Enlaces accesibilidad

Macron pide un presupuesto propio para la eurozona al recibir el Premio Carlomagno

  • El presidente francés reivindica los valores europeos en su discurso
  • Anima a arriesgarse y definir la Europa de los próximos 30 años
  • Apela a superar "tabúes" como el gasto público en Francia o el superávit alemán

Por
Macron y Merkel saludan al público en Aquisgrán
Macron y Merkel saludan al público en Aquisgrán. REUTERS/Thilo Schmuelgen

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha insistido en reforzar la zona euro con "un presupuesto propio" que permitiría a los países de la moneda única avanzar más rápido en la integración europea, una propuesta que Alemania acoge con reservas.

Tras recibir en Aquisgrán el Premio Carlomagno por su compromiso europeo, Macron ha señalado que cree en "un presupuesto europeo mucho más ambicioso, una zona euro más integrada, con un presupuesto propio" ante la canciller alemana, Angela Merkel, a la que ha mencionado varias veces por su nombre de pila durante su intervención. También han escuchado sus palabras Felipe VI, Javier Solana o Mario Draghi, entre otros líderes europeos.

En su discurso, Macron ha llamado a dejar atrás las viejas costumbres, hábitos o tabúes de cada uno para "crecer juntos". En este sentido, afirma que Francia ha cambiado y ha abandonado la idea de que el gasto público debe crecer siempre por lo que ha invitado a Alemania a superar el dogma de los "superávits comerciales y presupuestarios".

El líder galo ha subrayado que "Europa ya no funciona con hegemonías sucesivas sino que solo puede luchar por su lugar en el mundo con solidaridades constantes". Ha indicado que la UE debe superar la división norte-sur creada con la crisis económica y la brecha entre Oriente y Occidente que provoca la crisis migratoria, construir una "auténtica soberanía europea".

"Estamos ante grandes amenazas y no podemos dejar que otros decidan por nosotros", aseguró el presidente francés, quien recalcó que Europa tiene el deber de mantener la paz y la estabilidad en Oriente Medio.

El papel de Europa en los próximos 30 años

Macron cree que Europa no puede esperar para definir su papel en el mundo para los próximos 30 años, que debe aprovechar su capacidad de tomar "decisiones claras", manteniendo "las puertas abiertas". Aboga por recuperar la ambición en el proyecto político de la UE y que "no siempre se decida por el denominador común, con el mínimo riesgo y un pequeño paso".

En varios momentos de su apasionado parlamento, Macron ha arrancado los aplausos del auditorio. Se ha referido a que Europa representa "un multilateralismo fuerte" frente al creciente unilateralismo de la administración Trump. Tambien ha mencionado la "Europa de los cafés, del debate, de las universidades, del conflicto de ideas y de la confrontación democrática de las posturas" con una defensa cerrada de los principios irrenunciables del Estado de Derecho.

Ha concluido su intervención diciendo que Europa es una utopía que existe con "hechos pragmáticos y realistas" y ha animado a los líderes europeos presentes en Aquisgrán a ser ambiciosos, asumir riesgos y "seguir escribiendo esta partitura".

El Premio Carlomagno reconoce a venerables artífices de la integración europea, como Helmut Kohl o François Mitterrand. Entre los últimos ganadores se encuentran la canciller alemana o el Papa Francisco, Macron lo ha ganado con solo 39 años y doce meses en el Elíseo.

El presidente francés intervendrá también esta tarde en una conferencia en la Universidad de Aachen ante cerca de un millar de estudiantes.


 

Noticias

anterior siguiente