchacha con una canastilla de flores' de Pablo Picasso
Detalle de 'Muchacha con una canastilla de flores' de Pablo Picasso. Christie's

Se llamaba Linda, tenía 15 años, vendía flores en Montmartre y ocasionalmente posaba para jóvenes pintores. Uno de ellos era español se llamaba Pablo y años después el mundo se rendiría al genio del artista más cotizado. La joven del cuadro nunca pudo imaginar que su frágil figura desnuda sería inmortal y colgaría en los muros de una mansión en Nueva York cuyos dueños eran David y Peggy Rockefeller.

'Muchacha con una canastilla de flores' Christie's Nueva York

Picasso andaba mal de dinero y vendió la tela por 75 francos a un antiguo artista de circo reconvertido en marchante. El desnudo fue comprado por la escritora Gertrude Stein en un París bohemio y despreocupado. Cuando sus herederos pusieron Muchacha con una canastilla de flores (1905) a la venta, fue adquirido por los Rockefeller y esta semana la obra de la última época azul del malagueño se ha rematado por 115 millones de dólares en la subasta del siglo.

La florista de Montmartre viajará a París en septiembre. El actual comprador tendrá que dejar que Linda vuelva a casa para la exposición Picasso: Azul y Rosa en el Museo d'Orsay, una muestra que estará abierta hasta enero de 2019.

La sala Christie's ha adjudicado los 1.600 lotes de la colección privada de Peggy y David Rockefeller por 832,6 millones de dólares, una cifra que bate todos los récords y convierte la puja en la subasta del siglo. La cifra casi duplica la lograda por la colección de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé (443 millones).

La estrella de la subasta ha sido el picasso que los multimillonarios tenían colgado entre dos ventanas en un salón, pero no ha logrado superar la marca del pintor español (Mujeres de Argel, 179,3 millones de dólares). Otros artistas han disparado su cotización como Claude Monet que ha obtenido su mejor registro con Nenúfares en flor que, tras lucir en la escalera de una de las mansiones de los Rockefeller, ha visto caer el martillo en la cifra de 84,6 millones de dólares. También Henri Matisse bate su récord con Odalisca acostada entre magnolias (80,7 millones).

Los mejores cuadros de la colección Rockefeller

Obras maestras a subasta de David y Peggy Rockefeller

anterior siguiente
13 Fotos 1 / 13 ver a toda pantalla
  • 'Nenúfares en flor'

    Lienzo del impresionista Claude Monet, Nenúfares en flor, perteneciente a la colección privada de David y Peggy Rockefeller que ha logrado un nuevo record para el pintor francés, al adjudicarse por 84,6 millones de dólares en una subasta en Nueva York.

  • 'Muchacha con una canastilla de flores'

    La estrella de la subasta de la colección Rockefeller es este lienzo de la última época azul de Pablo Picasso. El malagueño pintó esta Muchacha con una canastilla de flores en 1905 cuando tenía 24 años. El cuadro se ha rematado en 115 millones de dólares, segundo mejor registro del genio malagueño.

Récord de Diego Rivera

'Los rivales' de Diego Rivera

'Los rivales' de Diego Rivera. Christie's Nueva York

El mexicano Diego Rivera se coloca como el pintor latinoamericano más cotizado con la venta de Los rivales, que se ha rematado por 9,7 millones de dólares. El lienzo que el artista ejecutó en el buque que le llevaba a Nueva York fue su tarjeta de presentación ante la familia. Abby Aldrich Rockefeller ofreció el cuadro a su hijo David como regalo de bodas. La tela colgaba en los muros del salón de la residencia familiar en Maine. Una muestra de reconocimiento a Rivera pese a sus profundas diferencias ideológicas y que dejó sin terminar el mural del Rockefeller Center porque no le dejaron incluir un retrato de Lenin.

La colección que ahora se separa refleja un estilo de vida refinado, en la que los millonarios neoyorkinos disfrutaban de un hopper en el despacho, comían en delicadas vajillas japonesas del periodo Edo o en un servicio de mesa de porcelana de Sevres de la época napoleónica (1,8 millones), ponían flores en un jarrón chino de la dinastía Ming y sus pasos se perdían en valiosas alfombras persas tejidas a mano. Ese esplendor servirá ahora a doce causas benéficas a las que los herederos de los Rockefeller destinarán los más de 800 millones recaudados con la subasta, en la última obra de mecenazgo del matrimonio.

No se vayan todavía, aún hay mas, el 12 de junio saldrán a subasta las joyas de Peggy Rockefeller, 19 lotes que redondearán la cifra alcanzada en la puja de esta semana.

Noticias

anterior siguiente