Enlaces accesibilidad

Detenidas cinco personas en España y Marruecos por captar yihadistas para el Dáesh y animar a atentar

  • En España, los arrestos se han producido en Murcia y Bizkaia
  • Estaban en contacto con yihadistas en Siria e Irak y entre ellos de forma online

Por
Dos detenidos en España y tres en Marruecos de una red yihadista que incitaba a cometer atentados

La Policía Nacional y las autoridades marroquíes han detenido a cinco personas en diferentes puntos de España y de Marruecos que formaban parte de una estructura de reclutamiento y adoctrinamiento del autodenominado Estado Islámico que animaba a atentar en España y otros países de Europa.

El propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado la operación en su cuenta de Twitter.

Las detenciones en España se han producido en Lorca (Murcia) y Abadiño (Bizkaia), en tanto que los otros tres presuntos yihadistas han sido arrestados en Castillejos, localidad marroquí próxima a Ceuta, según han informado en sendos comunicados los ministerios del Interior de ambos países.

Los detenidos formaban parte de la estructura de propaganda del Dáesh y no solo incitaban a la comisión de atentados en Europa, sino que divulgaban vídeos en los que se adiestraba sobre el uso de armas blancas y sobre técnicas de decapitación. Estaban en contacto con yihadistas en Siria e Irak y conectados entre ellos de forma online.

Los detenidos en España

Los arrestados en territorio español son dos varones de 21 y 33 años de origen senegalés y marroquí. Según el Ministerio del Interior, estos dos arrestados formaban parte de una estructura virtual de reclutamiento y adoctrinamiento que buscaba incitar la comisión de atentados.

Enclavados en la estructura de propaganda, estaban conectados entre ellos de forma online, y actuaban como "amplificadores del mensaje violento de DAESH en Internet para aumentar la comisión de atentados en Occidente".

El detenido en Lorca, de nacionalidad senegalesa y 21 años de edad, mostraba elevados índices de radicalidad y era considerado una amenaza por los investigadores al haber manifestado su voluntad expresa de realizar ataques contra la población civil empleando diferentes métodos violentos.

Al parecer, según otras fuentes de la investigación, se encontraba de paso viviendo en casa de unos compatriotas y el aviso de la policía marroquí habría precipitado la operación para su detención en esa ciudad murciana.

El arrestado en Bizkaia tiene 33 años y es de nacionalidad marroquí y residía en un centro de acogida de inmigrantes en Durango, que está siendo registrado este martes por la mañana por la Policía Nacional.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, el centro de acogida está ubicado junto a la iglesia de Santa María, en el centro de Durango, y el mismo edificio es también residencia de sacerdotes. Este detenido había recibido un trasplante de riñón y actualmente se encuentra en tratamiento tras la intervención quirúrgica, han informado las mismas fuentes.

Los dos detenidos en España practicaban su labor de adoctrinamiento hacia personas próximas a ellos y formaban parte de esta estructura virtual de reclutamiento, una red que utilizaba perfiles en redes sociales para llevar a cabo las consignas recibidas por la matriz central de Dáesh.

Divulgaban material propagandístico del Dáesh

Su objetivo era divulgar el material propagandístico de esta organización terrorista como el medio más directo para captar, adoctrinar y reclutar a nuevos miembros. En los vídeos que compartían, se ensalzaba a la organización terrorista, a sus líderes y se humillaba a las víctimas y se incitaba a la comisión de atentados contra la población civil en occidente en nombre de Daésh, según las mismas fuentes.

Además divulgaban material sobre el uso y manejo de armas blancas con movimientos de ataque y ofensivos, contenidos dirigidos a la autocapacitación y a enseñar a otros técnicas de decapitación.

Adoptaban medidas de seguridad como forma de protección, entre otras utilizar aplicaciones de mensajerías instantáneas seguras y recurrir a diferentes líneas de telefonía móvil o asociadas muchas de ellas a terceros.

Según el Ministerio del Interior marroquí, la Policía confiscó durante la operación equipos electrónicos, armas blancas y uniformes de camuflaje militar.

Los tres arrestados en Castillejos estaban implicados en campañas de propaganda y de apología a las "acciones sangrientas" del autodenominado Estado Islámico.

La investigación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción Número 3 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. La operación la han desarrollado de forma conjunta la Comisaría General de Información y la Dirección General de Vigilancia del Territorio de Marruecos, con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Información de Bilbao, San Sebastián y Murcia.

Noticias

anterior siguiente