Enlaces accesibilidad

J.A. Bayona: "Todavía estoy empezando a entender lo que quiero contar"

  • El cineasta recibe en Málaga el Premio Retrospectiva del Festival de Málaga
  • El rey Midas del cine español estrena en junio Jurassic World: El reino caído

Por
Juan Antonio Bayona posa ante los medios antes de recibir esta noche el Premio Retrospectiva durante el XXI Festival de Cine en Español de Málaga.
Juan Antonio Bayona posa ante los medios antes de recibir esta noche el Premio Retrospectiva durante el XXI Festival de Cine en Español de Málaga. EFE tr

J.A. Bayona recibe en Málaga un premio llamado Retrospectiva. Tiene el mismo sentido que otorgarle un premio llamado Futuro o Presente. “Es curioso sí, porque ahora estoy empezando a entender lo que quiero contar”, reconoce sin falsa modestia. “Pero bienvenido sea porque como llevo tanto tiempo fuera de casa, volver a Málaga es especial". Bayona produce además I hate New York, un documental de Gustavo Sánchez que retrata la vida de cuatro activistas transgénero de la escena underground neoyorquina.

Bayona ha heredado de Amenábar el título de rey Midas del cine español. Dice que este viernes termina al fin Jurassic World: el reino caído, la continuación de la saga de dinosaurios que inició y produce todavía Steven Spielberg. “Es alguien encantador, y menos mal, porque imagina que me ce mal, con todas las películas que tengo suyas”, bromea. El estreno en todo el mundo tendrá lugar en junio.

Pero, para honrar a la palabra Retrospectiva, viajamos a 1999, cuando un Bayona de 23 años presentó en Málaga su primer cortometraje: Mis vacaciones. “Era sobre un niño que contaba las vacaciones en su pueblo y se metía en una película”, recuerda. “Y en Lo imposible hay una choque entre la vida anterior y posterior; y Un monstruo viene a verme habla de eso: la fantasía para procesar la realidad. Cuando reflexiono sobre la vida acaban apareciendo el cine, la fantasía y la fabulación”.

Bayona rastrea así en su obra una coherencia que Guillermo del Toro (que produjo a Bayona El orfanato) pedía en Málaga para la obra de cualquier creador. El cineasta reconoce, eso sí, una evolución en la práctica de su oficio, “Antes era más autoritario, pero eso son inseguridades. Con el tiempo aprendes a relajarte y comprendes que una buena idea aparece en cualquier momento de cualquier persona”.

Se siente un completo privilegiado. “Tengo muchos proyectos, unos en EE.UU. y otros en España. Y pocos directores tienen ese privilegio. Los americanos, desde luego, no lo tienen”, razona.

Afirma que cuando estudiaba cine los profesores estaban obsesionados con el ‘qué contar’. “Pero eso da igual, a veces se trata de contar un sentimiento. Claude Sautet dijo que cuando aprendió a hacer un cine que fuese accidental descubrió que podía crear emociones que solo podía hacer la música”.

¿Qué es para Bayona el cine? “Cuando intentas hacer una película intentas llegar a lo más profundo. Es saber reaccionar al misterio”, explica. Y el término misterio le sirve para diferenciar televisión de cine. “Hay mucha televisión en el cine, pero no tanto cine en la televisión. El cine es misterioso, desde el momento de estar en la oscuridad con extraños. En la televisión hay menos misterioso”.

Pese a haber dirigido capítulos de Penny Dreadful, admite que no ve series porque el poco que rasca lo consume viendo cine. Isla de perros, de Wes Anderson, está entre las últimas películas que ha disfrutado.

Y se sacude la presión ante las expectativas jurásicas. “Vivimos en una época vertiginosa, y según la carrera avanza sientes más presión y responsabilidad. Recuerdo que Nadal acababa de ganar su noveno Roland Garros y le preguntaban: ¿para cuándo el décimo?”, afirma mientras ríe.

Noticias

anterior siguiente