Enlaces accesibilidad

El FMI insta a España a reducir el déficit público y subir el IVA, en contra de lo presupuestado por el Gobierno

  • Afirma que el déficit se situará en el 2% en 2023, frente al 0,5% del Ejecutivo
  • España, sin embargo, cumplirá el objetivo de deuda marcado

Por
El FMI prevé que el déficit público español se sitúe en el 2% en 2023, frente al 0,5% estimado por el Ejecutivo
El FMI prevé que el déficit público español se sitúe en el 2% en 2023, frente al 0,5% estimado por el Ejecutivo EFE/ Shawn Thew

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido al Gobierno que desligue los Presupuestos del Estado de la senda expansiva y que centre el buen momento de la economía española en subir el IVA y reducir el déficit, el cual prevé que se sitúe al cierre de 2018 en el 2,5% del PIB (tres décimas por encima del objetivo) y que se mantenga en el 2% hasta 2023 (frente al 0,5% estimado por Moncloa).

Así lo recoge en el informe fiscal presentado en el marco del encuentro de primavera del FMI, donde el organismo ha asegurado que, si bien el Gobierno de Mariano Rajoy prevé una consolidación gradual a través de la contención del gasto para llevar el déficit al 0,5% del PIB en 2020, “todavía no se ha establecido un plan fiscal a medio plazo con medidas concretas”.

De esta manera, el Fondo ha pedido al Gobierno que se desligue de unos presupuestos de tipo expansivo -“los más sociales de la historia”, según afirmaba el Ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro- y se centre en todo lo contrario, pues las medidas acordadas frenan el ajuste estructural del déficit de la Administración española.

Según el organismo dirigido por Christine Lagarde, en España, donde el impulso económico sigue siendo fuerte, “se recomienda una consolidación del saldo primario estructural de alrededor del 0,5% del PIB para 2018, con espacio para medidas que se basen principalmente en los ingresos”.

España cumplirá su objetivo de deuda

La deuda del conjunto de las administraciones públicas, en términos de PIB, cerró 2017 en un 98,3% y, según lo presupuestado por el Gobierno, se situará a final de 2018 en el 97%. Sin embargo, el FMI ha previsto que cierre el año en el 96,7% y apunta a una reducción de 1,5 puntos para 2019 (un 95,1% frente al 95,4% del Ejecutivo) hasta alcanzar el 90,9% en 2023. Esto implica, por tanto, que cumpla el objetivo.

"España es parte de un grupo de economías de Europa que clasificamos como economías endeudadas. Para estas economías, no solo recomendamos que eviten políticas fiscales procíclicas, sino que continúen ajustando sus elevados niveles de deuda, que son fuente de vulnerabilidad", ha asegurado el director de Asuntos Fiscales del Fondo, el portugués Vitor Gaspar, al presentar el documento.

El organismo se muestra optimista con el futuro de la deuda pública española, si bien también recoge que España es el país de las economías avanzadas que más ha aumentado su deuda desde 2012. Lo ha hecho en 11 puntos, lejos de economías como Alemania (que la ha reducido en 20 puntos) o Francia e Italia, donde ha aumentado en cinco puntos.

La deuda mundial alcanza el 225 % del PIB, superando incluso el pico registrado en 2009

El positivo pronóstico del FMI para España llega en una coyuntura global en que la deuda mundial se encuentra en máximos históricos, al alcanzar el 225% del PIB mundial, superando incluso el pico registrado en 2009, por culpa en gran parte del creciente endeudamiento de China.

La deuda pública juega un papel importante en este aumento global, lo que refleja el colapso económico durante la crisis financiera mundial y la respuesta política, así como los efectos de la caída de 2014 en los precios de las materias primas y el rápido crecimiento del gasto en el caso de los mercados emergentes y los países en desarrollo de bajos ingresos, ha explicado Vitor Gaspar.

España tiene margen para llevar a cabo una subida del IVA

El Fondo Monetario Internacional también ha asegurado en su informe que España tiene margen para llevar a cabo una subida del IVA, lo que “eliminaría las distorsiones económicas y crearía un espacio para el gasto favorable al crecimiento”.

El organismo cree que en España estas distorsiones están relacionadas con la recaudación del IVA: por una parte, por razones de la estructura del impuesto y, por otra, por lo relativo al fraude en su cumplimiento. Si bien este último solo representa el 0,05% del mismo, la primera afecta a la totalidad de los 0,6 puntos de ingresos que se pierden. O, lo que es lo mismo: es uno de los países con menos fraude en el IVA de la Unión Europea.

El FMI ha asegurado, además, que España es uno de los países que más deja de ingresar por sus tipos reducidos (10%) y superreducidos (4%), por lo que un aumento de los mismos beneficiaría en gran medida a las cuentas públicas.

Noticias

anterior siguiente